Prensa Indigena Inicio

  • Cro15.jpeg
  • Soy6b.jpg
  • Blo94.jpg
  • Escla3b.jpg
  • Covi19.jpg
  • Lap19d.jpg
  • Mas8.jpeg
  • Tres10a.jpg
  • Erne1.jpg
  • Com12b.jpg
  • Eldr20.jpg
  • Blo92.jpg
  • Com12c.jpg
  • Fem20.jpg
  • 83-183.jpg
  • Li6.jpg
  • Unas15a.jpg
  • Lalu6.jpg
  • Unam20.jpg
  • Casi5.png

(Por José Diez)

Recibido por una gentileza del autor. 18 de marzo de 2020↓.- La falta de afinidades sociales, de legitimidad; apremian sus espacios comunes. Con el fanatismo supremo de los capitalistas, las naciones del mundo caen bajo el peso de la incertidumbre, la demolición, el caos, las contradicciones.
Caen bajo la tiranía de las empresas norteamericanas y europeas. Caen bajo el despotismo de los gobernantes que negocian la producción de las riquezas nacionales a precios irrisorios por sus endeudamientos a merced de la diplomacia corrupta del equipo.
Los pueblos de hoy no son felices ni en el lugar más lejano que se encuentren. Los han tornado incrédulos, desconfiados, huidizos, y tiene su explicación, el por qué.
Dos guerras mundiales cosecharon el discurso del siglo XXI.
El oro, base económica de las naciones, decantó por el petróleo como moneda de cambio y por mucho tiempo engordaron las arcas y alimentaron con hierro y concreto las ciudades de Occidente.
Modernizaron sus alas y empobrecieron países que satisfacían sus demandas caprichosas, su demencia capitalista.
La locura se vistió de grandeza por el largo camino de la vida.
La miseria fue el continente más poblado de orfandad y de injusticias; desde el primer año del nuevo siglo.
La vida se disfrazó de sexo y salió a caminar la noche de las alucinaciones.
La moral fue suspendida y arrojada al container de la hipocresía, designando los nuevos tiempos como Globalización.
30 multimillonarios de la peor calaña, peritos en fraudulencia soterrada, corrupción y diplomacia (importante para el saqueo) buscaron con este procedimiento el control planetario.
El museo de la humanidad representa en los cuadros en la que está inmersa la denigrante riqueza de los valores materiales y las empecinadas tragedias con la que destaca, la más infame de toda la existencia.
La era de los presidentes en el nuevo orden mundial tocaron las puertas de la Casa Blanca en busca de acuerdos bilaterales.
No se enteraron que se exponían al hipnotismo de los especialistas en USURA, que adormecieron la voluntad de los postulantes al festín económico. La Casa Blanca es una bruja que diseña la muerte de sus adversarios. Es peor que cualquier virus persiguiendo naciones.
La tecnología ha sido desarrollada en toda su expresión.
Son amplias conquistas con sus desavenencias. Esta arma es parte de lo cotidiano y es destructiva. No te invitaron a comprar un celular, pero los hicieron entrar por la fuerza.
Una obligación no autorizada y programada por los agentes del control industrial. ¿Quieres ver radio y televisión? Tienes que comprar los aparatos, tener una cuenta, tener electricidad.
¿Quieres comunicarte vía satélite on line? Tienes que tener una cuenta, comprar el celular. Y todos estamos en esto, hasta en el lugar más remoto de la tierra.
La información que sale de ella y de sus conspiradores que trabajan para las multinacionales es de falsedad exclusiva. Ellos te ofrecen lo mejor - que en el fondo es lo peor. Hamburguesas mc donald, consecuencia: la obesidad. Kfc, burger king, etc.
La fortaleza de las semillas que vende Monsanto y las químicas tóxicas de la Bayer, entrega todo tipo de cáncer al campesino y las áreas donde se fumiga.
En medio de estas consonancias aparece el virus que teje su doctrina restricciones con los países endeudados por sus emisarios presidenciales…
Duque, Piñera (Macri-Nieto), Bolsonaro, Moreno, Hernández, Vizcarra; que gestionan a favor de sus conquistadores a puerta cerrada y el robo, a campo abierto.
La pandemia de miserables hunden la economía a favor de los mercenarios económicos que los instalaron en el poder, no son otros que las monarquías capitalistas.
El virus está trabajando de esa forma: las protestas que se radicalizaron por la represión de los gobiernos en Francia, Italia, Chile, Perú, Brasil, Argentina; con el virusONU19, empiezan a menguar.
La catástrofe para los inmigrantes que llegaban en pateras desde Libia a Italia, con el cierre de las fronteras, no encontraron otras propuestas que la protección de la epidemia del gran capital.
Las crisis laborales en los mercados de la unión aflige a los gobernantes teatralmente. Las competencias de empleo. Las guerras en Oriente.
Las dictaduras con los paraguas de las pseudo democracias en América Latina. El arte de envenenar territorios para cundir pánico en las sociedades campesinas, es señal del trabajo virulento de las potencias afines.
No es raro señalar en cierto de modo que la más variada cultura agoniza en el espectacular trayecto de tierras movedizas de esta era. La Era de las Grandes Caídas.<>