Artículos

México: Los sin nada

Colectivo del Periódico El Zenzontle, 29 de octubre de 2018.- Los miles de migrantes centroamericanos que partieron de Honduras con un solo sueño, el de tener una mejor vida, es una pequeña muestra de la monstruosa desigualdad que ha existido y existe en los países no solo de Centroamérica, sino también de México.
Esta caravana que representa la pobreza, la falta de un sistema que garantice las condiciones mínimas de una vida digna como son la educación, la salud, el empleo, es un sinónimo también de la insoportable violencia…
En la que viven miles de personas por parte del narcopoder, del accionar represivo del gobierno y del despojo que realizan las trasnacionales y las bases militares norteamericanas.
Estas grandes desigualdades de nuestra América se vuelven más indignantes al saber cifras como las que muestra el informe anual de la banca suiza (Billionaries report 2018).
En el informe, se muestra que un grupo de tan solo "16 mexicanos concentra una riqueza de 141 mil millones de dólares, una cantidad que ha ido en aumento y que para efectos comparativos supera con creces el saldo de la deuda externa del gobierno federal" (La Jornada, 28 de octubre de 2018).
Como era de esperarse, el poder imperialista del norte, con el sirviente Peña Nieto al frente, ha puesto a trabajar su aparato represor en todas sus expresiones.
Desde los medios de comunicación llámense, radio, televisión, así como en todas sus plataformas en la red, donde el poder, en los últimos días desató una campaña xenofóbica en donde prevalece el odio y el racismo contra nuestro pueblo pobre que se organiza y lucha por una vida digna con condiciones simplemente humanas.
Operativos de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración como parte de esta campaña de desprestigio y orquestados desde el país del Norte con la idea de detener lo ya indetenible:
La desesperación de miles de personas que caminan para sobrevivir ante la injusticia, el engaño, y a las condiciones adversas en las que vive nuestro pueblo.
Lamentablemente, La Caravana de nuestros hermanos centroamericanos, que al cierre de esta edición lleva ya dos víctimas de deceso, se ha convertido en una arma de poder. No ha bastado con la descalificación, y arremeter juicios como:
"Son delincuentes, violentos, escorias, viene a secuestrar y quitar empleos". También el imperialismo norteamericano de Trump en el contexto de las elecciones intermedias del próximo noviembre, se ha beneficiado y utiliza a La Caravana como estrategia electoral…
Para alentar el voto conservador y racista de Estados Unidos con la finalidad de mantener el Congreso federal en manos de los republicanos, actualmente en la cuerda floja. pues encuestas recientes muestran que van los opositores de Trump al frente.
Ante la obstinación del poder por detener este brote de lucha que implica ya no solo una nación, sino a todo un pueblo que –literal- rebasa fronteras, surge un fenómeno importante.
Mientras el pueblo camina por superar la miseria, al mismo tiempo se reconoce y se organiza poco a poco, y a cada paso que da, resuenan expresiones de solidaridad, se abren brechas que parecen pequeñas donde aparentemente no pasa nada.
Pero aparece un pueblo que también padece de los mismos males y que a pesar de eso lucha, resiste y se organiza, y ante toda la adversidad cobija a esta caravana con alojamiento, comida, asistencia médica, y principalmente el apoyo moral.
Al saber que somos muchos los sin tierra, los sin escuela, los sin trabajo y los que ya no tienen nada que perder como dijeran muchas mujeres y hombres que conforman esta caravana -ya histórica-, pero eso si mucho que aprender.
Este México que abraza a los hermanos del sur, al cierre de esta edición se encuentra ante una gran definición de poderes, la conclusión de una consulta con fallas que pretende simular democracia y avalar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.
Que ha puesto a consulta si se destruye o no el lago de Texcoco o el territorio de la base Santa Lucía y los usos y costumbres de los pueblo originarios de ambas zonas, sin decidirse a cancelar el proyecto de un nuevo aeropuerto internacional esté donde esté pues es por ecocida, costoso y nocivo para la vida.
Está en puerta en este país de desplazados y migrantes, la confirmación de cómo hacer más ricos a los ya poderosos y explotadores que simulan desarrollo.
Pero que solo enriquece los bolsillos de quienes se encuentran entre los 16 mexicanos que han acumulado una riqueza superior a la deuda externa (y no piensan hacer nada por pagarla) a costa del pueblo trabajador.
http://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/los-sin-nada/ <>

 

Joomla template by Joomlashine.com