Prensa Indigena Inicio

  • Conme2.jpg
  • Com9.jpg
  • Am9c.jpg
  • Lacu9b.jpg
  • Acu7d.jpg
  • Esta5.jpg
  • Tepa4.jpg
  • Elsi11.jpg
  • Flo6a.jpeg
  • Laine14.jpeg
  • Am9a.jpg
  • 46-10b.jpg
  • Ver7.jpg
  • Amazo4b.jpg
  • Ita3.jpeg
  • Gre3.jpg
  • Ya1.jpg
  • Fam11.jpeg
  • Hallan3.jpg
  • Vi4.jpeg
La periodista Lucía Pineda y Luis Mora celebran que fueron liberados ayer en Nicaragua. A la derecha, Verónica, la esposa de Mora.Foto Ap.
La Jornada, Managua, 12 de junio de 2019.- El director de 100% Noticias exige al gobierno la devolución del canal de tv. Los principales dirigentes de las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega fueron liberados ayer en los términos de la ley de amnistía aprobada el fin de semana.
Un total de 56 detenidos "por delitos contra la seguridad común y la tranquilidad pública" fueron entregados a la Cruz Roja Internacional (CICR), que los trasladó a sus respectivos domicilios, indicó el Ministerio de Gobernación.
Videos subidos en redes sociales mostraron a los opositores liberados que gritaban: "¡Nicaragua!" y "¡Justicia!", mientras ondeaban la bandera nacional y se abrazaban tras salir de la cárcel en un microbús de la CICR.
Todos fueron detenidos por participar en las protestas antigubernamentales que estallaron en abril de 2018, cuya represión generó una crisis política que, según organismos humanitarios, ha provocado 325 muertos y miles de heridos.
Entre los liberados figuran los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, la nicaragüense-belga Amaya Coppens, los estudiantes Edwin Carcache y Byron Estrada, los periodistas Lucía Pineda y Miguel Mora, así como la comerciante Irlanda Jerez.
Mora, director de la televisora independiente 100% Noticias, exigió a Ortega la devolución del canal, que fue confiscado en diciembre pasado, cuando el director fue aprehendido, y denunció que pasó seis meses preso "como un animal", hasta ayer que fue liberado.
También fueron excarcelados dos jóvenes acusados de matar al periodista Ángel Gahona, cuyos familiares defienden su inocencia.
En Masaya, 30 kilómetros al sureste de Managua, una de las ciudades más rebeldes durante las protestas, se vivió una fiesta para recibir a los líderes estudiantiles Cristian Fajardo y Yubrank Suazo.
En las calles de Managua la población celebró desde sus vehículos a la hora de mayor tráfico, tras un llamado de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) para unirse al festejo.
La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, coalición que representa a la oposición en el diálogo con el gobierno, informó que aún quedan en la cárcel 89 personas que deben ser liberadas antes del 18 de junio.
Las masivas protestas del año pasado sorprendieron a Ortega, ex guerrillero de 73 años que gobierna el país desde 2007, y a quien la oposición acusa de corrupción y de intentar perpetuarse en el poder mediante una dinastía familiar, junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.
La crisis provocó daños cuantiosos a la economía, que se contrajo 3.8 por ciento en 2018, según cifras oficiales, mientras los gremios empresariales apuntan pérdidas de unos 450 mil empleos y el cierre de pequeños y medianos negocios.
Estados Unidos y la Unión Europea amenazan con aplicar sanciones económicas al gobierno de Ortega como presión para que adopte cambios políticos, entre ellos el adelanto de las elecciones de 2021.
"Saludamos la liberación de 56 presos políticos en Nicaragua", celebró a su vez el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, en su cuenta de Twitter.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió "con profunda satisfacción" las liberaciones, y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos consideró esta medida "un paso positivo".
"Recibo con inmensa alegría la noticia de que están fuera de la cárcel tantos nicaragüenses que nunca debieron estar ahí", escribió en Twitter el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez –crítico de Ortega–, quien se encuentra en Roma tras abandonar el país en abril, luego de recibir amenazas.
https://www.jornada.com.mx/2019/06/12/mundo/026n1mun <>