Foto: Jacksonville Journal-Courier.
Servindi, 30 de setiembre, 2018.- Área afectada por terremoto y tsunami es más grande de lo que se pensaba inicialmente, quedan aún muchas personas atrapadas bajo los escombros Las victimas mortales producto del terremoto y el tsunami se elevaron a 832 en Indonesia —isla de Célebes—.
La tragedia es mucho más de lo que inicialmente se pensaba, informó este domingo la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres.
Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), informó en rueda de prensa en Yakarta que 821 personas murieron en Palu y 11 en la regencia de Donggala.
El primer movimiento telúrico de magnitud 6,1 grados en la escala de Richter, remeció la zona el viernes a las 16.00 (hora local), con un epicentro cercano a la localidad de Donggala.
Un segundo terremoto de magnitud 7,5 grados en la escala de Richter golpeó el área de Palu y desencadenó un tsunami que duró más de media hora, con olas de hasta seis metros de altura.
Luego de estos acontecimientos desastrozos las autoridades confirmaron las decenas de fallecidos, sin embargo conforme pasaban las horas se fueron contabilizando los cientos de pérdidas humanas, cientos de heridos e incalculable pérdida material.
Muchas de las víctimas fueron sorprendidas y arrastradas desde la playa de Palu, donde realizaban un preparativo para un festival previsto para el viernes por la noche. Amplias zonas sufrieron total destrucción.
Willem Rampangilei, director de la Agencia Nacional de Gestión de Desastre (BNPB), informó desde la isla Célebes que "se estima que 10 mil personas están refugiadas en 50 puntos en la ciudad de Palu".
Asimismo, el funcionario senaló "Estamos teniendo dificultades para desplegar equipos pesados para encontrar a las víctimas bajo los escombros de los edificios porque muchas de las carreteras que llevan a Palu están dañadas".
Miles de edificaciones quedaron completamente destruidas entre los que se encuentran hospitales y hoteles. El portavoz de la BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, ha destacado desde Yakarta que "el tsunami no llegó solo, arrastró coches, casas, golpeó todo lo que encontró en tierra".
Además, resaltó que la ola gigante avanzó en el mar a 800 kilómetros por hora antes de tocar la costa.
Es preciso puntualizar que en este catastrófico evento natural, la gran mayoría murieron por el tsunami. La agencia aún analiza los posibles efectos de la tragedia en la localidad de Donggala, también en la costa y más cercana al epicentro, pero los problemas de comunicación dificultan estas tareas.
Según informaciones de las autoridades correspondientes la cifra final de víctimas no es la final, se contabilizarán más según realizan las actividades de remoción de escombros.
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/30/09/2018/victimas-mortales-superarn-los-800-en-indonesia <>