• Nues2.jpg
  • Li10.jpg
  • Despi12.jpg
  • Mas6.jpg
  • Eje12.jpg
  • Entre12.jpeg
  • Lab15.jpg
  • Confi17.jpg
  • Ava13.jpg
  • Desta7.jpg
  • Ul1.jpg
  • Lib12.jpg
  • Lare35.jpg
  • 5de3b.jpg
  • Cri7.jpg
  • Lae15.jpg
  • Lasco43.jpg
  • Alto5.jpg
  • Lasam16.jpg
  • Ar14.png

(Por Luisa Bermúdez. SEGUNDO ENFOQUE)

Recibido de María Victoria Eraso, corresponsal de Prensa Indígena. 18 de febrero.- La situación incluso pone en riesgo la salud de habitantes de todas las edades. Los pueblos originarios del Chaco en el Alto Paraguay están anegados a causa de las inundaciones producidas por las lluvias.
El sendero que llega hasta las entidades de Machete Vaina, Castilla, Km 39 y Km 40 está colapsado. El paso de madera que utilizan para cruzar un cauce está en muy mal estado desde hace décadas.
Los pueblos originarios de esta zona están en estado de abandono.
El estado de abandono que sufren estos poblados no es nueva, ningún ente gubernamental ha sido capaz de resolver la situación de los nativos de la etnia Maskoy.
La misma está ubicada en el distrito de Puerto Casado, Departamento de Alto Paraguay.
Cerca de 400 familias se encuentran aisladas. A diario tienen que cruzar la vía inundada a pie; las mujeres se sumergen en el agua con sus hijos en brazos para salir en busca del alimento diario.
Los nativos van a la ciudad todos los días para ofrecer sus servicios domésticos, venden remedios yuyos, escobas de karanda´y (Palma),pantallas artesanales y realizan changas.
Hace décadas que los azota este problema
Los nativos Maskoy conviven con este problema desde hace décadas y nunca tuvieron una solución determinante.
Asimismo, señalaron que recibieron promesas de políticos en campaña, pero la solución nunca llega a concretarse.
Una caminería de madera que lleva hasta la comunidad Machete Vainaestá en estado deplorable. En estos días es imposible transitar por la zona.
La situación incluso pone en riesgo la salud de personas de todas las edades.
Al respecto el obispo del Chaco, Gabriel Escobar, lamentó que los mandatarios quieran sumergir cada vez más en la miseria a la población para que sigan mendigando.
Se refirió además a la falta de vías alternas para salir de esta área; hacia la zona de Ñu Apuá, donde cerca de 140 estudiantes no tienen posibilidad de llegar a la escuela.
Una situación similar atraviesa la localidad de Bahía Negra. Tiene los caminos destrozados.<>