(Tlachinollan)

Foto: El Sur de Acapulco.
Desinformémonos, 27 de diciembre de 2018.- La desaparición forzada es un tema por demás crucial en un país democrático y sin guerra como el México de los rostros del dolor tal cual lo han descrito y sentido las madres y los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en 2014.
Hoy (26 de diciembre) que se cumplen 51 meses de lucha incansable por la búsqueda de los normalistas, las madres y los padres acompañados de organizaciones sociales así como el obispo Salvador Rangel Mendoza de la Diócesis se Chilpancingo-Chilapa, Guerrero, marcharon de la Glorieta de Peralvillo a la Basílica de Guadalupe.
Ahí se realizó una misa dedicada especialmente por la aparición con vida de los 43 y por los miles de desaparecidos de un país desangrado por la violencia.
Las madres y los padres mencionaron que con el gobierno de Enrique Peña Nieto no tuvieron más que mentiras. Las investigaciones no avanzaron, al contrario, el gobierno se encargó de obstaculizar y hacer lo imposible para que el caso Ayotzinapa no se esclareciera.
En entrevista Doña Hilda Leguideño afirmó que han pasado cinco navidades sin que pueda estar con su hijo. “Una más Navidad triste esperando a nuestros hijos, pero le decimos al gobierno que no dejaremos de luchar hasta que regresen nuestros hijos”.
Las madres y padres tienen la esperanza que con el actual gobierno encuentre a sus hijos y no sigan con la arquitectura del engaño. También anunciaron que seguirán insistiendo en la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia sobre el Caso Ayotzinapa.
Descalificaciones en redes por las movilizaciones de las madres y padres de los 43.
Mientras tanto en las redes sociales decenas de comentarios amedrentan, cuestionan, lanzan mentiras e injurias contra las madres y padres de los 43, muchos de los señalamientos se basan en cuestionar las actividades que realizan los familiares de los desaparecidos y normalistas que exigen verdad y justicia en el caso Ayotzinapa.
Se dice que las madres y padres “alguien les paga” o, en su caso, ¿para que seguir haciendo marchas? cuando “ya se va a crear la Comisión de la verdad”.
Por su parte, continúan algunos boots utilizando la foto de los Abarca con Andrés Manuel López Obrador en Iguala, Guerrero, queriendo llevar la conversación al desprestigio a la reciente administración Morenista.
Cabe mencionar que las madres y padres han logrado movilizarse gracias a la solidaridad de miles de personas, organizaciones sociales, estudiantiles y el pueblo que aporta desde un peso hasta una comida.
Ademas realizan diversas actividades para continuar exigiendo verdad y justicia (van desde realizar toma de casetas, vender camisetas, sombreros, al igual que reciben algunas pequeñas aportaciones de organizaciones estudiantiles, civiles y eclesiales).
Otro tema es que las madres y padres se turnan en las actividades ya que varios se encuentran mal de salud impidiendo que no puedan andar en las movilizaciones así como continuar con sus actividades en el campo.
Duermen en colchonetas tratando de escudrinar la verdad oculta bajo las estructuras del poder, mientras su salud va menguando con los días.
En el caso del anuncio de la Comisión de la verdad es muy temprano para cantar victoria, en nuestra historia las diversas comisiones de la verdad no han podido esclarecer los hechos en si mismas.
Ni han encarcelado a los verdaderos culpables intelectuales, en este sentido, las movilizaciones no se terminan hasta saber la verdad y alcanzar la justicia, parafraseando a las madres y padres.
Es necesario decir que la voluntad de esclarecer los hechos por parte del nuevo gobierno son innegables.
Pero también es importante puntualizar que para las madres y padres es difícil confiar en las palabras de otro político, pues durante cuatro años les mintieron, los atacaron, amenazaron, trataron de comprarlos, les llamaron mentiroso y locos revoltosos.
Insistimos en develar que la salud de las madres y padres ha decaído y su desconfianza a la política partidista se han negado a recibir cualquier dádiva por parte del Estado.
Esta desconfianza hace necesario poder platicar con las madres y padres que siempre están abiertas y abiertos a conversar, a compartir un poco de ese gran corazón que resiste al dolor y a la tortura.
Publicado originalmente en Tlachinollan
https://desinformemonos.org/luces-esperanzas-la-movilizacion-las-madres-padres-los-43/ <>