(Por José Diez.8 de febrero de 2018)

En el mundo de los miserables se encuentran
los genios. Son únicos y son abominables.
Los Juegos Olímpicos es un regalo de 50 naciones
explotados sin control. Un Estadio cuesta
100 millones.

 

Las monarquías se organizaron con una genialidad
asombrosa que todos creyeron ¡Puf!
¡¡ELLOS NO GOBIERNAN!!
Lo que pasa es que: no hacen ruido, ssssh! Mientras
llenan las arcas a borbotones.
Cristianos y musulmanes entraron en la era
del salvajismo a través de la religión, la política,
el tráfico de drogas, la infiel economía de los
insurgentes o paramilitares, y el sadismo criminal
en versión Al Qaeda y los Cárteles de la droga.
Mucha plata papá. Mucho crudo vendió los Emiratos
Árabes, Catar, Koewait, Irak, Irán, Argelia, Venezuela,
Brasil, USA (que tiene fondeado las reservas
millonarias de crudo) Rusia, Nigeria y tantos más,
y surgió la cruda división en los poderes de la OPEC
y anti OPEC.
El Cerebro olímpico de USA es la guerra.
Los grandes dopajes de los campeones en serie
son europeos y sus satélites.
Si no es canadiense es australiano.
Si no es estadounidense es británico.
Si no es holandés, alemán o francés, es portugués,
español o italiano.
En Europa nació la religión que exportó hace
520 años y embruteció las colonias con santa babosa
de Lima, la virgen de guadalupe, la virgen de los
sicarios, fray- santo martín de porres. Con título
y subtítulo.
Los traficantes brotaron con los milagros de Calabria,
Nápoles, Sicilia; en la ciudad de Chicago con
LA COSA NOSTRA.
¡Escucha! Detrás del papado hay un monopolio
de empresas internacionales que comen comida
rápida y engordan hasta alcanzar un peso de 380
kilos. Si son mundiales ya imaginas.
Según los Shakespeares de la sádica comunidad
militar, el armamento masivo Es disuasión, Es control,
Es injerencia por el control del mercado, Es toda
la hipocresía diplomática, Es dopaje de los secretarios
de Estado. Son los servicios secretos al servicio
de los drones de la Moncloa y la robótica moderna
para no perderlos de vista.
Es toda la mierda junta, amontonada desde
la segunda guerra mundial.
Todos los reyes tienen la cara más dura que una
cortina de hierro, donde guardan los secretos
en su CAJA DE PANDORA.
¡Viva el rey! ¡Viva Cristo rey! ¡Vivan los reyes
de la MAFIA, los raseros de la historia!
Pasa el tiempo y todos los fatales acontecimientos,
las grandes tragedias, se hace una cosa habitual
y normal.
Así piensa Pepe Diez, aquel viejo poeta, integrante
de Hora Zero.<>