Recibido de Javier Arjona, 2 de junio.- Horrorizada por las masacres y genocidios que Israel está perpetrando sobre el pueblo palestino, con la complicidad de Estados Unidos y otros países y la pasividad de la comunidad internacional y la ONU… Ejército israelí asesina a una paramédica e hiere a 100 palestinos, incluidos 40 con fuego vivo, en Gaza.
El Ministerio de Salud dijo que los soldados recurrieron al uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes palestinos, que participaron en la Marcha del Gran Retorno y marcharon por romper el asedio israelí en curso en la Franja de Gaza.
El Dr. Ashraf al-Qedra, vocero del Ministerio de Salud en Gaza, declaró que Razan al-Najjar, de 21 años, fue asesinada por el ejército israelí cuando los militares atacaron a cinco médicos que brindaban tratamiento a palestinos heridos en el "campo de regreso" al este de Khan Younis en la parte sur de la Franja de Gaza.
Agregó que los soldados también hirieron a más de 100 palestinos, incluidos 40 con fuego real, mientras que el resto sufrió varios cortes y hematomas, además de los efectos de la inhalación de gases lacrimógenos.
Razan, que vestía chaleco médico blanco claramente marcado, se encontraba a por lo menos 100 metros de la cerca fronteriza del este cuando recibió disparos mientras proporcionaba ayuda a palestinos heridos y trataba de evacuarlos a la clínica de campo.
Antes de su lesión, Razan logró prestar ayuda a muchos palestinos heridos, incluido un anciano que sufrió los efectos de la inhalación de gases lacrimógenos.
Razan murió cuando un francotirador israelí le disparó en la espalda y la bala atravesó su corazón.
La Dra. Rasha Abdul-Rahman Qdeih dijo que estaba con Razan cuando intentaban ayudar a los palestinos heridos, pero que cinco jeeps del ejército se acercaron a la valla, antes de que dos soldados salieran de uno de los vehículos y les apuntaran con los visores de francotiradores.
"Grité a mis colegas para que se pusieran a cubierto y permanezcan alerta", dijo, "los soldados dispararon varias balas, y algunos minutos después, logramos evacuar a los heridos, antes de que los soldados comenzaran a disparar bombas de gas".
"Pero luego, los soldados nos dispararon varias balas explosivas; uno de ellos golpeó a Razan y la mató, y otra bala alcanzó a un médico, identificado como Rami Abu Jazar, en su muslo, además de metralla en su muslo izquierdo, brazo y pierna, mientras que otro médico, Mahmoud Abdul-'Aati, estaba herido por la metralla ", agregó la Dra. Rasha.
Razan es la segunda paramédica en ser asesinada por los disparos del ejército israelí desde el 30 de marzo, después de que los soldados mataran a Mousa Jaber Abu Hassanein, de 36 años, quien recibió un disparo el 14 de mayo, con un chaleco médico claramente marcado.
Los soldados también hirieron a 223 médicos, incluidos 29 que recibieron disparos con fuego real o que fueron atacados directamente con bombas de gas de alta velocidad.
El Dr. Mustafa Barghouthi, jefe de la Sociedad Palestina de Socorro Médico (PMRS), dijo que Razan era voluntaria del PMRS, y murió luego de que los soldados dispararon municiones reales en una clínica a cientos de metros de la cerca fronteriza.
El Dr. Barghouthi dijo que el asesinato de la voluntaria paramédica es otro crimen cometido por Israel contra civiles inocentes, incluidos médicos y periodistas, y agregó que los equipos médicos continuarán sus tareas humanitarias a pesar de las violaciones israelíes y la escalada constante.
La muerte de Razan hace que el número de palestinos muertos por disparos del ejército israelí desde el comienzo de La Gran Marcha del Retorno , el 30 de marzo, sea de 119, mientras que más de 13.400 han resultado heridos, incluidos 330 que sufrieron heridas que ponen en peligro la vida.<>