Recibido de Javier Arjona, corresponsal de Prensa Indígena. Bariloche, 26 de noviembre.- El asesinato de Rafael Nahuel encendió el enojo de un grupo de mujeres de la comunidad mapuche. Hubo protestas en Parques Nacionales y se vivieron momentos de tensión en la Catedral.
Una mapuche le recrimina a efectivos por la muerte de un compañero. La confirmación de la muerte de Rafael Nahuel (27), integrante de la comunidad mapuche, provocó el enojo de un grupo de mujeres que se movilizó por el centro de la ciudad.
Tras una espera de dos horas en la puerta del hospital Ramón Carrillo, decidieron ir hasta la iglesia Catedral en señal de protesta.
La abogada Natalia Araya, en representación de la comunidad mapuche, intentó llegar hasta el punto de conflicto en Villa Mascardi pero el corte de ruta que impuso el juez federal Gustavo Villanueva se lo impidió.
Araya dijo que presentará un recurso de Habeas Corpus para “garantizar la seguridad de la gente que está en la calle”.
Explicó que intentarán obtener más información acerca del número de detenidos tras el procedimiento que culminó en asesinato y el estado de salud de las otras dos personas que acusaron heridas de bala.
La sede de Parques Nacionales fue el primer punto de reclamo. (Chino Leiva).
La espera de más de dos horas en la guardia del Ramón Carrillo solo trajo más interrogantes en una tarde en la que la Justicia Federal se mantuvo en un estricto hermetismo.
En ese lugar se anoticiaron el crimen del joven en el mismo predio que ocupó la lof Lafken Winkul Mapu.
Luego de analizar un corte de ruta en un “lugar estratégico” de la ciudad, pasadas las 19 un grupo se apartó y emprendió una caminata hasta el Centro Cívico.
Desde allí se dirigieron hasta las puertas de la intendencia de Parques Nacionales y quemaron varios tachos de basura en la calle San Martín.
Bastaron unos instantes para que los efectivos de la Policía rionegrina se apostaran frente al edificio y las manifestantes se dispersaran. La llegada de los bomberos terminó por aplacar los ánimo en esa zona.
Las mujeres le pidieron al sacerdote que las acompañe a reconocer al joven que murió esta tarde. (Chino Leiva)
El grupo de mujeres mapuches, acompañadas de integrantes de organizaciones sociales, continuó movilizándose hasta llegar a la Catedral.
Allí irrumpieron pidiendo justicia a viva voz durante una celebración religiosa. Ni siquiera la intervención de un sacerdote logró calmar los ánimos.
Las distintas organizaciones llamaron a concentrarse y mantener guardias en el Ramón Carrillo y en la dependencia de la Policía Federal.<>