Artículos

Perú: Fujimori y otras impunidades malditas

(Por Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena)

Pola de Siero, España, 2 de Enero.– Soliviantaba el final de año el indulto pactado para Fujimori en Perú, (con otro expresidente preso, Humala, acusado de corrupción Odebrecht, y otro huído a EE UU, Toledo, pese a la orden de captura dictada por supuesto soborno Odebrecht de 20 millones, donde "comparte" protección yanqui con otros expresidentes como el "Goni" boliviano, acusado de genocidio en la guerra del gas, o Martinelli, de Panamá, o Mahuad, de Ecuador).
Y con la maniobra final del actual PPK para intercambiar con la familia del dictador y asesino confeso su mantenimiento en el palacio presidencial, pese a su señalamiento y medio aceptación de corrupción Odebrecht.
Pero el año ha aportado otros millones de impunidades, pactadas con las tramas asesinas más fornidas, en todos los países con guerras vigentes, y en otros donde la guerra contra los pobres nunca ha dejado de atacar integridades, cuerpos, mentes y derechos elementales.
Nos han hablado algo más de las que marcan récord: asesinatos de ambientalistas, con porcentaje mayor de indígenas, ejemplificada en Berta Cáceres, que aunque ocurría en el año anterior, ha tenido repercusiones, movilizaciones, premios y nuevos golpes en el 2017.
Asesinatos de periodistas, con México a la cabeza de los éxitos para acabar con quienes tratan de informar, pese a la concentración y reconcentración de las empresas que dominaban antes y dominan aún más ahora, el tejemaneje de las noticias.
Y en general, con el anonimato habitual, o con la efímera cita de poco más de un día, están los asesinatos de líderes sociales, "intermedios", los supuestamente llamados a completar liderazgos comunitarios, a poner voz a los reclamos contra los extractivismos depredadores, de la tierra, los territorios y la defensa digna de la mamá Tierra.
De entre esos miles, los que en Colombia se habían creído que la avariciosa oligarquía iba a dejar una tregua, por pequeña que fuera, a su eterna guerra sucia, de sicarios contratados, de bloques paramilitares, que por ser para-miliares, precisan para su mantenimiento de la alianza militar y política, del mirar para otro lado internacional, y de la aquiescencia de la casa presidencial.

Así que el 2018 se presenta... mal, por las impunidades malditas que han salido fortalecidas, y harán falta muchas más rebeldías, mayores resistencias y articulaciones entre sectores y pueblos, muchos menos diversionismos y más concentración de energías comunitarias…
Para confrontar y enfrentar esa herramienta antihumana del terror, de la instigación a repetir horrores, de la inmunidad de los poderosos, basura de la humanidad cosmetizada con muchos millones de beneficencias y arreglos de camuflaje florido para seguir destruyendo esperanzas populares. ¿Cierto?
http://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/29538/fujimori-otras-impunidades-malditas.html <>

 

Joomla template by Joomlashine.com