• Pre10b.jpg
  • Cam7b.jpg
  • Eldi5.jpg
  • Cons4a.jpg
  • Mex4b.jpg
  • Confi17.jpg
  • Sedu1.jpg
  • Nohay17b.jpg
  • Enla3.jpg
  • Def5.jpg
  • Lasam16.jpg
  • Mil17.jpg
  • Confi7.jpg
  • Cons4b.jpeg
  • Xok4a.jpg
  • Hace11b.jpg
  • Esce4.jpg
  • Pol20.jpg
  • Eje12.jpg
  • Mex4c.jpg

(Por Juan Carlos Cruz Vargas)

Cobro de remesas en Chiapas. Foto: Janet Schwartz
Proceso, Ciudad de México, 1 de marzo (apro).- Las remesas iniciaron el año con el pie derecho, luego de que en enero estos flujos de dinero sumaron 2 mil 216 millones de dólares, lo que representa un alza de 7.5% respecto del mismo mes del año pasado, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).
Luego que en 2017 el dinero que enviaron los más de 11 millones de mexicanos radicados en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, anotaron un año récord, durante el primer mes de este 2018 las remesas se vieron favorecidas por la baja de la tasa de desempleo en el vecino país del norte.
Según el análisis de BBVA Research, durante todo 2017 la desocupación se redujo de manera constante, pasando de 4.8% en enero a niveles de 4.1% a partir de octubre pasado, nivel que se ha mantenido hasta enero de 2018.
De hecho, estimaciones de BBVA Research prevén un crecimiento positivo acumulado del flujo de remesas para el resto de 2018, sin embargo, este aumento dependerá de la dinámica del Producto Interno Bruto (PIB) de la Unión Americana, que se estima será de 2.6%.
Es decir, 0.3 puntos porcentuales mayor al de 2017, y también de las decisiones de política monetaria que tome la Reserva Federal (Fed) estadunidense, que podrían contraer el consumo en ese país.
Pese al panorama alentador para estos flujos de recursos, la mala noticia es que en términos reales el flujo de remesas retrocedió 9.5% respecto de enero de 2017, señaló BBVA Research.
Dicha situación ya se presentó en algunos meses del segundo semestre de 2017 derivado del crecimiento del nivel de precios en la economía mexicana y al comportamiento del tipo de cambio que no ha superado los 20 pesos por dólar en promedio desde febrero de 2017.
Con todo y lo anterior, las remesas continúan siendo una de las principales fuentes de divisas del país, junto con los recursos provenientes de la Inversión Extranjera Directa (IED) y los flujos derivados del turismo.
No obstante, las remesas inciden directamente en la economía, pues la mayoría de los recursos son ocupados por las familias mexicanas para el consumo, la construcción y diferentes gastos de los hogares como vivienda, transporte y alimentos entre otros.
Las principales entidades receptoras de remesas en el país se ubican en la región tradicional de migración y en la centro-sur.
En 2017 los estados que más recursos recibieron por este concepto fueron Michoacán (2 mil 915 millones de dólares), Jalisco (2 mil 797 millones), Guanajuato (2 mil 559 millones), Estado de México (mil 680) y Puebla (con mil 558 millones de dólares).
http://www.proceso.com.mx/524522/remesas-remontan-cuesta-de-enero-para-sumar-2-mil-216-mdd-un-alza-de-7-5 <>