• A25-4.jpeg
  • Acu15b.jpg
  • Mic5b.jpg
  • Caso1.jpg
  • Li10.jpg
  • Cada5a.jpg
  • Acnur13.jpg
  • Cons4a.jpg
  • Mus10a.jpg
  • Lasco44.jpg
  • Eje12.jpg
  • Losli12.jpg
  • Hace11a.jpg
  • Dequi12.jpeg
  • Cua3.png
  • Ava16.jpg
  • Rel9.jpeg
  • His1a.jpg
  • Leg1a.jpg
  • His1b.jpg
Fuente de la imagen: /toustodo.wordpress.com
Servindi, 15 de junio, 2018.- El 15 de junio es una fecha especial para recordar los derechos de las personas mayores, y en particular su derecho a vivir libres de todas las formas de violencia y discriminación basadas en la edad.
Así nos lo recuerdan la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Rosa Kornfeld-Matte, Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas de edad de Naciones Unidas.
Ello, con motivo del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, que se celebra el 15 de junio.
¿Sabías que...?
Alrededor de 1 de cada 6 personas mayores experimentaron alguna forma de abuso en el último año.
Las tasas de maltrato pueden ser mayores entre los ancianos residentes en instituciones que entre los que viven en su comunidad.
El maltrato de las personas mayores puede conllevar graves lesiones físicas y consecuencias psicológicas prolongadas.
Se prevé un aumento del problema por el envejecimiento de la población en muchos países.
La población mundial de mayores de 60 años se duplicará con creces, de 900 millones en 2015 a unos 2000 millones en 2050.
Un grupo poblacional en crecimiento
Según el Informe sobre Perspectivas de la Población Mundial de la Organización de Naciones Unidas, se estima que para el año 2050, el número de personas mayores de 60 años se duplicará.
Y se triplicará para el 2100, cuando se pasará de 962 millones de personas en 2017 a 2100 millones en el 2050, y 3100 millones en el año 2100.
Es decir, que el crecimiento de este grupo poblacional es incluso más acelerado que el de las personas más jóvenes.
El Informe sobre Envejecimiento Poblacional del Observatorio Demográfico de América Latina y el Caribe establece que “el grupo de personas de 60 años y más presenta tasas de crecimiento superiores a las del total de la población, del grupo de menores y del grupo de población activa”.
Advierte, además, que “se prevé que esas tasas sigan siendo positivas hasta el período 2080-2085”.
Las personas mayores son percibidas actualmente como personas activas en el desarrollo, cambiándose el estereotipo de la vejez.
Asociada a la pasividad o inactividad a un paradigma de la persona adulta mayor como un factor de mejoramiento de la sociedad que debe ser incluido en la agenda del gasto público, y en programas y políticas de todos los niveles.
<>Problemas del adulto mayor
La CIDH ha observado la situación de las personas mayores en la región, identificando problemas importantes como la violencia en su contra tanto en hogares de cuidado públicos y privados, así como en el mismo núcleo familiar, a través de la violencia física, psicológica y sexual, malos tratos y el abandono.
Por otra parte, la Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas de edad de Naciones Unidas ha observado que el abuso en la vejez puede tomar muchas formas.
Incluyendo la discriminación en la esfera pública, discriminación lingüística, aislamiento, negligencia, abandono, explotación económica y la restricción en el acceso a la satisfacción de necesidades básicas.
La CIDH estableció en su Informe sobre Pobreza y Derechos Humanos que las personas mayores sujetas a situaciones de pobreza son mucho más susceptibles a diferentes formas de abuso y malos tratos.
Debido a su falta de independencia económica y de acceso a servicios esenciales como la salud y cuidado, vivienda y protección social.
En ese sentido, la CIDH y la Experta Independiente de Naciones Unidas instan a los Estados a adoptar medidas para dar prioridad a las personas mayores y brindarles una adecuada protección social.
Asimismo, la Comisión ha observado particularmente la situación de las personas mayores LGBTI, que enfrentan distintas formas de violencia, invisibilización y discriminación por su pertenencia a ese grupo etario y su orientación sexual.
La Experta Independiente enfatiza la necesidad de particular atención a las personas mayores que enfrentan múltiples formas de discriminación, especialmente a las mujeres mayores, personas con discapacidades…
Afrodescendientes, pertenecientes a pueblos indígenas, a minorías nacionales, étnicas, religiosas y lingüísticas, campesinos, personas en situación de calle, migrantes y refugiados, entre otros.
Por lo anterior, tanto la Comisión como la Experta Independiente condenan la discriminación, el abuso, la violencia y el maltrato contra las personas mayores.
Y hacen un llamado conjunto a los Estados a adoptar medidas para identificar y atender dichas situaciones en todos los ámbitos, y a adoptar políticas públicas tendientes a eliminar la discriminación estructural y que garanticen su atención prioritaria.
Asimismo, la Comisión llama a los Estados miembros de la OEA ratificar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos de las Personas Mayores y a adoptar medidas para garantizar el disfrute de otros derechos fundamentales para una vida digna.
Entre ellos, el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales, la participación en la comunidad, la eliminación de los enfoques asistencialistas en la implementación de las políticas públicas de la tercera edad…
Y la transición hacia un enfoque de inclusión y priorización de las personas mayores en la sociedad, asegurando su independencia y autonomía sobre la base de la igualdad y la no-discriminación.
<>Dato: Para más información y medios de comunicación sobre la Experta Independiente de Naciones Unidas sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas de edad, por favor, contacte con el Sr. Khaled Hassine (+41 22 917 93 67, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) or write to Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
<>La protección de nuestros ancianos.
Entre 2015 y 2030, se prevé que en todos los países del mundo, habrá un aumento sustancial de población de personas mayores de 60 años. Este crecimiento será especialmente más rápido en las regiones en vías de desarrollo.
Si hay un aumento de este sector de la población, se puede precedir que aumentarán también los casos de abusos de las personas de edad.
A pesar de que es un tema tabú, el maltrato de las personas mayores ha comenzado a ganar una mayor visibilidad como problema en todo el mundo.
Aun así, sigue siendo uno de los tipos de violencia menos tratados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional y menos abordados en los planes de acción contra la violencia.
El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta a la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es, por tanto, un problema que requiere la atención debida por parte de la comunidad internacional.
La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127, designa el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.
La celebración de este día sirve para que todo el mundo exprese su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/15/06/2018/la-vejez-tambien-tiene-derechos <>