Prensa Indigena Inicio

  • Tra4a.jpg
  • Tam4b.jpg
  • Movi61.png
  • Red4.jpeg
  • Los18-6b.jpg
  • Laspe6a.jpg
  • Inah5a.jpg
  • Laspe6c.png
  • Lapa2.jpg
  • Ame3.jpeg
  • Sal4.png
  • Movi63.jpg
  • Homi2.jpeg
  • Laco6b.jpg
  • Ase2.jpg
  • Tra4b.jpg
  • Inter3.jpg
  • Movi66.jpeg
  • Movi65.jpg
  • Si1b.jpeg

(Por José Díaz)

Servindi, 11 de diciembre, 2019.- Ayer martes se realizó un nuevo paro nacional, aunque orientado principalmente a reclamar un aumento salarial por parte de los grupos sindicales. Mientras tanto, la “guardia indígena” se mantiene en Bogotá presentando reclamos históricos al gobierno de Iván Duque. Violencia y crímenes contra indígenas se siguen reproduciendo en el Cauca.
El pasado martes se cumplió el día 20 de protestas sostenidas que diversos grupos sociales vienen realizando en Colombia desde mediados de noviembre.
Como se sabe, sindicatos, comunidades indígenas y grupos estudiantiles vienen reclamando contras las medidas políticas neoliberales que está implementando la gestión de Iván Duque y proclaman la defensa de sus derechos.
Aunque el último paro nacional fue menos numeroso que en las anteriores versiones, la protesta de ayer se concentró en Bogotá, donde un grupo de sindicalistas y estudiantes exigieron la negociación por un aumento del salario mínimo vital.
Pero, lejos de ser recibidos por las autoridades, los manifestantes fueron reprimidos, sellando así una nueva jornada de violencia en Colombia.
No obstante, en Bogotá se mantiene la denominada “guardia indígena” que se unió a las movilizaciones el pasado 21 de noviembre.
Su presencia encarna un reclamo histórico de las poblaciones indígenas colombianas, principalmente las del Cauca, por la defensa y protección de sus derechos, así como una serie de reparaciones producto de los abusos sufridos durante los años de la guerra interna colombiana.
Sin embargo, el saldo de la represión ejercida por el gobierno de Iván Duque ha sido la multiplicación de denuncias por violaciones de derechos humanos.
Según informe reciente del Programa Somos Defensores – SIADDHH, entre julio y setiembre se registraron 183 actos de violencia contra líderes sociales en Colombia.
<>Un indígena asesinado.
El acto de violencia más reciente ocurrió esta semana cuando un grupo de desconocidos asesinó a Jimmy Alberto Pacue (24 años), un comunero indígena de la región del Cauca, que en los últimos años se venía enfrentando a grupos armados que buscan despojar a su comunidad de su territorio.
Esta información fue difundida por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).
La ola de violencia que vienen sufriendo los pueblos indígenas colombianos se encuentra presente en la lista de demandas presentadas por la “guardia indígena” al gobierno de Iván Duque.
El asesinato de Pacue se suma al de la líder indígena Cristina Bautista y sus cuatro guardias quienes fueron atacados por un grupo de disidentes de las FARC a mediados de octubre.
“La minga indígena siempre ha estado en asamblea permanente, en moviliaciones permanentes a raíz de la sistemática violación de derechos humanos…
Que se está viviendo en el Cauca y en las distintas regiones del país”, declaró hace unos días la consejera de la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC), Aída Quilcué.
Ver video en: https://www.youtube.com/watch?v=rmK7HdMWCuQ&feature=emb_logo
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/11/12/2019/protestas-se-sostienen-en-colombia-con-presencia-indigena <>