Prensa Indigena Inicio

  • Lascu7.jpg
  • Gra3b.png
  • Ase9.jpg
  • Elgi8.jpg
  • Gra3c.png
  • Rech11aa.jpg
  • Quepa4bb.jpg
  • Conci2a.png
  • Evo10.png
  • Lop2.jpeg
  • Greta1.jpeg
  • Dece6.jpeg
  • Desdeg11c.jpg
  • Lapa55.jpg
  • Ay7.jpg
  • Mex6a.jpg
  • Cong6.jpg
  • Ra6a.jpg
  • Den2.jpeg
  • Est7b.jpg

 

(Por Jenaro Villamil)

 

Recibido de José Albavera, México, D.F., 11 de junio. (Proceso).- Aunque el PRD había proclamado que la iniciativa de Enrique Peña Nieto en materia de telecomunicaciones y radiodifusión era anticonstitucional, sus senadores negociaron con el gobierno federal y se declararon “listos” para discutir y aprobar el paquete en estos días.
Contra su afirmación de que obtuvieron algunos “avances”, el panista Javier Corral los acusó de haber negociado “en lo oscurito” a cambio de “migajas”.

 

Sobre el documento resultante, Avances y pendientes (obtenido por Proceso), Corral observa que mantiene en manos de Gobernación la administración de los tiempos del Estado, y en cuanto al tema de preponderancia, “lo deja casi igualito al dictamen de Lozano”.

 

Sorpresivamente, la bancada del PRD en el Senado de la República hizo público el hecho de que durante 10 días encabezó una negociación con el gobierno federal y con el PRI para avanzar en la iniciativa presidencial de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión, después de que el mismo partido había calificado de anticonstitucional el proyecto de Peña Nieto.

 

Inclusive había frenado el intento de acelerar la aprobación de un “predictamen” que presentó el senador panista Javier Lozano el 22 de abril, durante una atropellada reunión de comisiones unidas.

 

El coordinador de la bancada senatorial del PRD, Miguel Barbosa, anunció el domingo 1 de junio que ya estaban listos para convocar a un periodo extraordinario en la primera quincena del mes que se iniciaba con el fin de aprobar la ley secundaria en la materia.

 

Y reveló que se habían logrado avances sustanciales en la negociación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y con la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, sobre todo en derechos de audiencias, eliminación de la censura en internet y contenidos.

 

La declaración de Barbosa generó desconcierto entre organizaciones y especialistas cercanos al PRD, silencio de los coordinadores del PRI y del PAN, anuencia del panista Javier Lozano y una dura crítica del también panista Javier Corral, quien acusó al PRD de negociar “en lo oscurito” con el gobierno federal.

 

Y de aceptar “migajas” en derechos de audiencias, medios sociales y funciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones, sin avances en temas fundamentales, como preponderancia y medidas de fomento a la competencia, propiedad cruzada, multiprogramación y retransmisión.

 

“Me sorprendió saber que el PRD está sentado con el gobierno negociando la reforma de telecomunicaciones.

 

Decir que el PRD está listo para un periodo extraordinario me parece un signo muy preocupante, pues el PRD se ha estado oponiendo a que la reforma petrolera sea tratada junto al Mundial de Futbol”, expresó Corral el 3 de junio…

 

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1962 de la revista Proceso, actualmente en circulación•