• Dequi12.jpeg
  • Cond3a.jpg
  • Gua4.jpeg
  • Devu2.png
  • Lasco41.jpg
  • Lahi1.jpg
  • Lare31.jpg
  • Fu7.jpg
  • Hoy5c.jpg
  • Xok4a.jpg
  • Ava13.jpg
  • Tra6.jpeg
  • Loso10.jpg
  • Cada5d.jpg
  • Pre5b.jpg
  • Ar14.png
  • Lasco45.jpg
  • Hoy5b.jpeg
  • Loque5.png
  • Go6b.jpg
 
Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena.org – 14 de febrero.- (Acción pedagógica preparada por la CSI-Internacionalistes). Esta es una acción de solidaridad con el pueblo mapuche. Mapu tierra, Che gente, gente de la tierra. Habitaban Chile y Argentina antes de que llegaran los europeos.
 
 
Antes de que existieran Argentina y Chile. Antes de que se enriqueciera la familia Benetton. La historia que hoy confronta a los Benetton con el Pueblo Mapuche se originó a finales del siglo XIX  con la apropiación territorial foránea con la guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad del recién nacido Estado argentino.
Que facilitó fraudulentas maniobras financieras, administrativas y políticas para consolidar una de las mayores concentraciones de tierras del mundo.
Con capital inglés se financió el  genocidio indígena, y Julio Roca fue uno de los cabecillas: como premio le nombraron presidente y sus estatuas están por toda Argentina.
Desde el año 1991 Benetton pasó a controlar esa Compañía,  y empiezan también prospecciones mineras.
Benetton, dio orden de desalojo violento en 2004, a las familias  mapuche y a sus sembrados , lo cual fue considerado como  una afrenta por todo el Pueblo Mapuche en la zona.
El  Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, ofreció mediación entre empresa y comunidad mapuche. No hubo acuerdo; Benetton solo quería que se fueran del territorio.
En  2007 la Comunidad  Mapuche, recuperó  una  porción del territorio en disputa.
La acción penal de Benetton fue repelida por la Comunidad y desestimada por la Justicia en lo penal el mismo año.
En cambio, la acción civil impulsada por los italianos logró sentencia favorable de primera instancia en marzo de 2012, dictándose así la orden de desalojo.
Dicha sentencia fue apelada por la Comunidad. El trámite se encuentra suspendido por la Cámara de Apelaciones del Noroeste de Chubut .
La violación al principio de autodeterminación de la identidad, al principio de igualdad, al territorio, al desarrollo, a los recursos, incluidos en la Constitución nacional, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas…
Tanto por la Justicia de la provincia como por el poder ejecutivo provincial, habilitan la revisión del caso por la Corte Suprema nacional, así como por la Comisión y eventualmente por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El mes pasado centenares de gendarmes armados como para una guerra han entrado disparando en La Comunidad, originando numerosos heridos. En la Comunidad eran 10 adultos y 5 menores.
Se ha denunciado que la ministra de seguridad ha viajado a Israel para importar parafernalia represiva y doctrina de cómo utilizarla y que se ha firmado un convenio con la Guardia Nacional del estado norteamericano de Georgia, sede del Comando Sur de Estados Unidos, para luchar contra el “indigenismo”, que consideran una de las nuevas amenazas regionales.
En estas tierras, casi un millón de hectáreas, el gigante de la moda se dedica sobre todo a la cría de ovejas para la producción de lana con 260.000 cabezas de ganado y una capacidad de producción de 1.300.000 kilos.  La Comunidad mapuche disputa únicamente 600 has.
Benetton hace su publicidad corporativa diciendo que rechaza las divisiones de colores y de raza. Pero en el caso de las comunidades  mapuche hace lo contrario, vulnerando las leyes internacionales.
El pueblo nación mapuche denomina Wallmapu al territorio mapuche del oeste, en Chile, y Puelmapu al territorio mapuche del este, en Argentina.
Dichos territorios nunca fueron conquistados por los españoles, durante 300 años de guerras, en las que se establecieron “parlamentos” o pactos en que se reconocían los límites territoriales.
Fue tras la independencia cuando los estados republicanos se lanzaron a operaciones con fuerte financiamiento extranjero a “la conquista del desierto”, liderada por el general Roca en Argentina, y a la “pacificación de la Araucanía”, liderada por el coronel Saavedra en Chile.
Operativos de exterminio que contaron con las ventajas de la tecnología de la época, el ferrocarril, el telégrafo y el rifle de repetición, para someter y “conquistar” al pueblo mapuche y robarles sus territorios y ponerlos en su mayoría en manos extranjeras. Como los Benetton.
Finalizada la campaña militar, los mapuches fueron implacablemente perseguidos por los colonos,  que contrataban bandas armadas conocidas como los “cazadores de indios”, cuya paga dependía del número de mapuches que asesinaban.
La organización social y autoridades tradicionales fueron combatidas; las tumbas de sus héroes profanadas y exhibidos como trofeos de guerra en los museos; sus nombres indígenas proscritos y hasta la mención del vocablo Mapuche censurado.
La historia escrita por los vencedores de la guerra que justifica la anexión territorial y el genocidio del pueblo Mapuche, está colmada de elementos racistas.

Los terratenientes Benetton tienen también suculentos negocios en autopistas y aeropuertos, son mayoritarios en Autogrill en numerosos países.
«»Los colores invisibles de Benetton. El nuevo dueño de la Patagonia.
Manifestamos nuestro repudio a los actos de Terrorismo de Estado cometidos por Gendarmería y Policía argentinas contra el pueblo nación Mapuche en la provincia de Chubut, en una evidente connivencia de los poderes del Estado con el terrateniente Luciano Benetton.
Los hechos ocurridos hace unos días no son desgraciadamente, nada nuevo, ya que los hombres, mujeres y niñas de las comunidades Mapuches sufren desde hace años la persecución y la represión del Estado argentino; pero sí podemos decir que han cobrado una inusual intensidad y una desesperante reiteración.
Queremos  manifestar nuestra preocupación por una situación que bien podríamos tipificar como Terrorismo de Estado en Chubut, donde las víctimas son una vez más los integrantes de uno de los pueblos originarios y preexistentes al Estado argentino.
Con la evidente intención de negarles todos sus derechos, empezando por el derecho a la tierra, en la que pretende erigirse como amo y señor un terrateniente italiano de apellido Benetton.
Exigimos  el cese inmediato de la represión y la persecución al pueblo mapuche.
La Libertad de todas las personas detenidas.
La investigación imparcial de toda la escalada de violencia con forma de terrorismo de estado.
El cumplimiento por parte del estado argentino de las leyes internacionales, incluida la declaración de derechos de los pueblos indígenas de la ONU de 2007.
La devolución de las tierras mapuche a sus legítimos e históricos dueños de las comunidades mapuche.
Trasladamos nuestra total Solidaridad con el pueblo mapuche y su derecho ancestral al territorio.
Hacemos responsable al gobernador de Chubut, Mario das Neves, y al presidente de Argentina, Mauricio Macri…
De la integridad física de todas las personas de la Comunidad Pu Lof Cushamen, y muy especialmente de quienes sufrieron detenciones, heridas y otras agresiones, incluyendo mujeres y niñas.
¡Fuera Benetton de la Patagonia!
«»CARTA ABIERTA DE LAS MADRES A BENETTON
16 enero, 2017
A Benetton, ladrón, explotador, expoliador, asesino de pueblos indígenas:
Las Madres de Plaza de Mayo le queremos decir que pare la mano porque usted en el afán de juntar más dinero para su familia no mide las consecuencias.

Usted y su familia son torturadores y asesinos de nuestros pueblos. Sus bienes están llenos de sangre indígena. La comida que ustedes comen está llena de niños que ustedes con su actitud matan todos los días.
Benetton, cuando se mueran y se lo coman los gusanos, se van a intoxicar con su cuerpo lleno de crímenes de hombres, mujeres y niños que usted asesinó durante tantos años.
¿Quienes compran la ropa de su marca saben que está llena de sangre?•