Artículos

ONU aprueba hoy la Declaración de Derechos del campesinado

Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org – 28 de septiembre de 2018.- España se abstuvo. Lástima. Diecisiete años de negociaciones largas y arduas, con miras a un enfoque más integral de la diversidad biológica, y un enfoque más integral.
El viernes 28 de septiembre, en una encomiable muestra de solidaridad y voluntad política, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución para concluir la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales.
La resolución fue aprobada con 33 votos a favor, 11 abstenciones y 3 en contra.
La declaración ahora se presentará ante la Tercera Comisión en una Asamblea General en Nueva York en octubre.
Desde allí, en noviembre de 2018, los Estados Miembros de las Naciones Unidas adoptarán la presente Declaración. Se hará un acuerdo para promover el uso de los recursos naturales en las zonas rurales.
Después de varias rondas de proceso de consulta internacional, Vía Campesina - un movimiento global de campesinos, indígenas, pastores y trabajadores migrantes adoptó en 2008 Declaración de los Derechos de las/os Campesinas/os.
Con el apoyo de grupos de la sociedad civil como CETIM y FIAN Internacional, La Vía Campesina presentó esta propuesta al Consejo de Derechos Humanos en 2008.
Hoy en día, el campesinado y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen una falta de recursos frente a la discriminación y otros desafíos que enfrentan cuando buscan un nivel de vida adecuado.
Sin embargo, con esta victoria en Ginebra, el campesinado está un paso más cerca de que sus derechos sean reconocidos y protegidos.
Esto incluye el derecho a la vida y nivel de vida adecuado, el derecho a la tierra, a las semillas...
Esta Declaración de la ONU puede proporcionar un marco global para la legislación y las políticas nacionales para:
→ Proteger mejor los derechos de los campesinos, mujeres y hombres, y mejorar los medios de subsistencia en las zonas rurales
→ Reforzar la soberanía alimentaria, la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad
→ Tomar medidas para implementar una reforma agraria integral y una mejor protección contra el acaparamiento de tierras
→ Lograr el derecho de los campesinos a preservar, usar, intercambiar y vender sus semillas
→ Garantizar precios remunerativos para los trabajadores agrícolas
→ Reconocer los derechos de las personas de todas las naciones, nacionalidad, raza, color, ascendencia, sexo, idioma, cultura, estado civil, propiedad, discapacidad, edad, opinión política o de otra índole, religión, nacimiento o condición económica, social o de otro tipo sin discriminación.
La Vía Campesina esperaba que finalmente la declaración se aprobara por aclamación, pero no.
“Los votos en contra y las abstenciones significan que estos países no están a la altura de la protección de los derechos humanos del campesinado y las poblaciones rurales.
Están en contra de un panorama más amplio: la erradicación de la pobreza, la soberanía alimentaria y el esfuerzo por reducir las desigualdades“.
La producción de la mayor parte de los alimentos que comemos está sujeta a formas extremas de violencia. Aquellos que se resisten son asesinados o arrestados. Esta criminalización de las luchas campesinas tiene que detenerse y la Declaración es un paso adelante en esa dirección.
:::A favor: Afganistán, Angola, Burundi, Chile, China, Costa de Marfil, Cuba, República Democrática del Congo, Ecuador, Egipto, Etiopía, Iraq, Kenya, Kirguistán, México, Mongolia, Nepal, Nigeria, Pakistán, Panamá, Perú , Filipinas, Qatar, Ruanda, Arabia Saudita, Senegal, Sudáfrica, Suiza, Togo, Túnez, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela.
:::Abstenciones: Bélgica, Brasil, Croacia, Georgia, Alemania, Islandia, Japón, República de Corea, Eslovaquia, Eslovenia, España.
:::En contra: Gran Bretaña, Hungría, Australia.
http://pachakuti.org/spip.php?article938 <>

 

Joomla template by Joomlashine.com