Sol de Paz Pachakuti, 14 de mayo.- Hasta el momento se reportan al menos 41 asesinados y 2.000 heridos por disparos de las fuerzas de ocupación ilegal israelí. La fecha emblemática de la Nakba, 15 de mayo, queda ensangrentada de nuevo, con una nueva provocación generada por Trump al vulnerar el derecho internacional y trasladar la embajada desde Tel Aviv a Jerusalén.

 

Para el estado sionista ello supone una fiesta. Para la comunidad internacional una vuelta de tuerca más a la tragedia de la ilegal ocupación de Palestina.
Los jóvenes asesinados, están entre 14 y 26 años, y el servicio de emergencias de la Media Luna Roja confirmó que la mayoría resultaron heridos de bala y el resto por metralla procedente de disparos, inhalación de gases, golpes y contusiones.
La Asamblea por la Paz trasladará al Consejo Local de Solidaridad de nuevo la propuesta de pronunciamiento colectivo ante la nueva masacre, exigiendo el Derecho al Retorno que marca la ONU desde su Resolución 194: artículo 11:
"Resuelve que debe permitirse a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, que lo hagan así lo antes posible, y que deberán pagarse indemnizaciones a título de compensación por los bienes de los que decidan no regresar a sus hogares.
Y por todo bien perdido o dañado cuando, en virtud de los principios del derecho internacional o por razones de equidad, esta pérdida o este daño deba ser reparado por los Gobiernos o autoridades responsables."
Y la Resolución 181/11 de 1947 que concretaba la partición de Palestina en dos Estados: uno árabe palestino y otro judío; internacionalizándose Jerusalén y quedando ubicada dentro del Estado Palestino. Solo que dicho Estado palestino 70 años después no ha podido establecerse, y la ONU ha quedado bloqueada por la fuerza militar del ocupante.
Específicamente la Resolución 303, de 1949, determinaba que la ciudad de Jerusalén se establecería como un cuerpo separado bajo el régimen internacional especial y sería administrada por Naciones Unidas. El presidente de EEUU se ha cargado ese mandato de la ONU y ha puesto una nueva mecha al polvorín de Oriente Medio con esta provocación brutal.
La decisión de Israel de usurpar oficialmente a los palestinos Jerusalén Este, abriendo la sede de la Embajada USA, en el barrio de Arnona, la zona más alta de la ciudad, supone un duro golpe al pueblo palestino , que ya ha perdido el 78% de su territorio, robado por el ocupante.
La inauguración de la Embajada de EEUU en Jerusalén ha coincidido con las protestas de la Gran Marcha del Retorno, que comenzaron el pasado 30 de marzo en la verja fronteriza y que se ha saldado, hasta ahora, con casi 100 palestinos asesinados y más de 10.000 heridos .
Esa masiva movilización, que exige el fin del apartheid y la devolución de la Palestina ocupada, se ha celebrado durante siete viernes consecutivos y está previsto que concluya mañana, 15 de mayo, día que el pueblo palestino conmemora “LA NAKBA” (La Catástrofe).
Lo que hace referencia a los sucesos ocurridos en 1948, cuando más de 750.000 palestinos fueron expulsados a la fuerza de las tierras que ocupaban desde hacía siglos sus antepasados.
Siero, como concejo comprometido con los DDHH, debe "dar la cara" también en sus instituciones.
Un año después de que el alcalde fuera a Israel de manera unilateral a establecer "alianzas tecnológicas", que están sustentadas en la ocupación ilegal y la vulneración masiva de los derechos elementales,
SIERO debe establecer con claridad su rechazo a la limpieza étnica y al apartheid en los territorios palestinos ocupados con brutalidad y con efecto de exterminio sobre su pueblo.>