Prensa Indigena Inicio

  • Uia19.jpeg
  • Bar11.jpg
  • Proh19.jpeg
  • Comun15a.jpg
  • Vida7a.jpg
  • Cons2a.jpg
  • Cons2b.jpg
  • Elsu16.jpg
  • Ella5.jpeg
  • Elinve9.png
  • Debem16.jpg
  • Reci2a.jpg
  • Mus3.jpeg
  • Oto19.jpeg
  • Otro4a.jpg
  • Muje6a.jpg
  • Unri2c.jpg
  • Marc15.jpeg
  • Laven151.jpg
  • Yu13c.jpg
(Por Pepe Diez)
Lima, 11 de agosto de 2019.- En esta etapa de re-estructuración de toda la sociedad mexicana, su viejo oponente a la igualdad social es que el pueblo estuvo fracturado por gobiernos bien definidos en su empresa de exclusión popular como lo hiciera Salinas de Gortari, Fox, Peña Nieto; en el mutuo acuerdo con el mecenas de trabajo de la Casa Blanca.
Los medios de comunicación que deberían abrir sus canales para mostrar el grado de asfixia de la población sobre el blanqueo de capitales de sus viejos presidentes, simpatizantes y representantes, evaden esa trayectoria.
El mal se vio venir desde los años 80 con las mafias narcóticas en tierras peruanas que luego se hicieron continentales (Mosca Loca) (Escobar) (Guzmán).
En el aspecto militar tanto en Perú, Colombia, México y otros países, son los que resguardan el mantenimiento de intereses enajenados al dinero fácil y proteccionista del Estado, en común trabajo con los carteles de la droga.
Para sacar las garrapatas enquistadas en las instituciones es una tarea complicada pero no difícil; y en este consenso se necesita gente formidable y emprendedora.
La tibieza es el mal común de nuestros países porque enajenan con sus pareceres el desarrollo judicial.
A AMLO le toca con el apoyo multitudinario cambiar muchos estamentos de la Constitución que dieron carácter profanador de capitales y empresas a los viejos gobernantes de la Nación.
Los cambios se hacen reales cuando los pueblos quieren, para transformar su cultura y sus intereses prioritarios.<>