Prensa Indigena Inicio

  • Enca1.jpeg
  • Pid5b.jpg
  • Quepa4aa.jpg
  • Esto8.jpg
  • Fao5.jpg
  • Quepa4bb.jpg
  • Defe7d.jpg
  • Mex5.jpeg
  • Eluni9a.png
  • Luis6.jpg
  • Desdeg11b.jpg
  • Laa11.jpeg
  • Lama4.jpg
  • Confe8.png
  • Quepa4cc.jpg
  • Ase9.jpg
  • Jor6.jpeg
  • Defe7c.jpg
  • Gra3a.png
  • As8.jpg
Exigen a Italia abrir sus puertos a indocumentados. Afp y Europa Press.
Periódico La Jornada, Berlín, 7 de julio de 2019.- El barco Alex, con 41 migrantes, atraca en Lampedusa. Más de 30 mil personas, muchos de ellos con chalecos salvavidas, se manifestaron ayer en un centenar de ciudades de Alemania en solidaridad con la capitana Carola Rackete del barco Sea-Watch 3, y para reclamar atención y puertos seguros para los migrantes rescatados por las organizaciones en el Mediterráneo.
Según el colectivo Seebrücke, uno de los organizadores de la movilización, 8 mil personas participaron en esta capital y 4 mil en Hamburgo. Sentadas, marchas y concentraciones se realizaron en un centenar de ciudades alemanas, añadió la agrupación.
En un mensaje dirigido a la concentración de Berlín, Rackete expresó desde Italia: "El rescate en el mar no conoce fronteras, tanto como nuestra solidaridad". Agregó que "la irresponsabilidad de los Estados europeos me obligó a actuar como lo hice".
El ministro alemán del interior, Horst Seehofer, escribió una carta a al primer ministro italiano, Matteo Salvini, para pedirle que reflexione en su política.
"No podemos ser responsables de que barcos con gente rescatada de naufragios a bordo pasen semanas en el Mediterráneo porque no pueden encontrar un puerto", redactó en su misiva.
Al mando del Sea-Watch 3, la joven alemana fue detenida por haber atracado sin autorización la semana pasada en la isla de Lampedusa para desembarcar a 40 migrantes rescatados, tras ser bloqueados por las fuerzas costeras y migratorias del país en la embarcación durante más de dos semanas.
Salvini tachó de "niña rica comunista" a la activista, y expresó su deseo de que fuera acusada de agredir a las fuerzas de seguridad tras colisionar contra una patrulla marina italiana durante su amarraje.
El martes pasado, un juzgado italiano dejó sin efecto su arresto, bajo el argumento de que ella actuó para salvar vidas. Dos investigaciones diferentes, por resistencia a un oficial y ayuda a la inmigración clandestina, siguen en curso, por lo que será interrogada de nuevo el próximo martes.
Manifestación en Berlín en solidaridad con la capitana del Sea-Watch 3, Carola Rackete, quien ignoró una orden para no atracar en Italia.Foto Afp.
En entrevista con el diario La Repubblica, Rackete arremetió contra el premier: "Me preocupa el tono que usa Salvini en el sentido de que expresa ideas que violan los derechos humanos.
Es un hombre peligroso, como lo son todos los que pertenecen a esta derecha radical y nativista, desde el Partido por la Independencia del Reino Unido hasta Alternativa para Alemania".
Rackete se negó a invitar al funcionario italiano a bordo del Sea-Watch 3 porque "aquí se sigue una regla muy estricta: nada de racistas a bordo".
En las manifestaciones en Alemania los asistentes solicitaron al gobierno reciba a los solicitantes de asilo que se encuentran a bordo de las embarcaciones rescatistas Alex…
Que ya atracó en Lampedusa con 41 indocumentados en desafío al gobierno italiano, y el Aylan Kurdi, que se encontraba en aguas internacionales con 65 migrantes abordo y tomó rumbo hacia Malta.
Pese a haber atracado, todos los tripulantes en Alex permanecieron en la nave, pues fuera les esperaba una fuerte presencia policial.
El colectivo italiano Mediterranea Saving Humans, que supervisa las acciones de esa nave, argumentó en Twitter que tomó esta decisión tras declarase en "estado de necesidad" ante "la intolerable situación de higiene y salud a bordo".
Sin embargo, Salvini tuiteó: "No autorizo ningún desembarco a aquellos a los que no les importan las leyes italianas y ayudan a los traficantes de personas".
El colectivo se negó a acatar la orden del gobierno italiano para desembarcar en Malta porque el viaje, de 11 horas de duración, sería demasiado largo y peligroso para toda la tripulación.
En tanto, el Aylan Kurdi, que se encontraba frente a la isla italiana de Lampedusa, se dirige hacia Malta con la esperanza de desembarcar a 65 migrantes rescatados frente a Libia, anunció hoy la organización humanitaria alemana Sea Eye, operadora de la embarcación.
https://www.jornada.com.mx/2019/07/07/mundo/016n1mun <>