(La Redacción)

La bodega en Tlatlaya donde militares ejecutaron a civiles. Foto: Miguel Dimayuga.
México, D.F., 27 de diciembre (proceso.com.mx).- Según la declaración de tres mujeres que fueron testigos y de militares que participaron en la ejecución en Tlatlaya, luego del enfrentamiento entre soldados y presuntos delincuentes en ese lugar, tres militares ingresaron a la bodega y les ordenaron a ellas no voltear a ver, tras lo cual dispararon contra ocho sujetos.
De acuerdo con el diario Reforma, que publica hoy detalles de la declaración de Cinthya Estefany Nava, Patricia Campos Morales y Clara Gómez González, cuando ellas se encontraban en la bodega afirman que, en la oscuridad, vieron a tres soldados llevar a cabo la masacre.
Relatan que los militares formaron a los sujetos del lado izquierdo de la bodega y un soldado les ordenó que no voltearan a ver. Luego, los tres soldados que habían entrado al inmueble volvieron a disparar contra las personas.
Según la causa penal 81/2014, a los elementos del 102 Batallón de Infantería les tomó sólo unos minutos para someter y eliminar a 22 presuntos delincuentes en Tlatlaya el pasado 30 de junio. Los oficiales responsables son Fernando Quintero Millán, Roberto Acevedo López y Leobardo Hernández Leónides.
El pasado lunes 15, un juez federal ordenó “la inmediata y absoluta libertad” de Patricia Campos Morales y Cinthia Estefany Nava López, quienes fueron capturadas por militares en junio pasado durante los hechos violentos en el municipio mexiquense de Tlatlaya.
La decisión surgió luego de que la PGR determinó presentar conclusiones no acusatorias contra las mujeres que se encontraban en el lugar en que se registró el enfrentamiento, una bodega donde unos militares dispararon contra algunos presuntos delincuentes que estaban desarmados.
Es por ello que el titular del Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales con residencia en Toluca, Estado de México, decretó el sobreseimiento de la causa y ordenó la excarcelación de ambas mujeres, por lo que en las próximas horas recobrarán su libertad Cinthia Nava y Patricia Morales.
La dependencia encabezada por Jesús Murillo Karam inició una averiguación contra las mujeres por los delitos de acopio de armas de fuego y posesión de cartuchos para arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas. Sin embargo, en el transcurso de la pesquisa no encontró elementos para acusarlas de ambos ilícitos.
Las dos mujeres son civiles que estuvieron presentes en los hechos ocurridos en Cuadrilla Nueva, comunidad San Pedro Limón del municipio mexiquense de Tlatlaya.
http://www.proceso.com.mx/?p=391605