Prensa Indigena Inicio

  • Naci89.jpeg
  • Naci814.jpeg
  • As3b.jpeg
  • Inve11.jpeg
  • Losa5a.jpeg
  • Ladeu5c.png
  • Inva1b.jpg
  • Mas2.jpeg
  • Hoy30J.jpeg
  • Juez1.jpeg
  • Inte6.jpeg
  • Ladeu5b.jpg
  • Exte5c.jpeg
  • Elim2b.jpg
  • Naci810.jpeg
  • Cu9.jpeg
  • Com11.jpeg
  • Laex3.png
  • Naci85.jpeg
  • 25en8c.jpeg
Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena. 8 de agosto.-Se inicia la investigación social sobre el funcionamiento del Programa de Comedores Escolares y Refrigerio en Chaco. Producto de la precaria situación nutricional de niños y de adolescentes que forman parte de amplios sectores sociales que viven por debajo de las líneas de pobreza e indigencia se implementa el Programa de Comedores Escolares y Refrigerio.
En los establecimientos educativos del sistema público, a cargo de la Subsecretaría de Políticas Socio-educativas del Ministerio de Educación del gobierno chaqueño.
Frente a la pobre situación nutricional de muchos alumnos, que afectan o retardan su salud neurológica y orgánica, se ha implementado el programa referido.
Los padres son consientes de la gravedad nutricional y socio-sanitaria de sus hijos, pero por los bajos ingresos de las familias chaqueñas son insuficientes los recursos que destinan para comprar alimentos, lo que naturalmente conspira contra una ingesta saludable, equilibrada y nutritiva.
Sin embargo, poco pueden hacer para mejorar el suministro alimentario en las mesas familiares, a tal punto que en la mayoría de los casos la comida se reduce, prevalentemente, a una mono-dieta hidrocarbonada, que por acumulación ha generado mal nutrición y anemia generalizada en los pibes.
Con consecuencias inevitables, entre los cuales no se puede dejar de mencionar las dificultades de los niños para mantener la atención y la concentración necesaria para el aprendizaje escolar.
Se sabe que los niños de 7 a 10 años necesitan comer a valor de 2.000 calorías diarias, mientras que los de 11 a 14 requieren 2.500 calorías.
Las calorías, para ser equilibradas y saludables, según las reglas dietéticas ortodoxas, deben estar compuestas un 50 % de hidratos de carbono ricos en fibra, un 35 % de lípidos (grasas) y un 15 % de proteínas (carnes blancas, pescado, marisco, clara de huevo, lácteos, etc).
Las dietas menos ortodoxas reducen la proporción de hidratos de carbono al 40 %, los lípidos al 30 % y elevan las proteínas al 30 %, que es la postura nutricionista más saludable para promover la salud y prevenir las enfermedades, que es la clave de la atención primaria de la salud que lamentablemente no se implementa en Chaco.
Este segmento poblacional de niños es el que debe estar asistido alimentariamente por el Programa de Comedores Escolares. Por la información publicada por el Ministerio de Educación, serían 225.169 el total de alumnos de hasta 14 años que el Programa de Comedores asistiría para cubrir sus necesidades alimentarias.
Sin embargo, a junio de este año la “ración” habría sido elevada a $2,80 por alumno, monto que naturalmente no permite la elaboración de un almuerzo equilibrado y nutritivo, sino que simplemente sirve para “llenar la pansa”, según las tasas de metabolismos promedios con las que se miden las actividades de los alumnos, comprendiendo las ligeras a moderadas y los períodos de descanso.
Un almuerzo nutritivo, que proporcione las calorías necesarias para los alumnos, supone un valor de 12 pesos promedio por persona para chicos de 7 a 14 años, tomándose en cuenta los precios de las mercaderías en plaza al mes de junio/14, que contengan hidratos de carbono, lípidos y proteínas.
Los primeros datos de la investigación social que se inicia revelan que los almuerzos y refrigerios que se brindan en los establecimientos escolares del sistema de educación pública inexorablemente conducen a niños y adolescentes a estadios de mal nutrición y anemia.
Los pibes son los petisos y gordos de la pobreza, justamente porque comen harina y grasa.
El escaso valor económico de la “ración” no cubre las necesidades alimentarias de los chicos que forman parte del universo de las familias en situación de pobreza e indigencia, lo cual define un modelo de gestión que no ataca las causas de las enfermedades de los pibes.
No previene las enfermedades y explica –al mismo tiempo- el escaso nivel de atención, concentración y memoria que impide o dificulta el necesario aprendizaje de los alumnos medido con los indicadores de calidad educativa.
Esto también explica el crítico nivel de educación que campea en Chaco. Todo indica que no se ha comprendido que la comida es el correlato de la salud y de la prevención de las enfermedades. Tampoco se entendió que la salud es el correlato de la vida.
Este esquema permite comprender el actual cuadro socio-educativo y sanitario negativo que atrapó a amplios sectores sociales, especialmente a los niveles de mayor vulnerabilidad (niños y adolescentes), que están malcomidos, lo que plantea un presente muy duro y un futuro inmediato degradado.
Los niños/adolescentes malcomidos están mal constituidos desde el punto de vista biológico, mental y emocional. Están “modificados”. Es frecuente advertir en ellos depresión, estrés y ansiedad, que habitualmente se canalizan por la violencia y las agresiones.
Por mal comidos, también muchas veces se exteriorizan por vía de abulia, desinterés y decepción porque –tal vez- son consientes de que no avanzan en función de los escasos resultados que obtienen. Llegan al extremo de sentirse vencidos.
En estos casos, claudican y se rinden, amoldándose y resignándose a la realidad tal cual perciben.
El entorno próximo conspira contra la individualidad de estos niños adolescentes, muchos de los cuales se repliegan y luego se lanzan por vía de las adicciones, la violencia y el delito, ante un sistema familiar, social, educativo y sanitario que no los contempla y no los contiene.
Viven al día. Están sin proyecto de vida. No confían en llegar a adultos y, menos, a viejos. En el marco de estas apreciaciones preliminares, graves y preocupantes, iniciamos la investigación social sobre el funcionamiento del Programa de Comedores Escolares y Refrigerio del Chaco.
Ya encontramos datos sumamente desalentadores. Resta ahora que el Ministerio de Educación informe todo lo relativo al Programa, para lo cual hemos solicitado toda la información disponible en tal área, que fue sintetizado en la nota que integra este anuncio, presentada el pasado 7 de agosto.
Esperemos que respondan con rapidez y plenitud para avanzar en las soluciones de esta grave problemática.
Resistencia, 07 de agosto de 2014.
Señor Ministro de Educacion, Cultura, Ciencia y Tecnología del Gobierno de la Provincia del Chaco.
Prof. Sergio Soto.
Su Despacho.
Referencia: Solicita Información/Documentación sobre el Programa de Comedores Escolares y Refrigerio de la Provincia del Chaco en orden a los siguientes puntos:
1) Monto o valor de la ración diaria por alumno de los comedores escolares a julio/14;
2) Monto de la ración diaria por alumno de refrigerio a julio/14;
3) Sistema implementado para financiar el programa: ¿Se entregan fondos a los responsables de los Establecimientos o se los proveen de mercaderías para la elaboración de la comida o del refrigerio o es un sistema combinado (mix)? En su caso, describa la modalidad implementada;
4) Sistema de control y de auditoría institucional sobre cada Establecimiento con la finalidad de que se garantice que los fondos destinados a comedores y refrigerios efectivamente se utilicen a la elaboración de comida y refrigerio.
En su caso, describa el sistema aplicado y pautas que normativizan el funcionamiento del sistema de control y de auditoría;
5) Último mes pagado a los Establecimientos, en el total provincial;
6) Montos totales mensuales pagados en concepto de raciones para comedores escolares en el ciclo 2013 y meses de 2014;
7) Montos totales mensuales pagados en concepto de raciones para refrigerio en el ciclo 2013 y meses de 2014.
8) ¿En cuántos Establecimientos escolares funcionan los comedores? En su caso, brindará la nómina de los mismos, sus denominaciones y ubicaciones geográficas;
9) ¿En cuántos Establecimientos escolares funciona el sistema de refrigerio? En su caso, brindará la nómina de los mismos, sus denominaciones y ubicaciones geográficas;
10) ¿Cuántos alumnos resultan beneficiarios del Programa a nivel provincial, con el desagregado de los que asisten a los Establecimientos que funcionan en el Área Metropolitana, en el ciclo 2013 y meses de 2014?
11) Control Nutricional: ¿Se realizan controles nutricionales de los alumnos para determinar el valor nutricional de las ingestas? Si así fuere, informe los parámetros de control y los grados de eficiencia y eficacia del sistema;
12) Eficiencia y eficacia asistencial y nutricional total del Programa de comedores escolares y refrigerios. Informará los parámetros de valoración y los resultados;
13) Valor nutricional tabulado en concepto de almuerzo y refrigerio por alumnos, tomándose en cuenta sus estados nutricionales, edades en base a las medianas de alturas y pesos. Para el caso, la información que se solicita deberá ser desagregada por Establecimientos.
14) Si existiera un programa de coordinación con el Ministerio de Salud, informe los resultados hallados en el ciclo 2013 y meses 2014; y
15) Cualquier otro dato de interés que tenga relación y/o vinculación, directa o indirecta, con la investigación social que estamos realizando.
++++
Me dirijo a Usted, en mi calidad de coordinador del Centro Mandela, con sede en Avda. Alberdi 338, Planta Baja, Ciudad, a los fines de solicitarle la entrega de la totalidad de la información solicitada en REFERENCIA y los instrumentos que avalen el futuro informe.
La entrega de la información/documentación solicitada deber ser plena y total, además de oportuna, porque se la requiere bajo el expreso apercibimiento contemplado en los arts. 6 y 8 de la ley 6.431.
Además de lo dispuesto por el art. 248 del Código Penal Argentino, con lo cual no se nos puede impedir el acceso -en las condiciones establecidas por la ley en aplicación- a la documentación e información pública requerida.
Porque el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Gobierno de la Provincia del Chaco está obligado a la entrega requerida para transparentar el funcionamiento del Estado y la gestión de gobierno.
La entrega de la totalidad de la documentación/información solicitada deberá efectuarse en un término no mayor de quince (15) días, conforme lo dispone el artículo 4º de la Ley 6.431, la que podrá efectivizarse en la sede de este Ministerio, para lo cual se nos debe notificar por escrito de tal situación, o en nuestra sede y/o domicilio legal, sito en Avenida Alberdi Nº 338, Ciudad.
Para completar el requerimiento, expresamente se consigna que lo solicitado se cursa bajo el apercibimiento legal contemplado en los artículos 6º y 8º del referido texto legal, más lo previsto -por acción u omisión inexcusable- por el artículo 248 del Código Penal.
La información/documentación requerida no tienen el carácter de contenido y/o instrumentos legales SECRETOS puesto que no se pone en riesgo la seguridad de la Nación, de la Provincia del Chaco, ni de la población.
Tan es así que no existen avales legales que pudieran asignarle tal naturaleza jurídica a la información y a los instrumentos que avalen el informe requerido.
Por último, legitima sobradamente nuestra pretensión el INTERÉS PÚBLICO de los chaqueños en virtud de que está de por medio la salud (comida) de los alumnos, que es el correlato de la vida, como también la formación y educación de los mismos.
Que es un compromiso ineludible del Estado como tal, entendido como territorio, población y gobierno, lo que establece el derecho/deber de todos sobre la especie sometida a investigación social.
Saludos a Usted, atentamente.
http://www.centromandela.com/?p=9443