Artículos

Argentina: El plan oligárquico para destruir la Argentina

(Por Norma Estela Ferreyra)

Barómetro Latinoamericano, 6 de febrero.- Winston Churchill en Yalta en el año 1945, expresó: "No dejemos que la Argentina sea una potencia, arrastrará tras de sí a toda América Latina. La estrategia es debilitar y corromper por dentro a la Argentina. Destruir sus industrias, sus fuerzas armadas, fomentar divisiones internas apoyando a bandos de derecha e izquierda, atacar su cultura en todos los medios, imponer dirigentes políticos que respondan a nuestro Imperio.
Esto se logrará, gracias a la apatía del pueblo y a una democracia controlable donde sus representantes levantarán sus manos en masa en servir su misión. Hay que humillar a la Argentina".
Testigos mapuches que vieron llevarse a Santiago Maldonado por la Gendarmería y hoy el gobierno los procesa por falso testimonio
Y cómo se logra destruir a Argentina? Con el apoyo de los “representantes controlables” del pueblo argentino. De allí la máxima ”QUE SA VAYAN TODOS...”, que fue cantada en todas las calles del país en Diciembre de 2001 y que surgió, espontáneamente, de un pueblo cansado de gobiernos entregadores de la patria.
En Latinoamérica, la intervención de procesos democráticos por medio de “golpes militares”, fueron moldeando el consciente general, para desistir de renovar fuerzas de acción, para establecer democracias fuertes, dentro del continente
Ya en el siglo XX, Argentina marcó el camino, con muchos principios y derechos democráticos que fueron reveladores para el resto de la región, que en algunos países hermanos no pudieron implementar todavía, en las puertas del siglo XXI.
Hablamos de logros de nuestra democracia, también en lo técnico, como ser pioneros en la fusión nuclear, la aviación a propulsión por turbinas, etc.
Esto debía ser detenido, había que frenar el desarrollo de Argentina y consecuentemente, de la región, como el caso de Honduras, Paraguay, Brasil, etc. tal como se frenó en 1864 el pujante desarrollo de Paraguay, con la Guerra de la Triple Alianza, donde nuestro presidente Mitre participó, bajo influencias inglesas.
Fue así, como los poderosos países ganadores de la Segunda Guerra Mundial, en cierta manera se aliaron, para que por medio del sistema de representantes políticos que deberían generar la legislación y ejecución de Plan de desarrollo estratégico como país, son los que, contrariamente, apoyaron nuestra división y estancamiento en el proceso de avance en nuestras condiciones sociales, cívicas y de desarrollo tecnológico.
Podemos observar, que cada vez que podemos iniciar un plan estratégico, al tiempo es desmembrado, en los mismos pasillos de los edificios en los que nacieron.
Lo vimos en 1955 con el derrocamiento de Perón y luego, en el de Illia, en el golpe de Estado, que derrocó a Isabel Perón, en la caída de Alfonsín, por estrategias creadas artificialmente de hiperinflación.
Actualmente, vemos el impagable endeudamiento creado por nuestro actual presidente, que produjo la destrucción del empleo, de la industria, de la educación, de la salud, de la ciencia, etc.
También lo podemos ver con el complejo de soberanía satelital “ARSAT” (2017), que luego de generar un desarrollo propio de un sistema de satélites argentinos, hasta el punto de que todo el proceso de ponerlos en órbita, lo podíamos lograr en nuestro suelo.
También sabemos que en el proyecto Arsat 3, ya hay indicios que el gobierno, venderá el 51% de las acciones del mismo. Un gobierno que se entrega a los Poderes de siempre, que siguen los consejos de Churchill, que cité al inicio.
Pues bien, todo esto debería cambiar… debemos modificar nuestras malas costumbres y ver qué es lo que discutimos, si proyectos de ley y desarrollo o candidatos.
Uno de los puntos a modificar es, precisamente, que debemos dejar de discutir por los candidatos, que nos proponen los partidos políticos, porque sabemos que son manipulados desde adentro y afuera, según los propósitos que tengan estos poderes mafiosos internacionales, que con diversas estrategias, derrocan a los gobiernos latinoamericanos, que favorecen a los intereses de la patria.
Ahora lo hacen a través de los mismos poderes que forman parte del gobierno, especialmente, el Poder Judicial, que se ha convertido en una amenaza para todos los ciudadanos, inclusive, para presionar a legisladores y otros jueces de la oposición y sembrar el miedo, hasta destruir las Instituciones de la república, que hoy están en manos de Sectas, que hacen costosos retiros espirituales en mansiones, para ese fin.
Un gobierno que se burla de los legisladores, con decretos de necesidad y urgencia, donde decide modificar leyes, algo que corresponde al Congreso.
O que sale a reprimir, como en las épocas del proceso, que él ignora, como asimismo, lo que sucede con Milagro Sala, una inconcebible presa política y que además, niega lo sucedido con la muerte de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel y compra armas a Israel para reprimir las protestas callejeras pacíficas.
Un gobierno que quiere exterminar a los Mapuches, que enjuicia por falso testimonio a los testigos de Santiago Maldonado para amedrentarlos y por si fuera poco, se apodera de territorios en el Norte, ocupadas desde hace muchos años por ciudadanos a quienes les pertenecen, todo lo cual fue denunciado en el programa ADN de Tomás Méndez en C5N.
Un presidente indiferente, ante el hundimiento del submarino Ara San Juan, que no va a aparecer, porque se encuentra en zona de Islas Malvinas, ocupada por los Ingleses y con la firme presunción de haber sido atacado por ellos.
Hay que empezar a discutir sobre procesos de desarrollo de nuestras leyes y proyectos generales como país, esos logros con el tiempo nos vuelven más fuertes, soberanos y esas son las cosas que nos unirán, como nación.
También debemos modificar los procesos de legislación y ejecución de nuestros derechos y deberes. Las herramientas para esto son las siguientes, la POLITICA en ASAMBLEAS y los PLEBISCITOS CIUDADANOS, sin trabas.
El traspaso de la legislación de manos del Congreso a manos de una ASAMBLEA CIUDADANA, haciendo que el proceso de legislación sea transparente, rápido y espejo de toda la sociedad.
La Asamblea nacional, debe estar compuesta por ciudadanos que deberán preparar propuestas para ser puestas en consideración por el pueblo argentino en un Plebiscito nacional, cuatrimestral.
Estos asambleístas no se postulan, son elegidos por el azar, por sorteo, utilizando los números de documento de identidad, por un año y sin posibilidades de volver a sortearse.
El proceso es sencillo, se sortean 4 números que forman un numero de cuatro dígitos según el orden con el que salieron, de este número, se deduce la cantidad de postulantes a la asamblea nacional en la actualidad entre unos 120 000 a 200 000 argentinos.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://barometrolatinoamericano.blogspot.mx/2018/02/el-plan-oligarquico-para-destruir-la.html <>

 

Joomla template by Joomlashine.com