Artículos

Venezuela: Pueblos originarios son discriminados y desamparados

(Por Luisa Bermúdez)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena. Segundo Enfoque, 16 de diciembre.- Los pueblos originarios junto a la población venezolana en general, se encuentran actualmente recibiendo los embates de la grave crisis económica que atraviesa el país.
Los pueblos originarios de Venezuela, además de sufrir el impacto de la crisis económica, están sometidos a la desidia, negligencia y desamparo por parte de las autoridades de salud y del Estado.
En la Constitución Bolivariana de Venezuela, el capítulo VIII está dedicado a los derechos de los pueblos indígenas.
Son 8 artículos de gran relevancia que establecen “el Estado reconocerá la existencia de los pueblos indígenas”, pero lo que se observa es que cada vez se atienden menos y han sido olvidados por el Gobierno.
Por otra parte, el artículo 122 de la Constitución acuerda que “los pueblos indígenas tienen derecho a una salud integral que considere sus prácticas y culturas”, pero nada más lejano de la realidad.
En la actualidad se considera que hay un total de 51 pueblos originarios, constituyendo alrededor de 3 mil comunidades.
La etnia wayúu es la más numerosa con 58%, le siguen los warao con 7% y otras en menor porcentaje como los kariña, los pemón, los piaroa, los pumé y los yanomami.
Ninguno está exento de esta grave crisis que los ha llevado a vivir en condiciones de gran alarma humanitaria, en medio de una atmósfera de abandono y olvido.
En los yanomami la mortalidad infantil es de 164,7 por cada 1 mil nacidos vivos, 10 veces superior al promedio nacional; una niña piaroa nacida en el Alto Cuao tiene una esperanza de vida al nacer, 40 años menor que una nacida en Caracas.
<>Pueblos originarios de Venezuela azotados por enfermedades endémicas.
Enfermedades de alta frecuencia en los pueblos originarios son la malaria, la tuberculosis y la oncocercosis, esta última con una gran incidencia en la etnia yanomami.
La mortalidad infantil en la etnia pumé oscila entre 30% y 50% de los niños nacidos vivos, la mayoría antes de llegar a los 4 años de edad.
No se puede dejar de destacar la propagación de manera alarmante del VIH/sida en la etnia warao, asentada en Delta Amacuro.
Según el reporte de investigadores en relación con este problema de salud, la prevalencia es de 10%, es decir, 10 de cada 100 indígenas warao sufren de esta condición.
Se incluye también el aumento dramático de los casos de malaria en los pueblos indígenas de todo el sur del país, el cual está ocupado en su mayor parte por la minería ilegal.
Esto repercute también en la contaminación de los ríos de la Amazonia venezolana por mercurio, lo que ha afectado de manera preocupante en la salud de los indígenas que habitan en ese territorio.
Esto lleva a preguntarse ¿para qué existe un Ministerio para los Pueblos Indígenas?<>

 

Joomla template by Joomlashine.com