Prensa Indigena Inicio

  • Col6Ma.jpg
  • Dia10Mb.jpg
  • Uno1M1.png
  • Repe6M.jpg
  • Don7Ma.jpg
  • Elcli4M.jpeg
  • Pu2Mb.jpg
  • Cuan4Mb.jpeg
  • Dia10Mc.jpeg
  • Can7M.jpg
  • Elho2M3.jpg
  • Esto4M.jpg
  • Piden3M.jpg
  • Ata9Mc.jpeg
  • 156-5Md.png
  • Ata9Mb.jpeg
  • As7M1.jpg
  • Eles3Mb.jpg
  • Yano4Mb.jpeg
  • Elpe4Ma.jpg

(Por Cecilia Russell)

Delegados de la conferencia celebrada virtualmente en Beirut, en la que se debatió sobre el impacto de la covid con respecto a los compromisos de la CIPD25 en los países árabes y asiáticos. Crédito: Cortesía de la Asociación Asiática de Población y Desarrollo (APDA).
Johannesburgo, 29 de marzo de 2021 (IPS).- Más de ocho millones de personas cayeron en la pobreza en los países árabes, alertaron parlamentarios en la conferencia de representantes de países árabes y asiáticos.
La conferencia, celebrada en Beirut y transmitida por videoconferencia para los delegados de Asia Pacífico y los países árabes, fue la continuación de anteriores debates sobre los compromisos de esas regiones en la 25 Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD25).
Las investigaciones revelan que las mujeres sienten más el impacto de la pandemia que otros sectores sociales, en parte debido a que constituyen 70 por ciento de los trabajadores de primera línea, indicó Luay Shabaneh, director regional para los países árabes del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).
La salud y los derechos reproductivos de las mujeres deben ocupar un lugar destacado en la agenda, ya que la tasa de mortalidad por la pandemia es más elevada para ellas.
El funcionario palestino también pidió a los parlamentarios que se ocuparan de la salud y de los derechos reproductivos de la población femenina, que garanticen leyes que castiguen a los responsables de violencia de género y que se disponga de fondos para los programas que buscan combatirla.
Además, “cada dos horas muere una mujer en el parto en Yemen», indicó Shabaneh, quien comentó que durante una visita a ese país, conoció a una niña divorciada de 14 años y a una abuela de 27. El marido y la suegra de esta última abusaron de ella hasta que decidió marcharse.
“Estos casos no son inusuales en los países árabes y asiáticos, y es necesario abordarlos”, subrayó.
Otros delegados de la conferencia, organizada por la Asociación Asiática de Población y Desarrollo (APDA) y el Foro de Parlamentarios Árabes sobre Población y Desarrollo (FAPPD), coincidieron con Shabaneh.
En la conferencia también se señaló que en los países árabes la mutilación genital femenina (MGF) afecta a 55 por ciento de las niñas de entre 15 y 19 años, y que una de cada cinco contrae matrimonio antes de cumplir los 18.
La falta de fondos y de atención a los compromisos de la CIPD25 repercutió de forma negativa en los matrimonios infantiles y en los casos de MGF. Se calcula que se podrían haber evitado 13 millones de matrimonios infantiles y dos millones de circuncisiones femeninas.
Teruhiko Mashiko, parlamentario japonés, integrante de la Junta Directiva de la APDA y vicepresidente de la Federación de Parlamentarios Japoneses para la Población, se dirige a la conferencia de parlamentarios de países árabes y asiáticos sobre el impacto de la covid en los compromisos de la CIPD25 . Crédito: Cortesía de la Asociación Asiática de Población y Desarrollo (APDA).
Por su parte, el parlamentario japonés Teruhiko Mashiko, miembro de la Junta Directiva de la APDA y vicepresidente de la Federación de Parlamentarios Japoneses para la Población (JPFP), recordó a los delegados presentes que se están desarrollando los medios para luchar contra la pandemia.
Pero es fundamental no perder de vista las cuestiones de población para lograr un desarrollo sostenible. Más de 115 millones de personas sufren el impacto de la covid-19 en el mundo y más de 2,5 millones de personas perdieron la vida a causa de la enfermedad.
Además, nacen decenas de millones de niños no deseados cada año. El ministro plenipotenciario Tarek el-Nabulsi, representante de la Liga de Estados Árabes…
Mencionó un informe que muestra las nefastas repercusiones de la covid en la región, así como la necesidad de priorizar el plan de la CIPD25 y el de Desarrollo Sostenible para 2030.
«El informe estimaba que se perderían 1,7 millones de puestos de trabajo en la región y que la clase media se reduciría», indicó. “Ocho millones de personas podrían quedar en la pobreza”, añadió El-Nabulsi.
La utilización de plataformas digitales para la educación es un problema para los sectores más pobres, que no tienen acceso a la tecnología. Además de perjudicar a las personas con discapacidades visuales y auditivas.
El ministro El-Nabulsi señaló que la Liga Árabe organizó una reunión de alto nivel para mejorar las iniciativas nacionales para el control de la covid y su impacto en las personas vulnerables.
En ese contexto, se estableció un plan de 15 puntos para reducir su impacto en mujeres y niñas, así como para proteger a las mujeres y apoyar y proteger a las embarazadas.
El área social de la organización también lanzó una iniciativa para proteger a las mujeres en los campamentos de refugiados y a las que viven en territorios ocupados.
Con el apoyo del UNFPA, también se lanzó una campaña de educación para hacer frente a la covid bajo el hashtag #COVID-19TalkAboutYourStory. (COVID-19habladetuhistoria)
El-Nabulsi fue uno de los varios delegados que expresaron su preocupación por las poblaciones de refugiados y desplazados, que suponen una pesada carga para los Estados de la región, debido a que fue fundamental ampliar los servicios de salud a estos sectores vulnerables.
Por su parte, el parlamentario libanés Asem Araji precisó que 1,5 millones de personas desplazadas de origen sirio y palestino iban a necesitar vacunas, lo que debería ser una responsabilidad internacional y no sólo del Líbano, reclamó.
Como ya se vio, el impacto de la pandemia en la educación preocupó mucho a los parlamentarios. Elyas Hankash, diputado del Líbano, observó que los cierres de actividades por la covid tuvieron un impacto social, psicológico y físico en los jóvenes.
«El desempleo y la falta de perspectivas han afectado su salud mental», recalcó, lo que llevó a algunos al consumo de drogas y a otros a la depresión, apuntó.
La interrupción de la educación fue un desastre, sobre todo porque muchos jóvenes no pudieron conectarse a Internet ni participar de las ofertas educativas en línea, lo que provocó el abandono escolar.
Aparte, la economía libanesa ya era frágil, y muchos jóvenes trabajan en el sector informal, sin protección laboral. En Líbano, 41 por ciento de los jóvenes sufrieron las consecuencias negativas de la pandemia. El desempleo aumentó debido al cierre de muchas empresas.
Hankash pidió ayuda a los otros países de la región, pues es una carga que hay que compartir, sostuvo. Hankash agregó que se reservaron 50.000 dólares para apoyar el desarrollo de ese sector de la población, pero que también se necesita un plan adecuado que incluya alojamiento más barato para jóvenes.
Por último, otro parlamentario libanés Pierre Bou Assi se mostró preocupado por el hecho de que la solución a la pandemia, el programa de vacunas, resulte problemática por la falta de igualdad…
Entre los países para acceder a ellas, así como por la situación de la educación, ya que teme que al perderse dos años de enseñanza formal «se sacrifique una generación de niños y niñas».
http://www.ipsnoticias.net/2021/03/paises-arabes-evaluan-devastadores-costos-la-pandemia/ <>