(Publicado en Cubadebate)

Recibido de Arysteides Turpana, 17 de junio.- Una abultada deuda pública de más de 20 mil millones de dólares, incluidos los contratos llave en mano, tendrá efectos negativos para el nuevo gobierno de Panamá, afirmó hoy el analista financiero de la firma Indesa, Felipe Chapman.
El especialista recomendó al próximo gobierno prudencia y responsabilidad en el manejo de la deuda y las finanzas públicas pues el manejo del gasto del gobierno saliente ha sido deficiente y poco transparente y eso lo complica todo.
Además, dijo, hay una percepción generalizada de que la asignación fue hecha de forma empírica, pues se desconocen los criterios y fundamentos utilizados por el gobierno de Ricardo Martinelli para priorizar la asignación de recursos públicos.
Se agrega a ello, expresó, que los diputados de la Asamblea Nacional fallaron al no cumplir con su correspondiente rol de ser contrapeso y poder fiscalizador de la asignación del uso de los dineros de los contribuyentes.
Hasta mayo de 2014, recordó, la deuda del Sector Público No Financiero (SPNF) alcanzó 17 mil 454 millones de dólares de acuerdo con el último reporte del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la mayor parte, 72 por ciento, en manos de acreedores privados.
Si a ese monto se le añade los contratos llave en mano y otros sacados del sistema de contabilidad, la deuda pública sobrepasa los 20 mil millones de dólares, indicó, y su mayor incremento fue en los primeros cinco meses del 2014 cuando la campaña electoral estaba en su apogeo.
Según las estadísticas del MEF, de diciembre de 2013 a mayo de 2014 la deuda se incrementó en mil 741 millones de dólares, es decir, 11 por ciento del total. Cuando Martinelli asumió en 2009, la deuda del SPNF sumaba 10 mil 830 millones.
(Con información de PL)•