Artículos

USA: Los huracanes del futuro serán más fuertes y más lentos

 

(Por Beatriz de Vera)

Servindi, 28 de mayo de 2018.- La temporada de huracanes del año pasado dejó pérdidas de 215.000 millones de dólares, colocándose como la más costosa registrada. Pixabay. Un equipo de científicos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) elaboró un análisis de cómo cambiarían 22 huracanes recientes si se formaran hacia fines de este siglo.
Con más personas y negocios reubicados cerca de las costas, la influencia potencial del cambio climático en los huracanes tiene implicaciones significativas para la seguridad pública y la economía.
La temporada de huracanes del año pasado, por ejemplo, causó pérdidas estimadas en 215.000 millones de dólares, colocándose como la más costosa registrada.
Para saber cómo afectarán en el largo plazo estas tormentas, un equipo de científicos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) ha elaborado un análisis detallado de cómo cambiarían 22 huracanes recientes si se formaran hacia fines de este siglo.
Si bien la transformación de cada tormenta sería única, en general, estos se volverían un poco más fuertes, un poco más lentos y mucho más húmedos.
Por ejemplo, el huracán Ike, que mató a más de 100 personas en 2008, podría tener vientos un 13% más fuertes, así como ser un 17% más lento y un 34% más húmedo, si se formara en un clima más cálido en el futuro.
Otras tormentas podrían volverse un poco más débiles (como el huracán Ernesto) o moverse un poco más rápido (como el huracán Gustav). Pero en ninguno de los casos, serán más secos.
La tasa de lluvia de las tormentas futuras simuladas en el estudio, publicado en el Journal of Climate, aumentó una media de 24%.
La temporada de huracanes del año pasado dejó pérdidas de 215.000 millones de dólares, colocándose como la más costosa registrada.
Se han comparado simulaciones por ordenador de alta resolución de más de 20 tormentas atlánticas históricas con un segundo conjunto de simulaciones idénticas, salvo porque el clima en el que se forman es más caliente y húmedo, consistente con el resultado promedio de las proyecciones científicas para el final de este siglo.
La mayoría de los modelos climáticos, que generalmente se ejecutan a escala global durante décadas o siglos, no se realizan con una resolución lo suficientemente alta como para ver los huracanes.
Y por otro lado, los modelos meteorológicos suelen ejecutarse con una resolución lo suficientemente alta como para representar con precisión los huracanes, pero generalmente no se usan para simular cambios climáticos a largo plazo debido al alto costo de los recursos computacionales.
Para el trabajo actual, los investigadores usaron un nuevo conjunto de datos masivo creado en NCAR ejecutando el modelo de Pronóstico e Investigación Meteorológica (WRF) a alta resolución (cuatro kilómetros) sobre los Estados Unidos contiguos más de dos 13 años.
Las simulaciones tomaron aproximadamente un año para ejecutarse en el Centro de Supercomputación NCAR-Wyoming en Cheyenne (EE.UU.).
El primer conjunto de ejecuciones del modelo simula el clima a medida que se desarrollaba entre 2000-2013 y el segundo simula los mismos patrones climáticos, pero en un clima que es aproximadamente 5ºC más caliente: la cantidad de calentamiento esperada al final de siglo si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan sin disminuir.
Los científicos crearon un algoritmo para detectar y rastrear huracanes dentro de la gran cantidad de datos. Identificaron 22 tormentas que aparecen con pistas muy similares en las simulaciones históricas y futuras, lo que les permite ser comparadas más fácilmente.
En global, las tormentas en la simulación futura tuvieron un 6% más de velocidad de viento máxima por hora promedio que en el pasado. También se movían a una velocidad un 9% más lenta y tenían una tasa de lluvia máxima promedio por hora un 24% más alta.
El radio promedio de la tormenta no cambió. Si bien el estudio arroja luz sobre cómo se vería una tormenta en particular en un clima más cálido, los investigadores reconocen que no proporciona una idea de cómo afectará el calentamiento global a la génesis de la tormenta:
Los huracanes analizados en este estudio se formaron fuera de la región simulada, e ingresaron como tormentas completamente formadas.
Otra investigación ha sugerido que se pueden formar menos tormentas en el futuro debido al aumento de la estabilidad atmosférica o una mayor cizalladura del viento de alto nivel, aunque las tormentas que sí se forman tienden a ser más fuertes.
<>Fuente: N+1: https://nmas1.org/news/2018/05/22/huracanes-futuro-ciencia-tecnolo
https://www.servindi.org/actualidad-noticias/23/05/2018/los-huracanes-del-futuro-seran-mas-fuertes-y-mas-lentos <>

 

Joomla template by Joomlashine.com