Prensa Indigena Inicio

  • Viola12.png
  • Sin6.png
  • Ses16.jpg
  • Elgr16.jpg
  • Comu5.png
  • Nue8.jpg
  • Proh19.jpeg
  • Unmes1a.jpg
  • Paga9.jpg
  • Unri2b.jpg
  • Comun15b.jpg
  • Cinco22.jpg
  • Consu12.jpg
  • Cons2a.jpg
  • Cinco20.jpg
  • Deti19.jpg
  • Ale9b.jpg
  • Debe16.jpeg
  • Man11.jpg
  • Vida7c.jpg

(Por Aurora Harrison)

Recibido de El Zenzontle, Acapulco, Guerrero, 15 de enero.- Dicen opositores a La Parota de lo sucedido en La Concepción. En una reunión, campesinos que fueron detenidos ese día del enfrentamiento y luego liberados, dan su testimonio a reporteros y representantes del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan sobre los hechos durante el desarme a los policías comunitarios.
Los agentes del estado fueron los que dispararon, "decían vamos a acabar con todo" y sembraron evidencias, señalan. Exigen la liberación de las 25 personas que siguen detenidas, entre ellas el vocero Marco Antonio Suástegui Muñoz.
Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a La Parota (Cecop) denunciaron que durante el desarme de la Policía Comunitaria, el domingo pasado en La Concepción, la Policía del Estado cometió "una masacre" y sembró evidencias.
Ayer en una reunión donde se presentaron testimonios a reporteros y representantes del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan sobre los hechos ocurridos a las 11:30 de la mañana, éstos demandaron al gobierno la liberación de las 25 personas que siguen detenidas, entre ellas el vocero del Cecop, Marco Antonio Suástegui Muñoz, y el esclarecimiento de los hechos violentos que dejaron 11 muertos.
De los testimonios sobre los hechos ocurridos el pasado domingo en el poblado de La Concepción, se encuentra el de un campesino que fue uno de los 38 detenidos y luego liberado, quien dijo que los policías dispararon sin importar que en el lugar había niños y señoras, y aseguró que los comunitarios no hicieron disparos.
Acompañados por unas 20 personas de los poblados de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, los vecinos que dieron su testimonio en la reunión en la comunidad de Amatillo, pidieron que se esclarezca los hechos violentos.
Un campesino declaró que "fue un atentado al Cecop, no se vale que nos hayan atacado de esa forma, lo que vivimos fue una masacre del gobierno estatal, fue la Policía Estatal la que disparó, nada de la Policía Comunitaria, no culpo a los ministeriales, no culpo a los militares, fue la estatal, porque fue el gobierno del estado".
Condenó "el golpe del estado, porque nos iban a abatir", incluso comparó que iba pasar como lo de Ayotzinapa, que a los estudiantes "los tiraban y les daban el tiro de gracia".
Señaló que los policías estatales llegaron "pero no dijeron hay una orden de que entregue las armas"; es por eso que exigen que se llegue al esclarecimiento de la persona "que dio la orden de matar, porque dieron orden de matar, no de desarme".
"Se metieron con la organización, no nada más con la Comunitaria, iban a matar a gente del Cecop, y ellos decían vamos a acabar con todo, pedimos justicia a los tres niveles de gobierno, culpamos más al estatal", puntualizó el campesino, al tiempo que preguntó "cuál es el delito? ¿defender las tierras, el agua, es delito?".
Agregó que la petición es que se valoren los pueblos, "no que se valore al gobernador, no a su gente matona, mandó gente matona para que nos maten, somos seres humanos y pedimos a los derechos humanos que investiguen, que hagan bien el esclarecimiento y del compañero Marco exigimos su liberación".
Recordó que el pasado domingo, cuando se suscitaron los hechos, llegó a la comandancia de la Policía Comunitaria y había varios retenes. lo pararon soldados, policías de la Gendarmería y le hicieron preguntas ¿Dónde iba y por qué llevaba machete? "que no podía pasar".
"Soy un luchador social del Cecop, les dije, mi machete es mi defensa y me dejaron pasar", pero luego lo detuvo la Gendarmería y le hicieron las mismas preguntas de a dónde se dirigía, del machete, que no podía pasar y que debía tener permiso para usarlo.
Agregó: "no se vale que el gobierno venga a hacer una maldad aquí, ya iban golpeando gente, se metieron a Aguacaliente, a Amatillo, iba abriendo puerta el gobierno, no tenían porqué agredir a gente pacífica, si había pasado algo ellos debieron ir a La Concepción, no a los pueblos".
Dijo que cuando llegó a la comandancia había un diálogo del vocero del Cecop con el comandante de la Ministerial:
"Le estaba enseñando fotos de las personas detenidas, gente que estaba armada con cuernos de chivo, llevaban orden de matar a Marcos, fue detenido con droga, ellos están culpando al compañero de la droga y es mentira".
Reprochó que el gobierno no considere entre los muertos a los tres policías comunitarios que fueron abatidos por policías, "eso no lo está metiendo, a los comunitarios muertos, está metiendo nada más a favor de aquellos, no se vale que el gobierno esté apoyando a esos delincuentes porque el comisario es delincuente, metió gente armada".
"El Cecop está defendiendo las tierras, no somos delincuentes, la mera verdad lo que viví fue una masacre, empezaron los disparos, cuando vi que el comandante llegaron los estatales y pensé hay diálogo.
Pero empezaron a agarrar a los compañeros y cuando vi que agarraron a todos porque les estaban quitando las armas, la Policía Comunitaria no tiró, no escuché balazo de escopeta, ellos tiraron la Policía estatal", insistió.
Denunció que los policías le decían: "tírense o los matamos, yo tenía un machete que no quería soltar, pero me llegaron por atrás, me encañonaron y me hicieron que me sentara debajo de una galera porque esa persona nos dijo: si no se tira lo matamos".
"Yo esperaba el tiro de gracia porque ellos decían vamos a acabar con todo, ellos decían los vamos a matar, me quedé calmado, revisaron mi mochila donde llevaba un resorte y una garrafa de agua. El helicóptero del gobierno sobrevolaba, fue el gobierno que tiró.
Nunca como están diciendo que había droga, ellos mismos le metieron el dedo a las armas para que se escuchara disparo de escopeta, el gobierno está diciendo mentiras, nunca hubo agresiones de las policías, eso es mentira".
<>Ponen armas para que haya delito.
Otro campesino, que fue detenido y luego liberado, dijo que cuando lo detuvieron lo subieron a una patrulla de la Policía del Estado, donde iban otros, tres en cada lado, otro encimado y "nos llevaron no sé sí a la Fiscalía, porque iba tirado".
Dijo que lo liberaron "aquí en El Coloso, donde me pusieron que yo tenía un rifle 22, con 10 tiros en la recámara más 20 en la bolsa, 364 gramos de mariguana y yo no fumo ninguna clase de tabaco ni tomo alcohol del 90, no he tomado ninguna gota" .
Recordó que su libertad se debe a que abogados de Derechos Humanos "abogaron por nosotros, ahí tengo el papel donde me liberaron el miércoles a las 12 del día porque nosotros no tenemos culpa de eso".
Aseguró que él no traía nada: "nada más que así se lo ponen para cargarle más delitos, hay muchos que no llevamos ni machete y como quiera nos pusieron arma".
Indicó que una vez que estaban detenidos algunos policías dijeron "que la habían regado, que el gobernador ya había hablado que no quería que nos golpearan para nada, que no nos tocaron, nos avisó en la noche cuando estábamos todos juntos, los 38".
Recordó que al otro día, después de que lo dejaron en libertad, fue a su terreno a regar las plantas de jitomates y es que dijo que el domingo pasado acudió a la comandancia para "ver qué había pasado en La Concepción" y lo detuvieron, "me tiraron donde había otros 20, ahí me fueron a botar, de ahí cuando nos levantaron nos subieron a la camioneta".
<>Hay presencia de policías de la UPOEG.
Otro de los pobladores, que estaba cerca a la comandancia de la Policía Comunitaria, contó que en las comunidades hay policías estatales, ministeriales y de la UPOEG, "aquí está el camino libre porque ellos han retomado la conquista, sin temor se meten porque antes la comunitaria daba seguridad".
Agregó que hay temor de los habitantes de los Bienes Comunales porque los hechos están recientes, "se vivió un drama muy espantoso".
"Todo estaba armado ya, esa fue la historia que se vivió, un terror fuerte porque llegaron tirando a lo que sea, a los que se resistían a dar el machete o el arma", señaló.
Los policías, dijo, "llegaron agresivos sobre los policías comunitarios y los que andaban ahí porque algunos se resistían, los golpearon, le quitaron todo lo que traían, no hubo explicación, simplemente llegaron".
Recordó que las "agresiones se suscitaban desde antes, la fiesta fue como un momento clave para poder ir directamente porque llegaron hasta la comandancia, y obviamente tuvieron que responder porque no había otra manera, si no responde la policía matan a todos, las policías llegaron desde la madrugada".
Del asesinato de los tres policías comunitarios, respondió que "esa nos las vi, los que estábamos ahí, civiles, no tuvimos la oportunidad, simplemente escuchamos los disparos, una balacera y después nos dimos cuenta de que habían matado a comunitarios".
Otro de los testimonios, un campesino que simpatiza con el Cecop, indicó que "todos pensamos que fue una trampa para que nos agarraran en dos juegos, cuando ya estaban allá comenzaron a desarmar, el primer policía fue un chamaco de La Concepción que corrió, cuando ya iba un tramo le tiraron y ahí empezó la balacera tan horrible que se oía, los desarmaron y los golpearon, a un comunitario lo agarraron y lo arrastraron".
Dijo que es "mentira" que la Policía Comunitaria empezara la balacera: "la comunitaria está en paz, no quiere violencia, son los que llegan, yo mero se los dije, si algo pasa ustedes son culpables porque vienen a áreas que no les corresponden. Nosotros no andamos peleado con comuneros, menos con el gobierno, no peleamos".
"Esa masacre que fueron a hacer con la gente del campo, gente campesina, donde llevaron muchos sustos, niños, mujeres, hasta la vez se sienten extraños con esa balacera que hubo, a cuantos campesinos, porqué no van con los delincuentes", dijo.
Los pobladores pidieron la liberación de los 25 que siguen detenidos, entre ellos el vocero del Cecop, Marco Antonio Suástegui, y su hermano Vicente.<>