• Mas6.jpg
  • Despi12.jpg
  • Lasco45.jpg
  • Confi17.jpg
  • Go6a.jpg
  • 18a2.jpg
  • Mexi7.jpg
  • Lare33.jpg
  • Cond3a.jpg
  • Ela15.jpg
  • Lahi1.jpg
  • Hace11a.jpg
  • Lasco41.jpg
  • Cond3b.jpg
  • His1a.jpg
  • Ana17a.jpeg
  • Elsis2b.jpg
  • Ava12.jpg
  • Hoy5b.jpeg
  • Libe12.jpg

 

(Por Francesc Ortega)*

SinPermiso 17 de marzo.- El día 8 de marzo fue elegido expresamente. Después de estar 5 años con el convenio colectivo congelado y ante unas negociaciones donde todas las ofertas de la patronal suponen significativos retrocesos en materia de derechos, las plantillas, mayoritariamente femeninas del sector de la limpieza de edificios y locales de Cataluña, han decidido abrir un calendario de movilizaciones para forzar un desbloqueo en positivo de las negociaciones.
Un primer día de huelga hecha coincidir con la del 8 de Marzo, precisamente para denunciar que la notable feminización es el problema primigenio de este sector laboral, jornadas de una o dos horas, para "poder compaginar" con las tareas domésticas, limitación salarial que entiende la nómina de la limpiadora como un complemento al sueldo del marido, el desprecio a una tarea "sencillita a la que ya están acostumbradas"... es la visión general que desde siempre han mostrado las patronales.
La realidad es mucho más terca: tareas repetitivas, incremento de la carga de trabajo, sueldos de miseria, invisibilización de las trabajadoras que a menudo comparten espacios con profesionales liberales, funcionarios, etc.
Además de bajos salarios, apenas cobran 1.000 euros brutos con jornadas de 40 horas, que en percepción neta oscilan alrededor de 900 euros, el problema se agrava con la competencia desleal entre empresas.
Se han acostumbrado a hacer ofertas temerarias para ganar concursos públicos a cualquier precio, reventando el presupuesto de las contrataciones de los servicios, o con la aparición de nuevas empresas que irrumpen en el sector sin solvencia contrastada, viabilidad o capacidad de gestión.
En esta época de recortes, las administraciones públicas (ayuntamientos, consejerías y ministerios, comisarías, hospitales y centros educativos públicos, aeropuertos, etc.) no se han preocupado nunca en investigar y censurar, preocupadas simplemente en el ahorro económico, conceden los servicios a las empresas más baratas, sin preocuparse de las consecuencias:
Reducciones de plantillas, incremento de la carga de trabajo, falta de material, etc. En los últimos años las bajas por enfermedades derivadas del trabajo como tendinitis, dolor del túnel carpiano, crisis de ansiedad, angustia, se han incrementado notablemente.
La responsabilidad subsidiaria de las administraciones queda finalmente al descubierto: los pliegos de condiciones requieren cláusulas éticas y compromisos por parte de las empresas de una correcta gestión de los recursos humanos.
La intención de los representantes empresariales es una progresiva desregularización del sector, empezando por los salarios, eliminando el plus de antigüedad que establece un incremento consolidado de un 4% del salario base cada cuatrienio, un concepto que sirve para adecentar mínimamente la nómina.
Eliminar las garantías de las trabajadoras en el momento de la subrogación (un proceso que regula el cambio de empresa en un cliente concreto quedándose las trabajadoras con la nueva empresa), vinculadas siempre al centro de trabajo en lugar de la empresa de limpieza de turno.
Desregularizar eso significaría que las plantillas tendrían que reclamar frente a las empresas en caso de reclamación de incumplimiento, en vez de la situación actual, en la que son las empresas las obligadas a litigar entre ellas en caso de incumplimiento de la subrogación.
Los salarios llevan congelados desde el 2015 y la patronal propone desvincular los aumentos salariales del IPC y aplicar un 1,3% para el 2018, 1,4% para el 2019, 1,5% para el 2020 y el 1,6% para el 2021 y una única paga de 40 euros en concepto de atrasos para el 2017, siempre y cuando se acepte la progresiva congelación del plus antigüedad antes citado.
Son propuestas a todas luces inasumibles y chocan con las propuestas de los sindicatos, que van en sentido totalmente opuesto: subidas del 1,6% para el 2017, del 2% para el 2018, del 2,5% para los 2019 y 2020.
Las patronales confían en la desorganización del sector, en la espada de Damocles que la precariedad económica coloca sobre las trabajadoras a la hora de decidir si van a la huelga, para mantenerse firme en sus propuestas de congelar los salarios y en la eliminación progresiva del plus de antigüedad.
La huelga de limpiadoras realizada el 8 de Marzo se unió a la marea feminista y le sirvió para tomar impulso. Hubo una participación muy amplia y huelga masiva en los principales hospitales públicos y centros educativos, además de una amplísima presencia en las calles durante toda la jornada.
Especialmente visible fue su presencia en las manifestaciones exigiendo de forma explícita la descongelación de las negociaciones.
En el caso de Girona, con una manifestación masiva como en el resto del Estado y en un clima alegre pero que no podía ocultar la decisión de las manifestantes, que compaginaban las consignas feministas habituales, con gritos en defensa de la dignidad de las limpiadoras y de la negociación del convenio.
Alrededor de una cuarta parte eran limpiadoras suponiendo un importante toque de atención a las patronales, que tendrán que enfrentarse a una mesa negociadora reforzada y dispuesta a presentar batalla.
Si las próximas reuniones no prosperan, quedan convocadas jornadas de huelga para los días 3 y 4 de abril, 14 y 15 de mayo y finalmente una huelga indefinida que queda como último recurso.
Por parte de unas plantillas que históricamente ha alcanzado todos sus derechos a base de pelear -recordemos las huelgas del sector a 90 en todo el Estado - sorprendiendo a quienes, fruto de los prejuicios, infravaloran la capacidad de movilización de estas mujeres.
* Francesc Ortega. Responsable de elecciones sindicales, Federación de Construcción y Servicios. CCOO-comarcas gironines.
<>Fuente: www.sinpermiso.info, 17 de marzo 2018.
http://www.sinpermiso.info/textos/catalunya-las-mujeres-de-la-limpieza-tambien-fueron-a-la-huelga-el-8-de-marzo <>