Prensa Indigena Inicio

  • As14a.jpg
  • Vida7b.jpg
  • Vio12.jpeg
  • Win16.jpg
  • Rech1.png
  • El7-4b.jpg
  • Tan5.png
  • Cons2b.jpg
  • Nad9.jpg
  • Elgo11.jpg
  • Viol7.jpg
  • Otro4a.jpg
  • Pre2.jpg
  • Vida7c.jpg
  • Muje6b.jpg
  • Dec14.jpg
  • Unri2a.jpg
  • Proh19.jpeg
  • Es12a.jpg
  • Doce12.jpg

Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. Bruselas, 15 de febrero.- OIDHACO, red de 36 organizaciones de ámbito europeo e internacional y las organizaciones internacionales firmantes, rechazamos los hechos violentos ocurridos después del 9 de enero de 2018, fecha que marcó el final del cese al fuego entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno colombiano.
Solicitamos que las partes adopten de manera urgente medidas para desescalar el conflicto y eviten acciones militares que pongan en riesgo a la población civil.
Pedimos asimismo que retomen los diálogos y declaren un nuevo cese al fuego bilateral nacional para estabilizar el proceso de negociación de paz.
Es imprescindible recordar que durante la tregua de cien días -entre el 1 de octubre de 2017 y el 9 de enero 2018- se redujeron drásticamente los actos de violencia en el conflicto entre el Gobierno y el ELN.
Sin embargo, desde el fin del cese al fuego ha aumentado de forma considerable el riesgo humanitario para la población civil en varias zonas del país.
En este contexto y con el recrudecimiento de la violencia, se han producido decenas de incidentes y desplazamientos forzados.
A esta situación debe sumarse la alta tasa de asesinatos de líderes y lideresas sociales y comunitarios y de personas defensoras de los Derechos Humanos. Solo en el primer mes del 2018 han sido asesinadas al menos 23 líderes y lideresas sociales, según datos de Indepaz.
Por todos estos motivos y frente a la situación de alta vulnerabilidad en la que se encuentra gran parte de la sociedad colombiana, solicitamos a las partes:
<>Avances urgentes en la declaración de un nuevo cese al fuego bilateral nacional.
>Regresar a la mesa de negociación y retomar los diálogos de paz según la agenda acordada, dando prioridad a la definición de la participación de la sociedad civil en el proceso.
>Que se acojan y tomen en cuenta las propuestas entregadas por las organizaciones de la sociedad civil a la mesa de negociaciones
>Al Gobierno colombiano, que participe de forma propositiva y proactiva en el diálogo y evidencie su compromiso con los procesos de paz a través del cumplimiento de lo acordado con las FARC-EP y de avances concretos en la protección de líderes sociales y personas defensoras de los Derechos Humanos.
>Al ELN, que cese todas las acciones bélicas incluyendo secuestros, asesinatos, confinamientos, siembra de minas y reclutamiento forzado de menores. Que se comprometa de manera efectiva a trabajar en el desescalamiento del conflicto y el diálogo constructivo para la paz.
>A la comunidad internacional, y particularmente a la Unión Europea y sus Estados miembros, que exprese de forma decidida su apoyo y acompañamiento al proceso de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN.
Para más información, contácten con Miguel Choza Fernández, Coordinador Oidhaco. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Tel.+32 2 5361913.
http://www.oidhaco.org/?art=2245&lang=es <>