Prensa Indigena Inicio

  • Lasca2Jb.jpg
  • Cam4J.png
  • Aru9J2.jpeg
  • Lana2J.png
  • Pal2J3.jpeg
  • Dia4Jb.jpeg
  • Seis5J.jpg
  • Lanatu2J3.jpg
  • Lanatu2J4.jpeg
  • Sino5Jc.jpg
  • Orte142.jpeg
  • 00Taxi.jpeg
  • Cre9J.jpg
  • Dan10J.jpeg
  • Tres12J.jpg
  • Ban5J1.jpg
  • 00Asesi.jpg
  • Usa11J.jpg
  • Kei10J.jpg
  • Lec13J.png
(Por Carlos Del Frade. APE)
Argenpress, 11 de marzo.- Somos una Empresa 100% Argentina, con 64 años de historia y con presencia en todo el país a través de nuestra amplia línea de productos que comprende las líneas de Alimentación, Calefacción, Ventilación, Cuidado de Pisos y Ropa. (…)
En la fábrica central ubicada en la Ciudad de Rosario, contamos con maquinarias de alta tecnología, que nos permiten diseñar y crear nuestros propios productos.
Y seguimos teniendo un sueño… (…) Hace más de 60 años comenzó la construcción de Liliana, el sueño, la marca, el futuro...y logramos hoy ser una empresa que evoluciona constantemente, que afronta nuevos retos, nuevos desafíos – dice la historia oficial de la Empresa Liliana en su página web.
Un canto a la industria nacional y su supuesta responsabilidad social. El problema es que despidió doce activistas y algunos delegados porque no quiere trabajadores de izquierda.
Igual que en el siglo diecinueve. Pero no está sola en esta revitalización de la discriminación y la persecución ideológica.
La empresa está “asociada” a la otrora poderosa Unión Obrera Metalúrgica de Rosario, aquella que escribiera páginas históricas de lucha hace 45 años atrás, cuando estallaron los dos “Rosariazos”, estudiantiles, obreros y populares.
“La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) pidió ayer en la Fiscalía de los Tribunales provinciales que se garantice el acceso a la planta de Liliana en Granadero Baigorria de los empleados que no pueden ingresar debido a piquetes que bloquean la entrada.
El pedido fue apoyado por una ruidosa manifestación de más de un centenar de trabajadores de la firma, que se concentraron frente al edificio judicial de Balcarce ente Pellegrini y Moreno.
Pero esta semana esta historia tuvo un giro imprevisto cuando la UOM decidió retirarse de la mesa de negociación que se estaba llevando adelante en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe con el objetivo de acercar a las partes”, contaban las crónicas periodísticas en el día internacional de la mujer trabajadora de 2014.
Mientras los trabajadores de Liliana reciben el apoyo de distintas organizaciones sociales y políticas de la región, va cobrando cada vez más fuerza el fantasma de una inminente represión.
En la ciudad que alguna vez se ufanara de su perfil obrero y combativo, las empresas parecen hacer lo que quieren con aquellos que las molestan con sus planteos de dignidad.
Pero allí están ellos, los trabajadores, a pesar de los pesares, diciendo las palabras prohibidas, como Sergio –empleado de Liliana- que se animó a escribir:
“Si no bajamos la cabeza, cuando con represores vinieron a amedrentarnos seguimos luchando, por algo que era justo para todos los trabajadores.
Por más que esa alimaña delegue temor jugando con nuestra familia. Quienes aguantamos esas persecuciones, esas amenazas. Hoy nos encontramos ante el atropello más grande a nuestro honor.
A las familias de nuestros compañeros, desde esa beba de poco más de 3 semanas. Hasta aquella mujer que malabares se encontraba haciendo para pagar gastos.
Por ello, por más que nos encontremos ante la adversidad de esas burocracias. No nos sentimos solos, y estamos más fuertes que nunca si después de todo. La verdadera Unión Metalúrgica la hicimos los verdaderos Obreros
Por ello, no temas, no calles, no te sientas solo. Porque estos compañeros van a luchar hasta el final, sin miedo y sin temor. Por los derechos de TODOS los trabajadores precarizados.
Porque aprendimos a no callar, a mirar la realidad. Acercate, preguntá, planteá tu punto de vista, porque esta pelea es de todos. Y sin vos, la máquina no tiene todos sus engranajes. Que muerda y vocifere vengadora ya rodando en el polvo tu cabeza”.
Voces de obreros rebeldes en la geografía de una región que hace rato parece ser propiedad privada de empresarios que quieren imponer un renovado feudalismo.
El conflicto de Liliana, sin embargo, sigue abierto.
Fuentes: Diario “La Capital”, sábado 8 de marzo de 2014 – Sitio web de la Empresa Liliana – Sitio de los trabajadores de la empresa Liliana.
http://www.argenpress.info/2014/03/liliana.html