Prensa Indigena Inicio

  • Su16.jpeg
  • Halos9a.jpg
  • Pan7a.jpg
  • Elao42.jpg
  • Pan7b.jpg
  • Elmi83.jpg
  • Yan6b.jpeg
  • Elde3.jpg
  • Ide141.jpg
  • Elmi82.jpg
  • Elao43.jpg
  • Aca5a.jpg
  • Enin6.jpeg
  • Indi124.jpg
  • Pue224.jpg
  • Cri22b.jpg
  • Ale20.jpg
  • Aca5b.jpg
  • Asi14a.jpg
  • Unti18.jpg
La isla Oljón en el lago BaikalIlya Naymushin.
RT, 22 de mayo de 2020.- Hallados junto al lago Baikal. Fue detectado por la secuenciación del genoma de un diente de la Edad de Piedra, encontrado hace décadas en el sur de Siberia. Un estudio genético de varios restos humanos prehistóricos, que fueron hallados en torno al lago Baikal (Rusia), ha establecido la conexión más profunda hasta la fecha entre los pueblos autóctonos de Siberia y América.
Los investigadores secuenciaron un total de 19 genomas de personas que vivían entre el Paleolítico superior y la Edad de Bronce temprana: todos pertenecientes a la rama moderna de la evolución humana, puesto que la época del homínido de Denísova había pasado justo antes.
Entre estos genomas destaca el de un individuo de hace aproximadamente 14.000 años, del que solo fueron hallados algunos dientes fragmentados, según reportó este miércoles la revista científica Cell.
Ahora el tejido dental ha sido estudiado en el Instituto Max Planck, en Alemania, con las técnicas de vanguardia en biología molecular, y se ha revelado que pertenecía a la persona más antigua conocida con conexión con los nativos americanos.
Asimismo, un hombre del Mesolítico del noreste de Siberia comparte la misma mezcla de genes ancestrales regionales que se encuentra en los nativos americanos.
Varios estudios previos indicaron a una conexión entre las poblaciones de Siberia y América, pero no hubo constancia de que los ancestros de los futuros nativos americanos estuvieran ampliamente distribuidos en el noreste de Asia, algo que también deja claro el nuevo estudio.
La evidencia sugiere que la población de la región del Baikal mantuvo contactos frecuentes con los vecinos de lo que hoy es el Primorie ruso y Manchuria y se manifestaron en proporciones de mezclas variables a lo largo del tiempo.
"El genoma del Paleolítico superior proporcionará un legado para estudiar la historia genética humana en el futuro", valoró el autor principal del artículo, Cosimo Posth, cuyas palabras recoge el sitio web del Instituto Max Planck.
Los investigadores demostraron también que la población del Baikal no dejó de mezclarse con los originarios de las estepas de Eurasia y su este extremo, especialmente hace 8.000-5.000 años.
Algunas líneas se borran de los genes, mientras que otras se unen y todo el conjunto revela una alta movilidad humana en esa época, sostienen.
https://actualidad.rt.com/actualidad/354012-ancestro-antiguo-indigenas-america-baikal?utm_source=browser&utm_medium=aplication_firefox&utm_campaign=firefox <>