Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org – 15 de julio de 2018.- Un partido de fútbol entre ocho chicos, todos familiares, se acabó por culpa de tres misiles israelíes lanzados el 16 de julio de 2014.
Cuatro de los niños perdieron la vida: Ahed Atef Baker y Zakaria Ahed Baker, ambos de 10 años, Mohamed Ramez Baker, de 11 años, e Ismael Mohamed Baker, de 9 años. Todos eran primos. Los periodistas internacionales que presenciaron la tragedia publicaron imágenes de los niños muertos que afectaron a todo el mundo.
Más tarde se supo que cuando el primer proyectil cayó en tierra, los niños intentaron huir, pero el segundo golpeó a tres de ellos. Los periodistas añaden que daba la impresión de que los proyectiles los estaban persiguiendo a ellos.
El fiscal israelí absolvió así al Ejército de cualquier responsabilidad de la muerte de Ismaíl, Mohamed, Zakaria y Ahed. Dijo que confundieron a los chicos, de nueve y once años, con milicianos.
Para los palestinos esto es un ejemplo más de cómo el sistema legal israelí encubre sus propios crímenes de guerra.
Aquel día los periodistas extranjeros se encontraban almorzando, trabajando con sus ordenadores o incluso grabando en las terrazas de sus hoteles cuando, de repente, se oyó una explosión. Después se escucharon los gritos de los niños pidiendo ayuda. Luego llegó el segundo ataque.
Mucha gente conocía a Ismaíl que acudía cada día a la playa de la ciudad de Gaza para vender bebidas.
A su madre le queda como último recuerdo la fotografía que un periodista extranjero tomó mientras Ismail hacía con sus dedos una' V', el símbolo de la victoria que todos los niños palestinos tan bien conocen.
El día del bombardeo de la playa, Mohamed salió a hacer un recado para su padre. Al volver a casa pidió permiso para ir a jugar con sus primos.
Tras el asesinato de los cuatro niños, los otros cuatro supervivientes reciben tratamiento psicológico en el hospital Shifa y el Gaza Community Mental Health.
Uno de ellos, Montaser, reacciona siempre de forma violenta. Yunis habla con los difuntos niños cuando está despierto, sobre todo con Mohamed, con el que tenía una estrecha relación.
Son niños que todavía preservan el miedo que ese día sintieron y que han perdido el apetito, no duermen durante la noche, sino durante el día. No entienden por qué les sucedió eso a ellos, solo estaban jugando a la pelota en la playa.
Abogados de ddhh palestinos tratan de sacar adelante el caso en la Corte Penal Internacional y que los crímenes israelíes lleguen a su fin. Cuentan con que la Corte actuará como un órgano independiente que establece la justicia a nivel internacional. ¿?
La conducta de Israel durante la guerra de Gaza, así como en Cisjordania, es actualmente objeto de una investigación preliminar por parte de los fiscales de la Corte Penal Internacional de La Haya.
No hay límite de tiempo para la investigación preliminar, por lo que los fiscales de La Haya, bajo la constante presión de Israel y Estados Unidos, podrían ocuparse de ella indefinidamente, al igual que muchos otros funcionarios internacionales que han fallado en su obligación de responsabilizar a Israel.
Pero la evidencia incontrovertible de que Israel se niega a investigar seriamente los crímenes cometidos en Gaza les da a los fiscales una excusa menos para dejar a Israel en la completa impunidad de sus crímenes.<>