(Damiano Mazzotti)

Presenza, 17 de julio de 2018.- El politólogo australiano Tim Anderson ha escrito un ensayo muy directo y bien documentado sobre la guerra siria: “La guerra sucia contra Siria” (Zambon, 2017, 272 páginas, euro 16.80).
La guerra en Siria es el prototipo de una guerra basada en el engaño político y diplomático. Las historias sobre las masacres de civiles y niños en el ejército del Gobierno sirio tienen fuentes muy partidistas.
En todas las guerras “el objetivo es demonizar al enemigo mediante repetidas acusaciones de atrocidad, movilizando así el apoyo popular a la guerra” (Knightley, 2001, citado en p. 31).
Una cosa es cierta: los medios de comunicación occidentales ya no tienen en cuenta la “atención básica para evitar conflictos de intereses, la búsqueda de fuentes independientes y la falta de credibilidad de las declaraciones de intereses de las partes implicadas en el conflicto” (p. 31).
Organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional también se han basado en información poco fiable y no verificada de unos pocos grupos de la oposición (p. 212). Las pruebas “en cuestión” no tienen ningún valor en derecho civil y penal.
Sin embargo, “tales pruebas sólo tienen valor cuando contradicen los intereses de la parte interesada, como en el caso de las admisiones, o cuando proporcionan información sobre la mentalidad de la parte que las presenta” (p. 32).
Por ejemplo, en el caso de Siria, se puede hacer referencia a estos episodios de 2012: “Los medios de comunicación occidentales entrevistaron a tres comandantes del Ejército Libre sirio con Alepo [el ejército no gubernamental].
Los tres admitieron haber sido odiados por la población local, que en su mayoría eran leales al presidente Assad” (pág. 34).
También hubo algunos hechos relacionados con el uso de gas sarín en los territorios ocupados por terroristas, y “la investigadora de la ONU Carla Del Ponte afirmó estar en posesión de testimonios de víctimas según los cuales los “rebeldes” habían usado gas sarín” (BBC, 2013, p. 192).
En 2013, un informe interno de la OTAN estimaba que el 70% de los sirios apoyaban al presidente, el 20% eran neutrales y el 10% estaban en contra.
De hecho, en las elecciones de 2014 “Bashar al Assad obtuvo el apoyo del 65% del total de los votantes, es decir, el 88,7% de los votos, con una participación del 73,4%” (pág. 34).
Para poder justificar una intervención humanitaria en Siria, toda esta información y muchas otras no debían ser divulgadas. Y muchos de los crímenes cometidos por algunos grupos rebeldes y terroristas tuvieron que ser ocultados.
Al comienzo de las protestas y manifestaciones, muchos testigos afirmaron que algunos manifestantes fueron los primeros en abrir fuego y que muchas fuerzas de seguridad a menudo sólo respondían “a la violencia brutal de los insurgentes armados” (Padre Frans Van der Lugt, jesuita asesinado el 7 de abril de 2014).
Además, a pesar de “un régimen despiadado y corrupto”, que tiene un gran “aparato de seguridad”, desde que las “fuerzas reaccionarias” apoyadas por Arabia Saudí y Qatar asumieron muy rápidamente “la resistencia democrática”, el apoyo popular se centró una vez más en el gobierno sirio (Sami Ramadani, analista iraquí-británico, p. 77).
Además, “tanto la Hermandad Wahabí como la Musulmana tienen una larga tradición de colaboración con las grandes potencias contra sus adversarios internos.
Son estos individuos los que han reducido la idea de la yihad -un concepto completamente respetable en el islam, indicando una lucha moral y espiritual- a la imagen de despreciables “yihadistas” que cometen crímenes monstruosos” (p. 97).
Además, las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí “no son simplemente las relaciones entre una potencia global y un barón del petróleo”, ya que Arabia Saudí representa “un destacado colaborador político dentro de la región, con una larga experiencia en el fomento de divisiones” (p. 103).
Irán, Siria laica y Líbano forman parte de un eje antiimperialista en Oriente Medio. No hay bases militares americanas en Irán y Siria, pero hay una base naval rusa en Tartus.
Esta realidad no es tolerada por la dirección gubernamental y paragubernamental que maneja el expansionismo acrítico de Estados Unidos, también a través del desencadenamiento y estímulo de guerras civiles.
Tim Anderson es profesor de Economía Política en la Universidad de Sydney. Para un video más detallado: www.youtube.com/watch?v=5bCrcYhdTmA (entrevista con Patrick Henningsen).
Nota sobre la base naval de Tartus – Al parecer, el gobierno sirio se ha sentido muy cómodo luchando con el ejército ruso: https://it.wikipedia.org/wiki/Base_navale_russa_di_Tartus Los terroristas de ISIS fueron derrotados por los rusos, a pesar de las malas políticas estadounidenses.
Si los seres humanos pudieran vivir en la condición sobrenatural de ser buenos, nunca necesitarían cerraduras o armas. Si algunos asesores gubernamentales hubieran sido menos incivilizados, no habría habido acontecimientos indeseados y opuestos a los deseados.
Nota explicativa: “El ejército sirio cree que no debe pedir disculpas a nadie cuando bombardea áreas ocupadas por terroristas, y siempre ha hecho esfuerzos bien publicitados para evacuar a civiles antes de hacerlo” (p. 38).
Los medios de comunicación occidentales utilizan muchas noticias sobre la guerra siria proporcionadas por una sola persona “residente en Gran Bretaña que se llama a sí mismo Observatorio Sirio de Derechos Humanos” (p. 34).
Nota de Daniele Ganser – La gestión de los recursos energéticos puede convertirse en la principal causa de una guerra, como la de Siria. En este caso, un país que quería pasar un oleoducto desde Siria fracasó y encontró aliados para tratar de cambiar las cosas (www.youtube.com/watch?v=k7LPILjBAmo
www.danieleganser.ch www.siper.ch/ en, Instituto Suizo para la Paz y la Investigación Energética; www.youtube.com/watch?v=ZdRJo69lIl0 Además, Qatar, Arabia Saudí e Israel “comparten el objetivo de Estados Unidos de mantener la región débil y dividida” (p. 20).
Nota sobre la historia común entre Siria y Líbano: www.facebook.com/SiriaLibanodotcom. El sitio es administrado por Lorenzo Trombetta: www.linkedin.com/in/lorenzo-trombetta-47983565 algunos artículos del sitio antiguo se pueden encontrar aquí: www.agoravox.it/SiriaLibano
Nota sobre el ejército sirio – “Los sirios saben que su ejército representa a la Siria pluralista y que siempre ha luchado contra el terrorismo fanático apoyado desde el extranjero” (Anderson, p. 82).
En cualquier caso, “para operar durante tanto tiempo, el ejército árabe sirio debe haber podido contar con su propio pueblo… nada puede reemplazar el apoyo de su propio pueblo” (Kamal Alam, https://rusi.org/people/alam 2015, asesor de la Unión Europea, p. 82).
Nota sobre el Ejército Libre Sirio Antigubernamental – A finales de 2013, el ejército rebelde se había convertido en “una organización predominantemente criminal” y a sus líderes se les pagaba tanto que no tenían ningún interés en poner fin a la guerra” (Ruth Sherlock, 2013, p. 119, periodista británica antigubernamental que admitió el papel contaminante de los petrodólares de las monarquías árabes suníes, https://muckrack.com/ruth-sherlock
Nota sobre Al Jazeera – Qatar TV “sigue siendo una de las principales fuentes de constantes campañas alarmista sobre una supuesta amenaza confesional planteada por la influencia iraní y chií en la región…
Con el estallido de los conflictos en Siria y Egipto, los periodistas de Al Jazeera empezaron a dimitir en masa, denunciando la injerencia de directores proamericanos” (p. 137).
Nota en la BBC – La radio y la televisión públicas del Reino Unido “colaboraron en un intento de encubrir el asesinato del más prestigioso erudito sirio del Corán, Sheikh Ramadan, en Bouti, que tuvo lugar en marzo de 2013…
Un enérgico partidario del pluralismo religioso sirio, se había pronunciado abiertamente sobre el sectarismo violento… Jabhat al-Nustra amenazó con matarlo, luego lo mató y luego, como es su costumbre, trató de culpar al gobierno sirio”. 143).
Al-Nustra es un grupo armado yihadista salafista, por lo tanto, un fundamentalista sunita, que mató a un erudito independiente con una bomba en una mezquita que mató a más de cuarenta personas (este grupo armado estuvo vinculado a la organización terrorista Al Qaeda durante mucho tiempo).
Nota sobre algunos observadores independientes – Desde 2001 Media Lens ha estado analizando las guerras en Oriente Medio: www.medialens.org (fundada por David Edwards y David Cromwell). En su lugar, Off Guardian lucha contra la desinformación del periódico The Guardian: https://off-guardian.org
Alfred Hackensberger es un periodista alemán independiente: https://twitter.com/hackensberger (las dos primeras fuentes fueron citadas en la pág. 147 y el periodista fue citado en la pág. 174).
Nota histórica – “Las proclamaciones de libertad e igualdad de Estados Unidos fueron escritas por dueños de esclavos y promotores de la limpieza étnica” (p. 253). En la Declaración de Independencia, los nuevos americanos denuncian “a los británicos por haber puesto límites a la ocupación de las tierras de los nativos”.
Nota sobre la Invasión Fundamentalista Islámica – El fundamentalismo islámico está avanzando en Europa y el Medio Oriente, y el lento movimiento está escapando de mucha gente. Para más información: http://www.informazionecorretta.com/main.php?sez=120&id=33511 (editado por el filósofo Ugo Volli).
Turquía forma parte de la OTAN, pero se ha convertido en una nación fundamentalista. Libia, Siria e Irak son Estados que sufrirán el daño del fundamentalismo durante algunas décadas más.
Algunos líderes norteamericanos no se dan cuenta de que, con la ayuda económica y militar dada a sus aliados fundamentalistas, se arriesgan a dar a luz o importar fundamentalismo religioso a los Estados Unidos.
La ficción americana de una guerra contra el terrorismo podría convertirse pronto en una realidad.
https://www.pressenza.com/es/2018/07/siria-y-el-neoimperialismo-estadounidense/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+pressenza%2FEYhc+%28Noticias+de+Pressenza+IPA+en+castellano%29 <>