Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. 18 de julio.- Los aviones de matar, tienen ese destino, matar, en Palestina o en Ukrania, en Siria o en Colombia. Y cuando "desfilan" en nuestros cielos, sus piruetas pueden dejarnos con la boca abierta, sí, pero no pueden impedirnos pensar que su objetivo no es artístico, porque si es artística la muerte y la destrucción, entonces.. apaga y vámonos.
El viernes anterior la Coordinadora Asturiana de ONGd intervino en el Pleno del Ayto de  Gijón, explicó las razones fuertes para que el festival del 27 de julio deba suspenderse, y pidió cuentas.
Se las dieron, más de 200mil euros lleva gastados el ayto. Pero cada año, su aportación sube, mientras Bajan, en picado, las aportaciones sociales entre ellas la llamada cooperación internacional al desarrollo, en las que Xixón había sido modelo.
La pedagogía de la muerte se confronta con la pedagogía de la vida. Es cierto que la propaganda militar del festival es muy hábil, no en vano cuesta mucho dinero.
Y quienes van a "mirar al cielo" ese día se sorprenden de que haya un grupo de gente, con avioncitos de goma, con globos de jabón, que les señalan esa elemental pedagogía de los Valores educativos que se confrontan, de frente, con el militarismo, con los instrumentos de destrucción, con las peripecias, que si fueran civiles y no militares, tal vez tuvieran distinta mirada.
"Se venden" aviones y modelos de armamentos en Xixón, mucho más de lo que se imagina, porque en cada ciudadana que ha visto mupis, propaganda, subterfugios, por cada rincón de Asturias, no le han dicho nunca el cometido de esta exhibición:
El cometido no es entretener, es convencernos de que se puede seguir destruyendo, con alta tecnología, con mucho ruido, y que encima nos quedemos con la boca abierta. Esa expresión de sorpresa nos impide relacionar corruptelas como las que se denuncian.
Nos tapa la posibilidad de comprobar, en cifras públicas, el despilfarro militar "en tiempo de crisis", nos pone pantalla acústica y visual para alejarnos de los "pactos contra la pobreza" que firmaron todos los partidos y se incumplieron a mansalva.
Esperamos que no haya afectaciones más graves, desde Xixón a Llanera, que las que todos los años sufren las personas más sensibles a los extremos ruidosos de los aparatos de matar, ya que entre los "añadidos de gasto".
Es decir, los miles de litros de combustibles, los seguros millonarios, los trasportes diversos, las dietas y los regalos camuflados, no está una medición en Xixón y alrededores, de la afectación a nuestra salud de esta propaganda militar continuada.
La Codopa sigue recogiendo firmas esta semana:
http://www.codopa.org/cooperacion-desarrollo-comunidades-empobrecidas/portada/no-al-nbspfestival-aereo-ciudad-de-gijon-2014_3360_2_3477_0_1_in.html
http://www.codopa.org/cooperacion-desarrollo-comunidades-empobrecidas/codopa/destacados_16_1_ap.html
Una de las últimas de facturas falsas (parece que no podremos invitar a este teniente a una charla, por ahora.
http://www.eldiario.es/andalucia/destapa-presuntas-corruptelas-Ejercito-espanol_0_281022255.html