Prensa Indigena Inicio

  • Enix6.jpg
  • Enel8c.jpg
  • Trum1.png
  • Usa2c.png
  • Mig2.jpeg
  • Mex19c.png
  • Elf1.jpg
  • Lame7.jpg
  • Def5.jpg
  • Seg16.jpeg
  • Sea4b.jpg
  • Lar5d.jpg
  • Ensan9.jpg
  • Fu3.jpg
  • Pi4.jpg
  • Mex19b.jpg
  • Quep17a.jpg
  • Vene1.jpg
  • Res16.jpg
  • Entre6a.jpg

Asamblea indígena misak / Foto: RCN Radio Popayán.

Servindi, 15 de mayo, 2019.- La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) condenaron el “vil asesinato” de una menor indígena misak, en el departamento colombiano del Cauca. Se trata de Yuliana Chirimuscay Velasco de 15 años, cuyo cuerpo fue encontrado el 12 de mayo en el resguardo indígena de Guambía, en la zona rural del municipio de Silvia y presentaba signos de abuso y sexual y violencia.

Para el CRIC, es “un caso extremadamente grave de violencia contra la mujer y los derechos de la niñez que atenta contra los máximos valores de la vida y la integridad humana afectando el marco internacional de los derechos humanos”.

Yuliana estudiaba en la Institución Educativa Misak Mama Manuela, en el resguardo de Yurayaco del departamento de Caquetá, donde cursaba el décimo grado. En dicha institución también viven, en calidad de internos, 93 menores de edad.

<>Continúan amenazas de grupos armados.

De acuerdo con las lideresas y docentes indígenas de Mama Manuela, Inga Flora Macas, Waira Doris Jacanamijoy y Nelcy Méndez Jacanamijoy, el 11 de mayo, cinco hombres armados rodearon el colegio y casas de domicilio y pidieron salir a las docentes.

Al percatarse de la presencia de los hombres armados, uno de los escoltas de la Unidad Nacional de Protección (UNP), parte de la estructura de la escuela, “responde con disparo, lo que hace que los hombres armados se retiren de la institución”.

Esta denuncia, realizada por las maestras, fue recogida por la ONIC a través de la Consejería de Derechos Humanos y Paz.

“La presencia de estos sujetos armados constituyó un momento muy angustiante tanto para los menores como para nosotras que hemos recibido amenazas, con el atenuante que las casas son de madera y no contamos con buenas condiciones de seguridad en la institución”, reza la denuncia.

Ello, de acuerdo con las maestras, ocurre pese a las medidas colectivas de seguridad. Ellas temen por la integridad de los 93 menores de 5 a 18 años, ante el “recrudecimiento del conflicto armado y con ello el reclutamiento forzado”.

Frente a ello, la ONIC rechazó e instó a denunciar estos hechos que “atentan contra la integridad física y cultural de nuestras lideresas indígenas y comunidad estudiantil de la institución educativa de Yachaikury, ubicada en el resguardo de Yurayaco”.

Asimismo, sostuvo que “como hijos de la Madre Tierra estamos llamados a cuidar y respetar la vida de todos los seres”.

https://www.servindi.org/actualidad-noticias/14/05/2019/cric-y-onic-condenan-asesinato-de-nina-indigena-misak <>