CRIC, Medellín, 5 de junio.- Ella nos parió sanos y está cansada de recibir cadáveres sembrados a las malas. Desde hace más de cuatro décadas el conflicto armado en el departamento de Antioquia ha sido una constante, la población campesina e indígena ha sufrido las barbaries de esta confrontación entre los distintos grupos armados legales y al margen de la ley.
Sin embargo, esta constante en los últimos años se ha ido incrementado, situación que viene perjudicando especialmente a las comunidades indígenas, quienes han sido víctimas de asesinatos, han tenido que salir desplazadas de sus territorios o viven en situación de confinamiento por temor a caer en el fuego cruzado de los grupos armados que se disputan la guerra y el control territorial.
 
Por sólo mencionar algunos casos, tenemos que desde hace cerca de un año, Luis Domicó, gobernador indígena de Saundó en el municipio de Chigorodó se encuentra desaparecido, hace seis meses Lizarde Morales Domicó, botánico indígena Embera Eyabida fue asesinado por grupos armados en el Urabá antioqueño y tan solo en el último mes cerca de 22 indígenas entre quienes se encontraban 8 niños y 14 adultos se vieron obligados a salir desplazados del Corregimiento de Puerto Bélgica Ponciano, en el municipio de Cáceres.
Hoy la situación no ha mejorado y por el contrario tiende a recrudecerse. Ante esta situación la Organización Indígena de Antioquia -OIA- emprende una serie de acompañamientos humanitarios a la población indígena que iniciaremos el día 19 de junio de 2014 en el municipio de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño, en donde cerca de 60 familias indígenas se encuentran en situación de confinamiento.
Invitamos a las instituciones gubernamentales, organizaciones sociales y medios de comunicación a acompañar este proceso, y con ello contribuir a detener el etnocidio que se cierne sobre los pueblos indígenas de Antioquia.
De igual manera a que nos acompañen para exigir a los grupos armados el respeto por la vida, el territorio y la autonomía de los pueblos.
“La madre tierra no quiere más violencia, ella nos parió sanos y está cansada de recibir cadáveres sembrados a las malas. (Pensamiento indígena)”.
http://www.oia.org.co/index.php?option=com_content&view=article&id=429%3Ala-madre-tierra-no-quiere-mas-violencia-ella-nos-pario-sanos-y-esta-cansada-de-recibir-cadaveres-sembrados-a-las-malas&catid=59%3Aoia-al-dia&Itemid=26289&lang=en
Organización Indígena de Antioquia.
Frente al fusil, la palabra. En Unidad y Resistencia, OIA somos todos.
http://www.cric-colombia.org/portal/la-madre-tierra-no-quiere-mas-violencia-ella-nos-pario-sanos-y-esta-cansada-de-recibir-cadaveres-sembrados-a-las-malas/