Prensa Indigena Inicio

  • Eme189.jpg
  • Enel2b.jpeg
  • Eltra1b.jpg
  • 00Cob.jpeg
  • Usur83.jpg
  • Indi6b.png
  • 00Yaxchiln.jpeg
  • Indi6c.jpg
  • Entre105.jpg
  • Chi11.jpeg
  • Eme187.jpg
  • Diade8.jpeg
  • Elle3b.jpg
  • Halla10.jpeg
  • Tri18c.jpeg
  • Hum14a.jpeg
  • Asi5b.jpeg
  • Acti17.jpeg
  • Eldesa3a.jpg
  • Lavi5.jpg
(Por Odalys Troya Flores. PL)

 

Argenpress, 9 de abril.- Para la mayoría de los salvadoreños la aprobación de la Ley de Desarrollo y Protección Social, más que un paso legislativo, significa una necesidad histórica porque favorece a la población más desposeída del país, olvidada por siglos.
La normativa, una iniciativa del presidente Mauricio Funes, garantiza la aplicación de planes y programas que han cambiado la vida de cientos de miles de familias salvadoreñas y la propia imagen de la nación.
 
La Asamblea Legislativa aprobó con 72 votos la Ley de Desarrollo y Protección Social, la cual crea un marco legal para afianzar los programas emprendidos por el actual gobierno.
La finalidad de esta normativa es contribuir al mejoramiento continuo de la distribución del ingreso, la disminución de la desigualdad entre habitantes de las zonas rurales y urbanas y la reducción de la pobreza, independientemente del gobierno que esté.
El presidente electo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén, ha expresado que no solo mantendrá los programas sociales que hoy se aplican en disímiles áreas, sino que los profundizará y los extenderá a mayor número de personas.
Su discusión en el parlamento tuvo prácticamente un respaldo unánime, lo cual se debe a que está dirigida a convertir en política de Estado la atención a la población.
De acuerdo con el diputado Reynaldo Cardoza, de la bancada del Partido Concertación Nacional, la propuesta busca garantizar por ley los programas sociales como el Vaso de Leche y Paquete Escolar.
Asimismo, mantener los paquetes agrícolas, la Pensión Básica Universal, Ciudad Mujer, Acceso y Mejoramiento de Viviendas y Atención Integral a la Primera Infancia, entre otros.
El legislador Rodolfo Parker, de Democracia Cristiana, dijo en el debate de la normativa que su grupo apoyará los programas sociales mientras estos sean necesarios, "pero no para hacer dependiente o pobres toda la vida a nuestros compatriotas."
Por su parte, César García, de Gran Alianza por la Unidad Nacional, calificó de histórico ese día para el país porque establece "un marco legal para el desarrollo, la protección y la inclusión social", con el fin de combatir la pobreza y poner a la persona en el centro de atención del Estado.
La Ley, que garantiza la continuidad de los 14 programas actualmente ejecutados por el Gobierno, tiene una perspectiva progresiva y gradual con el fin de alcanzar la universalidad y garantizar los derechos de todos los salvadoreños, explicó Blanca Coto, del grupo parlamentario FMLN.
El proyecto de Ley fue presentado por el presidente Funes, junto a funcionarios de su Gabinete Social, en octubre del año pasado. Para el dignatario, esta normativa es el máximo legado que dejará como herencia su administración al país.
"Hemos sacado a muchas familias de la pobreza y estamos plenamente convencidos de que solo superando la vulnerabilidad de los más pobres, solo ayudándole al pobre, el país va a salir adelante", afirmó el jefe de Estado al presentar el anteproyecto de ley a la Asamblea Legislativa.
Este cuerpo legal está dirigido "al conjunto de la población y en particular, a toda aquella en condición de pobreza, vulnerabilidad, exclusión social y situación de discriminación", según su artículo dos.
La iniciativa establece que la Presidencia de la República podrá incorporar nuevos programas y procurará que cada año la inversión social prevista sea superior a la del año anterior, tomando en cuenta la situación económica y financiara del país, desde una perspectiva de progresividad y máxima movilización de los recursos disponibles.
Asimismo, incluye elementos sobre la transparencia, rendición de cuentas y mecanismos de participación ciudadana. El presidente Funes, quien manifestó su satisfacción por la aprobación de la Ley el 3 de abril, destacó en ese sentido el aumento de las pensiones que favorecen a los adultos mayores y entre ellos a muchas mujeres.
Resaltó igualmente la entrega de créditos y paquetes agrícolas al sector campesino y que ha contribuido a incrementar la producción de hortalizas en un 50 por ciento y en ciento por ciento la de maíz y frijoles, alimentos básicos de los salvadoreños.
Asimismo, calificó de programa insignia al Paquete Escolar a través del cual se entregan de forma gratuita uniformes, zapatos y útiles a 1,3 millones de estudiantes de la enseñanza pública.
Este último ha permitido reactivar pequeñas y medianas empresas que se encargan de la producción y comercialización de los componentes del paquete y por consiguiente crear nuevos puestos de trabajo.
El vaso de leche también beneficia a igual cantidad de alumnos, al tiempo que ha dinamizado la ganadería para cumplir ese objetivo. Hizo énfasis en Ciudad Mujer, una iniciativa que hace valer los derechos de las salvadoreñas, mediante los diversos servicios que brinda esta novedosa institución convertida en referente continental.
Resaltó que la normativa aprobada por la Asamblea Legislativa está abierta a nuevas propuestas enfocadas en disminuir la pobreza y lograr mayor inclusión social.
El jefe de Estado remarcó que, gracias a todos estos programas y otras acciones de su gobierno, la pobreza bajó 11 puntos porcentuales durante su mandato. Funes destacó el compromiso del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, de continuar los cambios en el país, iniciados en 2009.
Luego del triunfo del FMLN, en la segunda ronda comicial del 9 de marzo, subrayó que siempre consideró que la única fórmula presidencial capaz de continuar los cambios de su gobierno era la del Frente, la cual completa Oscar Ortiz como vicepresidente electo.
Subrayó que las transformaciones durante su mandato han permitido ir creando una base productiva que en los 20 años anteriores de gobierno de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) no se logró construir.
El país ganó la continuidad que está al servicio de los amplios sectores de la población, y que necesita al gobierno para seguir caminando, recalcó.
Acabamos con el tipo de gobierno corporativo que no le interesaba los asuntos y problemas del pueblo, afirmó Funes, al tiempo que recordó el manejo irregular de fondos millonarios por parte de miembros de Arena como el expresidente Francisco Flores (1999-2004), entre otros.
Por su parte, con "los cambios iniciados por su gestión (Funes) son una base importante para seguir construyendo esa aspiración que tenemos todos los salvadoreños de una vida más digna y una vida más feliz", afirmó Sánchez Cerén recientemente.
http://www.argenpress.info/2014/04/el-salvador-desarrollo-y-proteccion.html