Artículos

México: Tras los rastros de mis ancestros

(Por Eusebio Vázquez Navarro, corresponsal de Prensa Indígena.org)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Torreón, Coah., 3 de noviembre de 2018.- Ya voy para los 43 años, desde que el 15 de mayo de 1976, encabezando a mi familia mayor con mi madre por delante, coloqué una banca con los nombres de los Vázquez Godoy –mi tío Esteban y mi padre que había fallecido un año antes-en un sitio alrededor del kiosco de la plaza principal de Juchipila, Zacatecas.

 

Y hasta la fecha que debo solicitar que el ayuntamiento de esa población corra el trámite de registrar la biblioteca que en el fraccionamiento Juchipila lleva desde 2001 el nombre de mi tío Esteban Vázquez Godoy.
Pudiera ser que debido al serio problema de salud del que estoy convaleciendo, pero ahora se ha acentuado en mi persona la necesidad espiritual de buscar los rastros de mis abuelos allá en esa población, en el cañón de Tlaltenango.
Y corroborar que exista el pequeño ranchito que nunca conocí y que se llama o debió haberse llamado El Romerillo o El Romerito y que se localiza o localizaba en la sierra que existe al sur del poblado La Mezquitera Sur, que se encuentra antes de llegar por carretera a Juchipila.
Y es que desde 2006 estoy al pendiente de la tumba en que reposan los restos de mi abuela paterna (la maestra empírica Leandra Godoy Cortés) y de mi tío Esteban Vázquez Godoy.
Aunque por más datos que he buscado preguntando y consultando no hallo el acta de nacimiento o defunción de mi abuelo paterno que se llamó Víctor Vázquez Rodríguez.
Del cual lo único que he logrado indagar es que él nació en el Cañón de Tlaltenango, lugar que no conozco y al que me propongo viajar cuando pueda hacerlo o me lleven mi hija Rosario Guadalupe y mi yerno Daniel de Jesús.
Bueno y el rancho El Romerillo, ¿qué onda? Es que este lugar que me han dicho que todavía existe, fue propiedad del esposo de mi tía Justina Navarro González -hermana de mi madre y de los Navarro de La San Antonio de los Bravos.
Y que llegaron del estado de Zacatecas en abril de 1934, encabezados por mi señor padre don Vicente Vázquez Godoy den aquel pequeño ranchito en el que se sembraba de grano en grano y se cultivaba con rústicos arados tirados por bueyes.
Bueno ya hasta parece una pequeñísima novela arrancada de la vida real del siglo pasado en el ranchito El Romerillo o El Romerito, mi padre ya casado con mi señora madre y a lo mejor ya hasta nacida su primogénita hija Flora que este 29 de octubre de 2018 hubiese cumplido 85 años de edad.
“Trabajaba” como aguador en una casa rica de Juchipila y de vez en cuando subía a la sierra y en El Romerillo –al amparo de su concuño Nicanor Romero- aprendió lo más elemental dl cultivo de la siembra y cultivo dela tierra.
Lo que le sirvió como una especie de “curso intensivo “y cuando llegó a San Antonio de los Bravos, al venirse el reparto agrario en 1936 le entró duro y macizo al arte de labrar la tierra, labor que desempeñó con responsabilidad y emoción hasta el último día de su vida.
Pues falleció el 23 de marzo de 1975 y sus restos descansan junto con los de su esposa doña Pascuala, en el panteón de ese ejido en el que yo crecí y radiqué hasta los 13 años de edad.
Año en que al egresar en la primera generación de la escuela primaria, me llevó mi padre a la Escuela Normal Rural de Salaices, Chihuahua… Hasta el próximo PANORAMA…(EVN).
http://www.sincensura.com.mx/2018/11/03/panorama-tras-los-rastros-de-mis-ancestros-679/ <>

 

Joomla template by Joomlashine.com