Prensa Indigena Inicio

  • Sin6.png
  • Nad9.jpg
  • Lavento14a.jpg
  • Ayu15a.jpg
  • Otro4a.jpg
  • Ref15.jpg
  • Laven153.jpg
  • Ni10.jpg
  • As14a.jpg
  • Mex19.jpeg
  • Lave5b.jpg
  • Tira9.png
  • Oto19.jpeg
  • Cer6a.jpg
  • Pro1.jpg
  • Plan6.jpg
  • Dia9.jpeg
  • Amlo11.jpg
  • Marc15.jpeg
  • Cae11.jpeg

Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. 25 de noviembre.- Que este 25 de noviembre sea nuevamente un grito por nosotras y las otras, por las millones de mujeres que habitamos y hacemos de nuestra tierra, territorio de lucha y resistencia.
Que sea una oportunidad para hacer memoria viva a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, que enfrentaron valientemente la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana, siendo asesinadas el 25 de noviembre de 1960.
Rescatemos de nuestra historia colectiva, que fuimos nosotras en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en Bogotá en 1981, quienes decidimos conmemorar esta fecha en honor a las Mariposas, como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres.
Que nuestra rabia e indignación se escuchen en una sola voz, la voz potente de las excluidas, las empobrecidas, las violadas, las asesinadas, las silenciadas, las voces poderosas de las lesbianas, las transexuales, las diversas, las ateas, las creyentes, que nuestra voz de campesina, indígena, negra, gitana, migrante, trabajadora se escuche en todos los confines de esta Madre Tierra lacerada y mancillada.
Que gritemos con nuestra tierra madre contra el extractivismo ladrón, el consumo inconsciente, el monocultivo desértico y todas las formas de explotación y dominación que nos impiden vivir dignamente.
Volemos juntas mujeres, amigas, compañeras, camaradas, cómplices; abramos nuestras alas en manada, porque no estamos solas, porque cada día nos hacemos más fuertes con cada lucha, resistencia y avance, hermanándonos, acercándonos la una a la otra, rompiendo la rivalidad impuesta por el patriarcado y el capitalismo y reconociéndonos vecinas, compañeras y amigas unidas en una sola voz que dice ¡Basta!,
Que dice Ni una menos Ni una Más.
Que dice Yo te Creo Hermana.
Que dice Ni la tierra ni nuestros cuerpos son territorio de conquista.
Que grita porque Vivas nos queremos.
Que exige educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir.
Que exige igual salario para igual trabajo, maternidades y paternidades conscientes, porque estamos convencidas que la revolución será feminista o no será.
Este 25 de noviembre, salgamos a la calle, copemos las plazas, gritemos en cada rincón del planeta
que estamos juntas.
Que somos millones y cada día somos más las que ponemos el corazón, el cuerpo, la mente y todo nuestro ser para hacer de nuestra Matria Grande el lugar del amor, la paz, la soberanía, el respeto, la democracia.
Que no descansaremos hasta destruir el patriarcado, el colonialismo, el racismo y el capitalismo.
LA TIERRA VA A SER TODA FEMINISTA<>