Artículos

Bolivia, ¿Se tornará ingobernable?

(Por Jean-Pierre Lavaud)

Evo-Linera en campaña permanente. Fuente de la imagen: Consulado de Bolivia en Argentina.
Servindi, 1 de diciembre de 2018.- Ya sea el dúo Morales–Linera gana y para hacer frente a la reacción negativa de la población perdedora adquiera la tendencia de un gobierno cada vez más represivo y dictatorial.
O, gana Mesa o algún otro opositor, y deberá gobernar en un país con economía en decadencia y en un escenario en los que los vencidos, organizados en corporaciones poderosas querrán reconquistar el poder lo más rápido posible. En esas condiciones ¿Cuánto tiempo durará?
Los artículos referidos a la preparación de las elecciones nacionales de octubre del 2019, ocupan las páginas centrales de los periódicos bolivianos. Pronto se conocerán a los candidatos a la presidencia y a la vicepresidencia aprobados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).
A pesar del voto del 21 de febrero (21 F) que prohíbe modificar la Constitución Política del Estado (CPE) de manera a que Evo Morales pueda presentarse para un cuarto mandato, es casi seguro que figurará en la lista de los postulantes.
Y, de hecho, se encuentra en campaña desde hace meses; es más se puede decir que ha estado en campaña permanente desde su ascenso a la presidencia del país, con una sola obsesión en la cabeza: permanecer.
Debido a los obstáculos puestos en la carrera de los opositores, sus divisiones y su ausencia de visión y de proyectos movilizadores, y añadiendo todas las trampas que con seguridad surgirán en estas elecciones…
Lo más probable es que el dúo Morales-Linera vuelva a salir vencedor de esta jornada electoral, aunque muchas encuestas lo declaren perdedor en una segunda vuelta.
El único opositor susceptible de hacer frente a este dúo, según las mismas encuestas, el ex-presidente Mesa, enfrenta actualmente dos juicios: Quiborax y Lava Jato; y es posible que, hasta octubre del 2019, se irán añadiendo más temas a la lista, hasta volverlo inelegible.
No obstante, según mi percepción, lo más inquietante para el futuro no es eso. Aunque Carlos Mesa gane, solo lo hará con un muy pequeño margen.
Los diputados y senadores elegidos junto con él, serán débilmente mayoritarios y tendrán que hacer frente no sólo al grupo soldado y vengativo del MAS, sino a toda su clientela política y partidaria, encabezada por los cocaleros.
Encima, tomando en cuenta que, por un lado, no tiene un grupo de militantes políticos con el que contar (ya que se está prestando el nombre de un partido pequeño).
Y, por otro, que deberá hacer alianzas, más o menos cojas con otras fuerzas políticas, se verá obligado a, rápidamente, realizar alianzas sumamente perjudiciales.
El próximo presidente heredará una situación económica poco envidiable. El tiempo de vacas gordas, el de los precios elevados de las materias primas de las que Bolivia saca sus principales ingresos fiscales, se ha acabado desde el 2014
Es más, el próximo presidente heredará una situación económica poco envidiable. El tiempo de vacas gordas, el de los precios elevados de las materias primas de las que Bolivia saca sus principales ingresos fiscales, se ha acabado desde el 2014.
Y es probable que las exportaciones de gas (su principal riqueza) hacia Argentina y Brasil disminuyan debido a que estos dos países están empezando a explotar nuevos pozos que aseguran su aprovisionamiento y los conduce, incluso, a exportar su producción.
Es el caso de Argentina que vende gas a Chile y al Brasil a precios inferiores a los bolivianos. Y aunque los volúmenes de exportación se mantengan, las reservas de gas están en vía de agotarse.
Ya que, durante los 13 años del mandato de Morales, Bolivia no ha sido capaz de explotar una nueva reserva de gas, y su producción solo se sustenta en los pozos descubiertos gracias al proceso de capitalización del gobierno de Sánchez de Lozada.
Admitiendo que Mesa gane, tendrá, además, el desafío de re-construir un tejido institucional completamente destruido por los gobiernos de Morales debido a que la corrupción en todos los niveles le permite alimentar a sus clientes políticos.
Tendrá, además, muchas tareas que asumir frente a un aparato judicial enteramente al servicio del poder y notoriamente inepto.
Y encima, tendrá que asegurar la neutralidad del ejército y de su obediencia. Y ello está lejos de ser pan comido: ¿Cuál será la actitud de una jerarquía militar amamantada por una ideología cubano-venezolana y acostumbrada a regalos y a derechos?
Sin hablar de la policía de la cual todos sus jefes desde hace 13 años han sido aprehendidos con la mano en la bolsa –uno de ellos se encuentra en prisión por tráfico de cocaína.
Es un hecho que los cocaleros, los mineros de las cooperativas y los contrabandistas que viven en esas zonas son los principales beneficiarios de la política gubernamental actual y su sostén más fuerte.
Tendrá también la tarea de re-establecer el poder del Estado en varias zonas del país que escapan al control de sus agentes; entre éstos los territorios que están bajo las garras de los traficantes de cocaína:
En el Chapare, Yapacani, San Julián, San Germán, San Matías y también el departamento de Potosí (Uncía, Catavi, Llalagua), lugares donde la policía abiertamente declara “temer entrar”.
Además de las regiones fronterizas de contrabando. Es un hecho que los cocaleros, los mineros de las cooperativas y los contrabandistas que viven en esas zonas son los principales beneficiarios de la política gubernamental actual y su sostén más fuerte.
Dicho de otra forma, al menos que se dé una formidable reacción de todos los que se oponen a la re-elección de Morales y sostienen el referendum del 21 F, y que éstos apoyen incondicionalmente a un eventual nuevo elegido de la oposición, el futuro es oscuro.
Ya sea el dúo Morales–Linera gana y para hacer frente a la reacción negativa de la población perdedora en las elecciones, y a un viraje obligado en términos de políticas económicas debido a la situación económica del país, adquiera la tendencia de un gobierno cada vez más represivo y dictatorial.
O, gana Mesa o algún otro opositor, y deberá gobernar en un país con economía en decadencia y en un escenario en los que los vencidos, organizados en corporaciones poderosas querrán reconquistar el poder lo más rápido posible. En esas condiciones ¿Cuánto tiempo durará?
https://www.servindi.org/30/11/2018/se-tornara-bolivia-ingobernable <>

 

Joomla template by Joomlashine.com