Artículos

Colombia: Masacre en el Cabildo embera chamí San Lorenzo

Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org – 25 de noviembre de 2018.- Masacre en el resguardo. Es el titular de los periódicos colombianos de hoy. Aunque les costó 24 horas colocarlo, mientras circulaba en solitario la denuncia del consejo indígena regional de Caldas, Cridec.
¿Era porque estaba lejos el lugar y había que verificar?. De ninguna manera: este resguardo indígena embera chamí está en pleno centro, a poco tiempo de Manizales, con dos aeropuertos cercanos. Y junto a un municipio grande como Riosucio con abundancia de periodistas..
Fueron asesinados el líder comunitario y reconocido músico, Serafín Díaz, su esposa, la señora Gabriela Tapasco, y su hijo, coordinador académico de la Institución Educativa San Lorenzo.
El resguardo indígena embera chamí S Lorenzo tenía medidas cautelares de la CIDH-corte interamericana de ddhh, para proteger la vida y la integridad física de los líderes, comuneros y comunidad indígena.
En este mismo resguardo (una figura colonial en la que este y otros pueblos indígenas se amparan para preservar sus formas organizativas y un poco de sus territorios disminuidos por el despojo), fueron asesinados un médico tradicional y su hijo que estaba en fase de aprendizaje para serlo.
Tres años atrás ambos fueron asesinados después de haber realizado un actividad ceremonial con una de las familias de la comunidad. En aquel momento las autoridades indígenas emitieron una alerta temprana de etnocidio cultural a la medicina tradicional y al liderazgo.
El Cabildo indígena Embera Chamí San Lorenzo posee una sólida estructura de liderazgo y los guías espirituales fortalecen su identidad territorial a través de la medicina ancestral que forma parte de las costumbres del pueblo embera.
En la última década la población indígena tiene que afrontar numerosas violaciones a los derechos humanos individuales y colectivos, entre las que se encuentran masacres y asesinatos selectivos, desplazamiento forzado, amenazas, desapariciones, conflictos territoriales y persecución política y judicial.
En lo que va de año 2018 el número de líderes sociales (que incluye indígenas, negritudes, campesinado) asesinados asciende a 230 según INDEPAZ, y desde que asumió la presidencia Duque en agosto 80 líderes y defensores de Derechos Humanos han sido asesinados, lo que supone un incremento significativo de la violencia.
Y si se suma como hace Indepaz el periodo corto entre la elección y la toma de posesión, se añaden otros 43 crímenes, y la cifra aumenta hasta 123.
Pero no es eso lo que reportan los medios en nuestras tierras: se ha pretendido dar la imagen errónea de que todo está tranquilo en Colombia:
En la reciente visita de Duque a Europa, en la sede de la UNESCO en París varios ciudadanos trataron de interpelar sobre esta situación, entre ellos un conocido empresario, y fueron rápida y brutalmente sacados del lugar.
Hay otros pueblos Embera, los Katío, de selva, que provenientes del Chocó hace pocos días protagonizaron una fuerte movilización en Bogotá.
Con sus vestimentas tradicionales del trópico, pasaron frío en la capital, para denunciar la crisis humanitaria de su región y la violencia contra su pueblo.
https://www.youtube.com/watch?v=6ZCwjAfpe1Y
Los embera chamí son embera “de montaña” y vecino a S Lorenzo está el resguardo, también embera chamí, de Cañamomo-Lomaprieta, con el que varios Aytos de Asturias mantienen colaboración desde hace una década, y ha sido visitado por varias delegaciones asturianas.
Fruto de esa colaboración se podían ver los anagramas de los Aytos de Avilés y Xixón en los carteles de las actividades contra la violencia hacia las mujeres que el Cabildo Cañamomo realizaba esta semana.
Lo mismo que en el pasado los logos de la Axencia asturiana de cooperación estaban presentes en publicaciones, videos y carteles alusivos a actividades comunitarias en torno a la soberanía alimentaria:
También en Cañamomo-Lomaprieta la violencia contra los indígenas se ha cobrado la vida de varios gobernadores, médicos tradicionales, y el último el dirigente encargado por la comunidad de regular la minería artesanal del oro. https://vimeo.com/35458149
La ONIC, organizacional nacional indígena de Colombia, autoridad mayor de los 102 pueblos indígenas reconocidos en el país, http://www.onic.org.co/noticias/70-destacadas/2677-onic-condena-masacre-de-familia-indigena-embera-en-resguardo-de-san-lorenzo-caldas
Enviaba también este año delegaciones a Europa para trasladar la preocupación por el asesinato de autoridades indígenas, y denunciar la negativa del gobierno de Duque a cumplir la sentencia de la Corte colombiana que ordena salvaguarda y garantías para 36 pueblos indígenas en peligro de desaparición.
Esta autoridad indígena ha señalado las graves afectaciones de la minería extractivista en territorios indígenas teniendo al límite de la sobrevivencia a varios Pueblos indios.
En asuntos de Paz consideran que debe cumplirse lo pactado. La ONIC ha presentado 86 metas e indicadores para que el Acuerdo se cumplimente debidamente en su contenido étnico.
En esas delegaciones ha participado la Consejera de derechos de la ONIC, Aida Quilcué, (que había estado en Asturias, con su hija pequeña, poco tiempo después de que su compañero fuera ametrallado y asesinado por los militares, a órdenes directas de Uribe…
Pensando que dentro del vehículo iba Aída, quien había mantenido una confrontación fuerte, en sus funciones de consejera mayor del CRIC, en la finca La María Piendamó) resaltando el aporte de los pueblos indígenas a la paz en Colombia.
La sistematicidad del estado en el asesinato de autoridades y líderes indígenas, y citando casos concretos recientes en Chocó y Cauca con incremento de la persecución, las amenazas, los asesinatos.
Aída compartía apreciación con las embajadas para que la paz y el post-Acuerdo no se convierta en mercancía, y los Derechos de los pueblos indígenas no vuelvan quedar postergados.<>

 

Joomla template by Joomlashine.com