Recibido de Javier Arjona, internacionalista, corresponsal de Prensa Indígena.org – 5 de julio de 2018.-Pedimos "disculpas" por compartir tanto terror. Pero las noticias llegan y a los asesinatos de Ana Cortés en Cáceres, de Margarita Estupiñan en Tumaco, ahora se ha conocido el crimen del líder indígena del Cauca Luis Erardo en el municipaio de Caloto.
El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) denunció el homicidio de Luis Erardo Fernández Velasco de 33 años de edad, reconocido líder social, cuyo cuerpo fue hallado con disparos de arma de fuego en el sector de El Arrayán, jurisdicción del municipio de Caloto.
Según la denuncia, el ciudadano oriundo de la vereda Loma Gruesa, salió en su vehículo desde su vivienda con destino a la zona rural del Resguardo Indígena de Huellas, y posteriormente apareció muerto.
Se informó que este hombre era reconocido en la región por su trabajo social comunitario, fue autoridad en su vereda, y fundó y coordinó el movimiento juvenil durante varios años.
26 son los líderes asesinados desde el 1 de junio. El gobierno de Santos, que hace muchos meses dejó de "ejercer" en la práctica, ha dejado hacer sin embargo su trabajo sucio a las estructuras paramilitares que han sido denunciadas miles de veces por las organizaciones de DDHH nacionales e internacionales.
Su responsabilidad es máxima en este nuevo repunte del terror en Colombia, lo mismo que en la dejación de funciones para hacer cumplir lo que firmó en términos de paz con la guerrilla:
Al no honrar lo pactado ha dejado totalmente maltrecho el proceso, contraviniendo las recomendaciones de las Misiones de la ONU, y favoreciendo el control territorial de los grupos paramilitares que campan a sus anchas.
El PAV-ddhh, iniciado por el gobierno asturiano en 2001, ha acogido desde entonces a 113 activistas de ddhh amenazados de muerte: mañana en el parlamento astur serán recibidos 4 de ellos.
Tras su protección temporal en Asturias Luciano Romero y Henry Ramírez fueron asesinados a su regreso a Colombia en 2005 y 2010.
Precisamente del Cauca está pendiente de llegada a Asturias una quinta persona acogida al Programa Asturiano de DDHH, indígena nasa como el comunero asesinado Luis Erardo.<>