(Por Noé Zavaleta)

La escena del crimen en la carretera Córdoba-Potrero. Foto: Especial.
Xalapa, Ver., 19 de enero (apro).- Con seis ejecuciones arrancó el tercer fin de semana del año en la entidad, un 2018 que se ha tornado muy violento en esta región del Golfo de México, con medio centenar de ejecuciones en menos de 20 días.
En Amatlán de los Reyes, cuatro personas del sexo masculino fueron ejecutadas en el interior de una vivienda ubicada a un costado de la carretera Córdoba-Potrero, en la zona centro montañosa de Veracruz.
Los hechos ocurrieron antes del mediodía, cuando sujetos armados penetraron al interior de una vivienda y abrieron fuego en contra de varias personas.
Policías estatales, Fuerza Civil y personal castrense arribaron al lugar de la masacre para acordonar el área en espera de Servicios Periciales y del Forense.
La casa se encuentra fuertemente custodiada y en el interior se aprecian dos camionetas de lujo.
Se desconoce, por el hermetismo de las autoridades, si hay más personas que se encuentren heridas.
En Agua Dulce, al interior del rancho “El Armadillo”, en la colonia Díaz Ordaz, fue localizado esta mañana el cadáver de un menor de edad de apenas 13 años.
Otro menor de 17 años también fue agredido con arma de fuego, pero herido logró escapar de sus victimarios y logró llegar a un hospital de la localidad.
También en el sur de la entidad, en la carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, dos personas fueron baleadas durante la madrugada de este viernes en la gasolinera ubicada en el tramo carretero conocido como Las Matas.
Una de ellas perdió la vida en el lugar de los hechos y el otro, gravemente herido, se debate entre la vida y la muerte.
Las víctimas fueron sorprendidas en el estacionamiento de una tienda de conveniencia cuando sujetos desconocidos les dispararon en varias ocasiones.
Ayer también se presentaron diversas ejecuciones en distintos puntos de la entidad. Así, un hombre fue privado de la vida en Atzalan, otro en Ángel R. Cabada, una mujer en Jesús Carranza, y otro privado de la vida en Pánuco, y dos hombres más en Cosoleacaque.
El arranque del 2018 significó una crisis en materia de seguridad para el gobierno de Veracruz, luego de que en los primeros 12 días del año una docena cabezas con cuerpos desmembrados fueron dejados en vehículos abandonados. Estos homicidios fueron atribuidos al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).
El sábado por la noche una célula delincuencial Z-35 reapareció en la capital del estado dejando nueve cuerpos desmembrados en el interior de una minivan en el fraccionamiento residencial de El Tejar, en la capital del estado.
El dolor de cabeza del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares en sus primeros 13 meses de gobierno ha sido la seguridad –rubro que en campaña el propio Yunes prometió apaciguar en seis meses–.
Luego de que estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) confirman que se han cometido 2 mil 414 homicidios dolosos –en declaraciones del mandatario, 70% de ellos se trata de sicarios del crimen organizado y trabajadores de la delincuencia– y 178 secuestros.
Esta plataforma de la Secretaría de Gobernación (Segob) también da cuenta de 20 mil 787 robos; de éstos, destacan 2 mil 708 robos con violencia de vehículos y 247 robos con violencia a casa habitación en el periodo diciembre de 2016 a noviembre pasado, sin contar aquellas víctimas que optan por no poner denuncia por amenazas o desconfianza en las autoridades.
http://www.proceso.com.mx/519163/fin-de-semana-arranca-con-seis-ejecutados-en-veracruz-entre-ellos-un-menor-de-13-anos <>