Prensa Indigena Inicio

  • Den9a.jpg
  • Ayu15b.jpg
  • Una7b.png
  • Tra1.jpg
  • Laven154.jpg
  • Win16.jpg
  • Proh19.jpeg
  • Der19.jpg
  • Bi16.jpg
  • As14d.jpg
  • Sec12.jpg
  • Oto19.jpeg
  • As14b.jpg
  • Col10.jpg
  • Pro1.jpg
  • Ref15.jpg
  • 13re15.jpg
  • Deba16a.jpg
  • Pro13a.jpg
  • Cer6d.jpg
Fuente: Internet.
Servindi, 10 de enero, 2018. La variabilidad climática y los fenómenos meteorológicos extremos han acelerado el cambio climático en el mundo, lo cual, a largo plazo, complica la producción de los alimentos.
Para combatir este escenario, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) brinda los siguientes consejos para impedir el avance del hambre de forma individual:
1. Diversificar la dieta
La FAO sugiere optar por un régimen alimenticio vegetariano que contemple legumbres, lentejas, frijoles o garbanzos, debido a que la carne requiere del uso de diversos recursos naturales, como el agua y los bosques.
De acuerdo a esta agencia, para producir un kilogramo de carne se necesitan 13 000 litros de agua, mientras que para un kilogramo de lentejas se necesita de 1250 litros de agua.
2. Disminuir los residuos de comida.
Elabore una lista de compras y un plan de comidas para evitar gastos compulsivos. De generarse sobras, la FAO propone congelarlas para consumir más tarde o utilizarlas como insumo en otra comida.
Esto se debe a que cada año se desperdicia un tercio de todos los alimentos que se produce. Esto implica que también se está desperdiciando recursos naturales que se asignan a la producción de estos alimentos.
3. Usar menos agua
La agencia del Organismo de las Naciones Unidas (ONU) aconseja tomar una ducha rápida y cerrar la llave del agua mientras se cepilla los dientes.
4. Mantener limpios los suelos y el agua
La FAO exhorta no tirar artículos como las baterías, las pinturas, los teléfonos móviles, los medicamentos, los químicos, los fertilizantes, los cartuchos de tinta, entre otros.
Tales productos suelen filtrarse en el suelo y en el suministro del agua, perjudicando los recursos naturales que producen los alimentos.
5. Ayudar a los productores locales.
El cambio climático afecta a los agricultores familiares y a las pequeñas empresas de las comunidades. Por ello, la FAO invita a comprar los productos locales de la zona, para así evitar "la contaminación producida por camiones en la comercialización de productos industrializados".
http://www.servindi.org/actualidad-noticias/09/01/2019/onu-brinda-consejos-para-luchar-individualmente-contra-el-hambre<>