(Por Pedro Zamora Briseño)

Protestas contra los feminicidios en Colima. Foto: Pedro Zamora.
Proceso, Colima, Col., 1 de agosto (apro).- De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en cinco años se cuadruplicó la cifra de asesinatos de mujeres en la entidad, pues mientras en 2013 se contabilizaron 18 casos, el año pasado la cantidad de víctimas se elevó a 75.
En suma, el organismo reportó 201 homicidios dolosos de mujeres en el periodo de 2013 a 2017, a los que se añaden 41 casos ocurridos en los primeros siete meses del presente año, según información de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
Al cerrar las cifras del primer semestre de 2018, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) colocó a Colima en el primer lugar en la tasa de homicidios dolosos de mujeres en el país, con 8.29 casos por cada cien mil habitantes del sexo femenino.
Seguido por Baja California (7.44), Guerrero (6.41), Guanajuato (5.20) y Baja California Sur (4.86). La tasa promedio nacional fue de 2.0 casos por cada 100 mil mexicanas.
Carmen García García, representante estatal del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), consideró que en Colima se está viviendo “una situación de emergencia” en materia de asesinatos de mujeres.
Dado que “nos encontramos en estado de mucha vulnerabilidad y riesgo, por lo que en ese sentido las acciones del gobierno deberían de ser de emergencia en un contexto donde a las mujeres nos están matando”.
En entrevista, reconoció que actualmente la PGJ realiza detenciones de presuntos responsables y “se está esforzando por cambiar algunas cosas, y qué bueno que lo haga.
Pero necesitamos más acciones contundentes y esto no lo puede hacer una sola autoridad, tendrían que ser las acciones directamente de los tres poderes y de los ayuntamientos”.
La activista ejemplificó que cuando hay un ciclón “todas las autoridades se ponen las pilas para enfrentarlo, entonces ¿cuantas muertas más se necesitan para que todas las autoridades se pongan a trabajar? Se me hace muy indignante, porque pareciera que cada quien se lava las manos”.
A juicio de Carmen García, la sociedad también tiene responsabilidad ante esta situación, pues no puede permanecer indiferente frente a los asesinatos, ya que debería estar exigiendo a las autoridades de todos los niveles que den la cara:
La PGJ, el Supremo Tribunal de Justicia, los presidentes municipales, los diputados y sobre todo el gobernador.
“Estamos hablando —dijo— de un contexto de violencia donde es motivo de alarma ver cómo las mujeres están siendo mayormente asesinadas y eso para nosotras es muy grave.
Porque no sólo estamos en el caso de embolsadas, desaparecidas y de las tentativas de homicidio, sino que está creciendo el número de mujeres asesinadas y esto te deja en un estado de indefensión”, mencionó.
García García advirtió que a pesar de que desde el 20 de junio de 2017 se emitió la Alerta de Violencia de Género para Colima, esto no se ha reflejado en buenos resultados para la seguridad de las mujeres.
“Tendríamos que analizar dónde está la falla, pero creo, desde mi punto de vista, que las autoridades sólo han hecho acciones para quedar bien con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.
No para atender realmente una problemática grave que hay en el estado, no para evitar las muertes violentas de mujeres”, expuso.
No obstante, aclaró: “Yo no quisiera descalificar totalmente a la autoridad porque sí se está viendo que ha habido detenidos, además de que el actual procurador reactivó el Comité de Evaluación del Feminicidio, que ha estado sesionando, revisando los casos cada 15 días”.
https://www.proceso.com.mx/545334/en-colima-se-han-registrado-242-homicidios-dolosos-contra-mujeres-de-2013-al-2018-inegi <>