Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org - 15 de noviembre de 2018.- Otra muerte en la Araucanía. No dejaron salir de Argentina a Moira Millán para participar en el alcuentru de muyeres celebrado en Xixón http://pachakuti.org/spip.php?rubrique74
Su hermana Mariela pudo hacer un resumen de la persecución al pueblo mapuche en tierras patagónicas, con protagonismo de la transnacional Benetton que se apropió de un millón de hectáreas.
No dejaron salir de Suiza a Flor Calfunao, embajadora nombrada ante la ONU del pueblo mapuche, originaria de la parte mapuche de Chile.
Y en Chile ayer el joven Camilo Catrillanca fue asesinado por fuerzas especiales de carabineros denominadas “comando jungla” entrenadas especialmente en Colombia para reprimir al pueblo mapuche.
Camilo era nieto del lonco Juan Catrillanca, la autoridad de la comunidad de Temucuicui (que aparece en otra fase de represión estatal en el video de la TPA “Mapuche una Historia de Resistencia”, de Ángela López y Nacho Salgado https://vimeo.com/8216839 y conducía su tractor cuando le asesinaron.
La militarización de la zona ha sido rechazada también por partidos del parlamento chileno que exigen la retirada del comando jungla de La Araucanía, para evitar una escalada de violencia y proceder a su desarticulación.
El operativo de los carabineros se produjo en el marco de un allanamiento policial con la presencia de 200 uniformados que entraron a la comunidad y dejaron al menos cinco personas heridas.
Durante las protestas contra el crimen de Camilo los carabineros volvieron a reprimir y detuvieron a cinco personas.
Alex Lemún Saavedra (2002), Jaime Mendoza Collío (2009) y Matías Catrileo Quezada (2008), son otros tres jóvenes comuneros mapuche asesinados por carabineros: Domingo Marileo
El asesinato de Camilo es otra muerte anunciada: El Comando Jungla se entrenó en Colombia con el ejército colombiano, el mismo que asesina campesinos para aumentar las recompensas de la lucha contra la guerrilla.
El Comando Jungla fue ideado para reprimir y para matar y cumple con sus funciones: la responsabilidad está en la Presidencia de la Republica de Chile.
Ahora, Ercilla está sitiado por la policía. No permiten que familiares vean el cuerpo del joven mapuche asesinado por carabineros al interior de la comunidad Temucuicui.
Otro comunero menor de edad de iniciales MPC, también fue herido de gravedad y se encuentra en el CESFAM de Ercilla.
<>“Los matan por ser mapuches”.
El Senador Francisco Huenchumilla declaró que “acá hay una responsabilidad política del gobierno, al mandar a entrenar a un comando de Carabineros al extranjero, en situaciones que son ajenas a las de nuestro país.
Entonces si el hecho fue un delito común, es más grave aún porque si tu traes un comando entrenado en el extranjero a una realidad como la de la Araucanía donde no se dan las condiciones de Colombia, tarde o temprano van a pasar estas cosas”.
El asesinato de Camilo Catrillanca se da en un marco de escalada represiva en el Wallmapu. La llegada en julio del Comando Jungla marcó un hito de las intenciones políticas del gobierno de Piñera: aumentar la represión y no dar una salida política al conflicto territorial en el Wallmapu.
Cercada por latifundistas y forestales, Temukuikui es un territorio emblemático de la sistemática represión de parte del Estado chileno, que ayer miércoles derramó el vaso con el asesinato del peñi Camilo.

Una política racista, que tiene como objetivo promover el desarrollo de capitales -como las mineras, las forestales y petroleras- para que estas se instalen en los territorios históricos del Pueblo Mapuche.
Así, las cientos de comunidades que se han levantado, dando la pelea en contra de esta nueva invasión, han sido salvajemente reprimidas y sus integrantes vejados, asesinados, encarcelados.
Cientos de mapuche han pasado por las cárceles muchas veces sin juicio, haciéndose eternas las prisiones preventivas.
¡Marrici weu!
http://miradoriu.org/spip.php?article751 <>