(Por Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena)*
Asturbulla, 18 de julio.- Palestina bajo el fuego sionista y la complacencia de muchos gobiernos poderosos y la protesta de otros gobiernos y muchas colectividades.
Mañana se cumplen 35 años de la Revolución Popular Sandinista. Es decir 35 años de que la insurrección popular nicaragüense, que acompañó y culminó la lucha guerrillera inspirada en el general de hombres libres Augusto C. Sandino, inundara las calles y plazas de Managua, mientras la familia de los Somoza recogía sus pertenencias y huía.
Una de las películas que recogía aquella gesta se llamó Bajo el Fuego. En el contexto de la guerra nicaragüense la peli gringa rodada en Oaxaca-México acoge el dilema de la neutralidad de los periodistas.
No es el mismo dilema de ahora con respecto a las masacres en Palestina. La mayoría de los periodistas lo tienen claro. O están contra el exterminio planificado del pueblo palestino, o están a favor de él.
La controversia sin embargo se da en mayor medida en los propietarios de los medios. Casi todos en la órbita de los intereses económicos avalan el sionismo de una u otra forma, y sustentan sus ridículas argumentaciones a fuerza de repetirlas, de monopolizarlas.
De esconder otras razones de vida, como las de las propias organizaciones palestinas, las de los funcionarios de la ONU sobre el terreno o las de los judíos antisionistas, que se juegan su integridad, cuando les endilgan como más suave el apelativo de antipatriotas, muy parecido.
Por cierto, a los insultos gordos y descalificaciones que tuvieron que soportar las Madres de la Plaza de Mayo, en la Argentina dictatorial que celebraba su mundial de fútbol y lo utilizaba para esconder aún más a los miles de Desaparecidos/as.
Bajo el Fuego, Latino, La Canción de Karla, Sandino, Alsino y el Cóndor, Mujeres de la Frontera.. son películas que han recogido la significativa experiencia de la revolución nica.
En su momento, cuando en 1981 Reagan comenzó su asedio militar y económico, se convirtió en un referente parecido a la actual Gaza y recogió por ello las solidaridades más diversas en todas las esquinas del mundo.
En Asturias posiblemente más, con miles de personas que viajaron allá, siguiendo la estela dejada por el cura guerrillero Gaspar García Laviana, que había muerto peleando solo unos meses antes del triunfo..
Ahora, 35 años después en Nicaragua La Plaza volverá a llenarse de cientos de miles de personas, pero la situación es otra. Las medidas del gobierno, sandinista, están consensuadas con el empresariado criollo que ha tenido una buena etapa de expansión de sus ganancias.
Y está acordada o más bien impuesta por el empresariado extranjero, que comienza ya a construir en diciembre el viejo proyecto de Canal Interoceánico, con una empresa con sede en Hong Kong, pero con la complacencia económica de USA y Rusia...
Y seguramente que, por las dimensiones de la Obra, con pérdida irremediable de la Soberanía por la que luchó Sandino y cientos de miles de mártires nicaragüenses.
La situación es otra pero el gobierno nica se enmarca entre quienes piden cuentas a Israel y a la ONU, acogen a los diplomáticos palestinos y sustentan la necesidad de enjuiciar a los criminales.
Ahora, 35 años después, en Palestina la ocupación sionista persiste, se ha agravado con nuevos territorios robados, con un Muro del Apartheid que el Tribunal de la Haya condena, pero que nadie, ningún tribunal, se atreve a enjuiciar a los responsables y meterlos en la cárcel.
Se han destruido tres flotillas de la Libertad en aguas internacionales, y una humilde barquita, el Arca de Gaza, era atacada con un misil sionista para que no ostentara tan magnífico nombre y aspiraciones de la Solidaridad elemental.
Sin embargo, sobre los cadáveres de niñas y niños masacrados, sobre el cuerpo de Mohamed Abu Judair al que hicieron tragar gasolina para después quemarlo vivo, sobre el de su primo Tareq, que en realidad tiene pasaporte gringo por haber nacido en Florida, pero estaba visitando a su familia.-
Y por eso, por ser gringo de papeles, el presidente gringo tuvo que decir una frase de “preocupación” sin ningún otro gesto que no sea el apoyo sin fisuras al genocidio palestino… a pesar de todo ello.. la mayoría de quienes miran con atención a Palestina no creen que en tanta destrucción y tanta muerte haya ninguna derrota…
en tantos hospitales atacados, en tantas escuelas destrozadas, empero... sobre esas ruinas, la mayoría están viendo Fuerte la Resistencia Palestina, que es una medida de la Dignidad de la Humanidad, que está en juego, para los tiempos venideros, como lo estuvo, y se pudo medir en el tiempo.
Esa resistencia  y esa dignidad en juego, en la humilde Nicaragüita, frente al gran imperialista del norte, durante toda la guerra de agresión de 1981 a 1990... que incluyó la destrucción del puerto de Corinto, único caso por el que las Cortes Internacionales condenaron a USA...
¡Viva la Revolución Popular Sandinista de 1979!
¡Puxa la Resistencia Popular Palestina que nos defiende, a toda la humanidad, del holocausto sionista!
*Javier Arjona, mineru xubilau, vivió tres años y medio en el norte de Nicaragua.
www.AsturBulla.org
http://www.asturbulla.org/index.php?option=com_content&view=article&id=25204:gaza-bajo-el-fuego-&catid=82:palestina&Itemid=161