Prensa Indigena Inicio

  • Cat16.jpg
  • Seag10b.png
  • Roja2a.png
  • Sene5c.jpg
  • Ron10a.jpg
  • Ref24b.jpg
  • Qui26a.jpg
  • Cua27b.png
  • Vue8b.jpg
  • Nool23c.jpg
  • Gob27.jpg
  • SobreColo.jpg
  • Insi8.jpg
  • Elul16b.jpg
  • Aho6a.jpeg
  • Agua8d.jpg
  • Col20a.jpg
  • Voces3.png
  • Apre11b.jpg
  • Plan14.jpg
Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org – 17 de noviembre de 2019.- Ya son 230 los manifestantes que han perdido la vista por disparos de balines lanzados por policías chilenos. La rebelión popular en Chile también tiene un coste represivo de 23 muertos y 3.200 heridos.
Más de 6Mil personas han sido apresadas. "Estamos frente a una verdadera crisis sanitaria, una emergencia sanitaria, puesto que en tan pocos días tenemos el mayor número de casos con complicaciones oculares severas por golpes en el ojo", han dicho desde el colegio de médicos.
Aseguran que la policía dispara "en 90 grados, es decir, directo a la cara" del manifestante, quebrando el protocolo sobre el uso de escopetas antidisturbios.
Tanto el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Amnistía Internacional como el Colegio de Médicos han solicitado al Gobierno chileno que prohíba el uso de escopetas antidisturbios por parte de la Policía.
La Fiscalía Nacional ha informado de la apertura de 1.089 investigaciones penales, un 70 % de ellas contra miembros de las fuerzas del orden, "por denuncias de violencia institucional".
El viernes fallecía otro joven manifestante, Abel Acuña, en Santiago, y circularon videos que mostraban cómo Carabineros con su carro lanzaaguas atacaba directamente el cuerpo de los paramédicos que llevaban al joven a la ambulancia, lanzando además bombas lacrimógenas por todo alrededor.
El hecho que se ataque a un cuerpo paramédico que atiende una situación de vida o muerte, en un contexto de manifestación callejera, contraviene toda norma posible.
Representa la confirmación de la irracionalidad represiva que se tomó el país hace más de 40 años. Y hace pensar que a lo mejor se necesitará algo más que un cambio de política respecto a Carabineros y su rol en la sociedad.
Chile es un país acostumbrado a ver escenas de enfrentamientos entre manifestantes y la policía, pero alarma ahora por lo inusual y deliberado: el uso de balines por parte de las fuerzas de seguridad para cegar a la gente.
Las Cortes de Apelaciones de Antofagasta, en el norte, y en Concepción, en el sur, prohibieron esta semana el uso de armas letales y balines contra personas que protesten pacíficamente en la ciudad.
Juan Manuel Zolessi, rector de la Universidad de Santiago, dijo que el consejo de rectores presentó un recurso de protección en tribunales “para impedir por la vía jurídica” el uso de balines y perdigones.
El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, señaló que “después de todos los casos de pérdida de ojo, que no se tome una medida de inmediato y se diga ‘¡esto no puede seguir!’... me parece absolutamente increíble”.
La cantidad de lesionados en los ojos por balines no solo es RÉCORD en la historia de Chile, sino que además no tiene precedentes en el mundo. Es un récord de Piñera, el que manda disparar a los policías, pacos, carabineros, contra la gente.<>