Artículos

América Latina: Los viajeros de la ausencia

(Por Pepe Diez, 17 de junio de 2018)

<>Edemas sociales.
Los puntos y comas han arrastrado ideas y conceptos sociales y raciales bajo una concepción antropológica de incertidumbre para nuestros pueblos en su origen e identidad. La vieja República se convirtió en la líder inagotable de los golpes bajos a la raza creadora de civilizaciones; trabajadora y persistente con su manifestación histórica.
Referente al mestizaje, al que también pertenezco, obró de forma irresponsable y fue muy poco sensata y solidaria ante la sangre grandiosa del pasado.
Los complejos se escondieron con la dinámica engañosa de sentirse descendiente de la abolenga estirpe hispano-europeo.
El falso capitalismo en el contexto planetario, las falsas religiones y los turbios sentimientos edificaron un modelo retrógrado e injusto sobre la inigualable belleza del continente.
Brilló la necia enfermedad de secuestrar la cultura de forma descarada implantando cervantes desahuciados para negar a los autores de la diversidad imaginativa.
En las Universidades conspiró la ideología y los mesías salvadores de reivindicaciones sociales, políticas y económicas fueron los que originaron una insostenible violencia en las entrañas del país.
En las que participó el estudiantado, las fuerzas armadas, el Estado y un sector campesino ajeno e ignorante al pensamiento europeo a quienes encañonaron frases y fragmentos expeditos de “sabiduría”: proletarios del mundo uníos.
Lo triste y paradójico es que en esos países donde se escribió el Capital, la segunda biblia contaminante de mentalidades, jamás se garantizó una revolución transformadora de sus principales ejes ideológicos,
Engels, Marx, Hegel, Kant, y otros más.
Más bien fueron los que abrieron camino con su estudio a las multinacionales un siglo después.
Las añoranzas seductoras persisten todavía, pero mucho menos que la fabricada en los coliseos de Roma ante la ferocidad del papado y las monarquías salvajes sedientas de robo y de latente discriminación a sus esclavos en las colonias de ayer y de hoy.
Es un hecho incuestionable que el robo dio el impulso en que se desarrollaría la modernidad del capitalismo que lo sustenta en un período agresivo y desafortunado para toda la población mundial: el cambio climático.
Esta consecuencia está trayendo algo sorprendente en los tiempos modernos, el cambio de mentalidad.
En el seno de esa abominable ideología bancaria los poquísimos hombres de consciencia sea demócrata o republicano, comprenden y alertan que ya no es posible seguir con la necedad del superhombre, con el saqueo petrolero, con operaciones y demostraciones militares de escarmiento.
Que toda la potencia militar o económica de un país es terminable y finito. Que cualquier muro no es otra cosa que el muro de la mediocridad mental.
Si quieres creer en Dios primero cree en la naturaleza. Ella nos ha creado como una novela de principio a fin.
El mestizo arrogante es porfiado e incoherente en su postura y presume de su inteligencia elitista y excluyente. Sin lugar a dudas es un bellaco de oficio, una mentalidad áspera en el entendimiento; no por incapacidad, sino, por pedantería.
Se proyecta como prostituta judicial para subyugar y arraigar su mentalidad mal formada y repugnante con la que actúa con metodología de terrorista cultural y reaccionaria. Vargas Llosa, hoy, premio nobel.
 
Entre la 1ª y 2ª guerra mundial la máquina materialista y amante de las victorias tramposas hecha a su semajanza organizó intervenciones militares en los países antiimperialistas de América latina. Destaca de esta manera el infierno cerebral de los que gobiernan en Washington.
Masacres y deforestación de la raza desde Méjico hasta la fría Patagonia fue incisiva, a la que ahora tratan de saquear la abundancia de oro que alberga en sus glaciares.
Nada puede quedar intacto con los monstruos desesperados de riquezas ajenas.
Fue muy fácil recurrir al asfixiante criterio de los estudios sociológicos de esta expresión: todas las sangres.
Pero en el país del ciudadano Kent no guarda un vínculo de acogida en ese territorio depravado, creador de muros raciales y de salones donde recetan sanciones a diestra y siniestra para desestabilizar economías y políticas mundiales.
Así han gobernado el subdesarrollo hasta nues-tros días con el mandato y el predominio de la esquizofrenia imperial a través de sus testaferros.
Estos hijos de Dios han creado la religión del asesino en cada región del continente. Es la verdadera religión aniquiladora que hasta las computadoras votan en las urnas del crimen. Lo que tardará en resolverse este lío.
Si analizamos el efecto y criterio del vocablo racista notaremos una connotación antropológica de claustrofobia universitaria entre perturbados e irresponsables con su origen en territorio nacional. Peña Nieto, Martín Vizcarra, Santos Calderón.
Ni los que aclaman por todas las sangres están convencidos de su certeza. El fenómeno es complejo y seguirá siendo racial en el largo recorrido. Quien trate de engañarse es porque vive una estratagema psicológica de conciencia y primacía.
Cualquier trato social con otras razas es afín con la educación y a la solidaridad de la masa social, pero, sin incurrir en la prepotencia verbal o física.
<>Quien observa piensa y analiza.
La mujer europea es cerebral y afiebrada en su comportamiento sexual; es milimétrica con sus perturbaciones sentimentales, limitando el desarrollo pro-creativo con los seres de otras áreas raciales.
En este siglo confuso las gentes permanecen contradictorias a las explicaciones oportunistas de la televisión.
El tema la raza es el potaje de cualidades y valores incesante del programa.
En un país que fue mayoría racial y autóctona, hoy está desmerecida por los pilatos que defendían el encuentro de las razas. Esta herencia hispánica que siempre fue discriminatoria ahora la desplazan en el campo del deporte.
Los seres valen por lo que ganan, esto se ve claramente en el fútbol y asumen una posición de clase más privilegiada en la sociedad. Todas las razas viven un des-orden ecuménico, sobre todo, en Estados Unidos, Australia, Canadá y Europa.
Negros e hispanos en el país de la Coca Cola viven sentenciados a las ambigüedades de los presidentes capitalistas. Los mantienen a raya y sujetos al trabajo de esclavitud y cuando manifiestan su disconformidad son agredidos; esto hace que se involucren en el mundo de las drogas.
Seamos justos con la política, la cultura y el deporte. En una selección deportiva como el fútbol debe primar la mayoría racial, pues nadie se siente discapacitado.
Hay que exigir lealtad a nuestro pueblo y a nuestras raíces.<>
Joomla template by Joomlashine.com