Prensa Indigena Inicio

  • Lainva10J2.jpeg
  • Orte144.jpeg
  • Aru9J5.jpeg
  • Or2J.jpeg
  • Cuan3J3.jpeg
  • Myan12Ja.jpg
  • Laaso12J3.jpg
  • 00Aumento.jpeg
  • Lanatu2J1.jpeg
  • Qui15Jd.jpeg
  • Cuan3J2.jpg
  • 00Rutilio.jpeg
  • Bag5J4.png
  • Lainva10J1.jpeg
  • Laaso12J5.jpg
  • Mex9J3.jpg
  • Res10J.jpg
  • Unme9J.jpg
  • Orte141.jpeg
  • Elaco2J.jpg
NASAACIN, 4 de abril.- La Autoridad Tradicional del pueblo indígena Totoroez Tontotuna, denuncia ante la opinión pública que el día 4 de abril, hacia las 2 de la mañana un grupo de aproximadamente 40 uniformados de la policía nacional llegaron hasta la vivienda de nuestro mayor LUIS ALFONZO PILLIMUÉ.
Exgobernador y ex miembro del Comité Ejecutivo de nuestra organización regional del CRIC. Además integrante del Consejo de Mayores del resguardo de Totoró - quien en esos momentos estaba en compañía de un trabajador de nombre Miguel Antonio Morales Tombé.
 
A quien lo sacaron de forma violenta de su casa ubicada en la vereda de la peña, advirtiéndole le daban tres minutos para salir de su habitación.  Luego obligaron al mayor Luis Alfonso a tenderse en el  suelo, fue torturado físicamente, psicológicamente, poniéndole las botas sobre la nuca para que no los miraran. 
En los mismos instantes, a su trabajador lo conducen hacia la parte trasera de la casa donde le colocaron una pistola en el pecho preguntándole que si el señor que estaba al otro lado de la  casa era el tal Óscar y que si no hablaba lo mataban.
Tanto al mayor Luis Alfonso como al señor Miguel les quitaron las botas y los amarraron con las manos hacia atrás. Los obligaron a dar información sobre un tal Óscar, les gritaban que si no lo tenían escondido allí, a lo que respondieron que no sabían de quién hablaban.
Como a los 7 minutos fueron hacia la carretera e les insistieron en que dieran información del tal Óscar o los mataría. Afortunadamente en esos instantes llegaron dos integrantes de la Guardia Indígena quienes intervinieron evitando que ocurrieran hechos que lamentar.
Se denuncia así mismo que miembros de este numeroso grupo armado quiso tomar por la fuerza a los miembros de la Guardia pero ellos no lo permitieron y afortunadamente lograron liberar al mayor Luis Alfonso y don Miguel.
En esos momentos es cuando se identifican como miembros de la policía nacional de Colombia, de los cuales la Guardia Indígena logró reconocer que uno de ellos es patrullero Alex Rodríguez y el actual del alcalde del municipio de Totoró.
También denunciamos que un grupo de los uniformados que irrumpieron en la vivienda del exgobernador LUIS ALFONSO PILLIMUE, hurtaron 9’700.000 que el mayor había destinado para la compra de insumos para la cría de truchas.
Al mismo tiempo robaron la trucha de los cinco estanques que tiene el mayor. Esos estanques contenían aproximadamente 3 mil truchas en cada uno, destruyendo el único sustento con el que cuenta la familia del mayor.
 A pesar de que el pasado 25 de marzo se llevó a cabo un Consejo de Seguridad con presencia de varios entes institucionales y Derechos Humanos, se sigue violando los derechos de la comunidad.
Así mismo, estos acontecimientos concuerdan con un pasquín firmado por las Águilas Negras que circuló en días anteriores donde amenazan y ponen como objetivo militar a alcaldes de varios municipios de la región, gobernadores de cabildos.
Coordinadores de programas del cabildos y a miembros de Guardia Indígena; argumentando que somos colaboradores de narcoterroristas y milicianos y que no valdría ninguna denuncia ya que según ellos “están a su favor”.
Ante estos hechos, denunciamos y exigimos adelantar los procedimientos legales pertinentes para esclarecer y sancionar a los directos responsables, tanto materiales como intelectuales, de este hecho.
Como pueblo Totoróez, reafirmamos la declaración de emergencia en la que nos hemos mantenido como pueblo y movimiento indígena zonal, regional y nacional y reafirmamos la autonomía en el marco del control territorial. 
Exigimos respeto a los actores armados en conflicto, que no involucren a la sociedad civil en estos acontecimientos, mucho menos realizar acciones bélicas en nuestro territorio.
Estos graves hechos demuestran que mientras se adelantan negociaciones de Paz en Cuba, en el marco del contexto político electoral; dentro de nuestras comunidades se siguen violando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario y cada vez se ve más empañado el verdadero proceso de paz.
El cabildo de Totoró, en uso de sus facultades legales, resuelve que en caso de que continúen esta clase de acontecimientos, la comunidad señalará como directos responsables a los actores armados en conflicto.
Y especialmente a los agentes de la Policía Nacional, frente a lo cual el cabildo indígena tomará las medidas correspondientes en exigencia del respecto a nuestros derechos individuales colectivos y territoriales.
Pueblo Indígena Totoroez Tontotuna. Cauca – Colombia•